Nuevo Clase S, la Supernova de Mercedes Benz

    134

    Mercedes ha mostrado en el Salón de Shangai la evolución lógica de su buque insígnia, el Clase S. Un modelo con la última tecnología, mayor sofisticación y elementos de seguridad, pero con la esencia de siempre de la marca de la estrella.

    Nuevos motores, tecnología plug in hybrid con mayor autonomía, elementos de asistencia a la conducción autónoma, un equipamiento de serie sencillamente espectacular, son entre otros los principales argumentos de presentación de un modelo que va mucho más allá de un simple restyling.

    Regresa la sigla 560, V8 como en generaciones pasadas, pero ahora biturbo, como el S500 al que sustituye, y baja los consumos a la vez que aumenta ligeramente la potencia hasta los 469 CV

    El más potente de los V8 será el AMG S63 4Matic+, que sustituye el motor 5,5 litros biturbo por un 4.0 biturbo, con una  potencia de 612 CV. Incorpora el cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9 y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos.

    La gama estará coronada por el V12 biturbo que equipará a la más lujosa variante Mercedes-Maybach y al S 65 de AMG, con los mismos 630 CV de su antecesor.

    Más adelante llegará la nueva familia de motores de seis cilindros en línea de gasolina, denominada internamente M 256.

     

    La electrificación más intensa de la gama será el PHEV, que aumentará la capacidad de la batería hasta 13,3 kWh para poder ofrecer 50 km de autonomía eléctrica, con un cargador a bordo de 7,2 kW para reducir el tiempo de recarga.

    En los Diesel, motores más potentes con 286 CV y 340 CV en los denominados S 350 d y S 400 d (ambos con sistema 4Matic)

    En el aspecto de la conducción autónoma, el nuevo Clase S será capaz de detener de forma automática el vehículo si el conductor deja sin control el volante durante varios segundos y no responde a ninguna de las señales de advertencia que el propio coche enviará previamente.

    El Mercedes Clase S puede cambiar de carril automáticamente para adelantar si el conductor pone el intermitente, con sus radares y cámaras verifica cuándo es posible la maniobra y la realiza.  Con ayuda de la navegación, si llevamos el control de crucero activo reducirá la velocidad al acercarnos a una curva y reacelerará a la salida, “levantará el pie” al acercarse a una rotonda o ante un Stop.

    En unas semanas Mercedes abrirá el periodo de peticiones para un modelo que podría llegar a nuestro mercado el próximo mes de Julio y para el que por el momento no hay precios de venta estimados.