Nuevo Porsche 911: seguro, tecnológico y más potente

    87

    992 ha sido hasta ahora el código interno con el que se conocía al nuevo Porsche 911 que ha sido presentado en la jornada previa al Salón del Automóvil de Los Ángeles, donde promete ser una de las estrellas. La ciudad norteamericana ha sido la elegida para su puesta de largo, pues no en vano Estados Unidos representa un tercio de las ventas totales de este coche.

    Tras un total de siete generaciones llenas de éxito, el Porsche 911 sigue siendo un claro icono manteniendo su esencia a lo largo de 55 años.

    Muchas novedades dentro y fuera

    El nuevo 911 es 45 milímetros más ancho en el eje delantero que la anterior generación, y los pasos de rueda son ahora más anchos para poder alojar las llantas de 20 pulgadas delante y de 21 detrás

    Otra novedad en el exterior son los tiradores de las puertas que están enrasados, y que se despliegan para poder abrir.

    Quizás donde más diferencias observamos es en el interior, con dos pantallas totalmente configurables para proporcionar toda la información al conductor.

    La era digital ha llegado directamente al nuevo 911 que sólo conserva el cuenta revoluciones de tipo analógico y situado cómo de costumbre en posición central en el cuadro de instrumentación.

    La pantalla central del PCM crece ahora  hasta las 10,9 pulgadas y por debajo de ella hay cinco botones de acabado vintage para el acceso directo a las funciones más importantes del vehículo. Entre los elementos de serie del PCM se incluyen la navegación online, basada en datos de inteligencia artificial en enjambre, y el Porsche Connect Plus.

    Máxima conectividad

    El nuevo 911 incorpora la última tecnología de la marca así cómo nuevas aplicaciones de gran ayuda para el conductor.

    “Porsche Impact”. Es un calculador de emisiones que da la posibilidad al propietario de elegir proyectos medioambientales para invertir en ellos, después de calcular la contribución económica que correspondería pagar para compensar la huella de CO2 que ha generado el uso de su coche.

    “Porsche 360+”, es cómo un asistente personal de estilo de vida que está disponible las 24 horas del día para ayudarnos con cualquier búsqueda que nos pueda ser útil en nuestro día a día.

    “Porsche Road Trip” se encarga de la planificación, organización y seguimiento de rutas especiales que queramos realizar, con sus recomendaciones exclusivas de hoteles, restaurantes y puntos de interés en el recorrido, entre otras cosas.

    Tecnológico y muy seguro

    El conocido motor bóxer turbo de seis cilindros aumenta ahora su potencia en 30 caballos con la llegada de la nueva generación del 911. Las dos primeras versiones que se comercializarán serán el Carrera S y el Carrera 4S,  que ofrecen una potencia de 450 caballos.

    Los planes de Porsche para el 911 a medio plazo (unos cinco años) también incluyen la llegada a la gama de una versión híbrida enchufable, aunque por el momento no se descarta que puedan sorprendernos mucho antes con la aparición de este modelo.

    El 911 destaca por los nuevos sistemas de seguridad, cómo el modo de conducción Wet desarrollado por Porsche, que viene de serie en todas las versiones. Esta función detecta si hay agua en la carretera y alerta al conductor. De inmediato se adaptan el ABS, el control de tracción y el de estabilidad a las nuevas condiciones climatológicas.

    Nuevos son asimismo el sistema de aviso y asistencia de frenado de serie, que detecta el riesgo de colisión con objetos en movimiento e inicia una frenada de emergencia si es necesario, y la opción del Asistente de Visión Nocturna con cámara de imagen térmica.

    Las primeras unidades estarán disponibles la próxima primavera 2019 en nuestro mercado. El precio del Carrera S será de 138.105 euros, mientras que el Carrera 4S costará 147.065 euros, ambos equipados con la caja de cambios de doble embrague y ocho marchas.

    A lo largo del 2019 llegarán nuevas versiones del 911, en concreto las “Cabriolet” y una “Carrera” de carácter básico que podría contar con una caja de cambios de tipo manual, para engrosar la gama de una octava generación del 911 que mantiene su carácter personal pero que ha dado un paso adelante y seguro en la era digital.