Inicio F1 Desastre para Ferrari en el GP de Japón. Gana Hamilton

Desastre para Ferrari en el GP de Japón. Gana Hamilton

84

 

En un Suzuka con visibles claros en las gradas se iba a vivir un nuevo asalto al título de 2017. Con Lewis Hamilton en la pole y Sebastian Vettel en segunda posición, tras la penalización a Valtteri Bottas, se preveía nunca gran lucha.

En la salida, dio la impresión que media parrilla se había adelantado al semáforo pero no fue así. En dos curvas se vio que Carlos Sainz se había salido de pista, viéndose obligado a abandonar. En la horquilla, Max Verstappen adelantó a Vettel y se vio que el alemán de Ferrari no tenía suficiente potencia. Al quedar Sainz en una posición comprometida, el Coche de Seguridad (SC) se vio obligado a salir. Vettel era sexto en ese momento.

En la reanudación, en la vuelta 4, fue fácil apreciar que el Ferrari del alemán no iba bien, el equipo le pidió volver al box y ahí se produjo el golpe de teatro, con su abandono y la pérdida -casi- del título de este año.

En el caso de Kimi Räikkönen, la cosa no iba mucho mejor, ya que una ligera salida en Spoon, en la primera vuelta, le dejó en la zona baja del top 10. En la vuelta 6, era noveno. Así las cosas, Hamilton lideraba por delante de Verstappen, Esteban Ocon, Daniel Ricciardo y Bottas. Un par de buenas vueltas de Hamilton le dieron casi dos a segundos sobre Verstappen.

Durante la vuelta 8, Marcus Ericsson se fue recto antes del puente quedándose empotrado contra las protecciones y se desplegó el SC virtual. Stoffel Vandoorne aprovechó para cambiar gomas. Al final de la vuelta 10, se desactivó el VSC y Ricciardo superó a Ocon al final de la recta de meta. Al galo también se vio superado por Bottas.

Cinco giros después, la situación era más clara para Hamilton, al tener casi 4 segundos de ventaja sobre Verstappen y siete sobre Ricciardo. Kimi ya era séptimo y Fernando Alonso decimocuarto.

Las diferencias en el top 5, de varios segundos entre pilotos (5, 8, 3, 6) provocó la entrada en una fase bastante soporífera de la carrera. La única novedad reseñable fue la llegada al sexto puesto de Räikkönen al dar cuenta de Checo Pérez. En la vuelta 20, Ocon inauguró los cambios de gomas, seguido por Verstappen en la 21, quien ha estado a punto de perder la posición con Räikkönen.

Y en la 22, Hamilton ha reaccionado a la maniobra del holandés de Red Bull. Parecía que los de Milton Keynes podrían dividir la táctica con dos paradas para Max y una para el australiano, pero en la vuelta 25, Ricciardo ha montado un nuevo juego de neumáticos. Al final nadie de los pilotos punteros fue a dos paradas.

Al no parar Bottas y quedarse Hamilton detrás, Verstappen se acercó peligrosamente al inglés. Cuando estuvo a menos de un segundo, Valtteri se dejó pasar e hizo de tapón sobre el Red Bull. El finlandés entró en la vuelta 30 con la satisfacción de haber permitido que Hamilton cogiese un buen par de segundos sobre el monoplaza número 33.

Nueva fase sin apenas incidencias en cabeza, con Hamilton, Verstappen, Ricciardo, Bottas y Räikkönen en el top 5. Por detrás, hubo una interesante lucha por las últimas plazas del top 10 entre los Haas de Kevin Magnussen y Romain Grosjean y el Renault de Nico Hulkenberg. Tras un intento fallido de adelantamiento de éste último al danés, el DRS del Renault se quedó abierto y al no poder arreglarlo a golpes en boxes, Hulk se vio obligado a abandonar.

Un poco más allá, en la vuelta 43, Magnussen hizo la maniobra del GP al tirarse por el interior a Felipe Massa por la octava posición. Ambos se tocaron levemente aunque sin consecuencias e, incluso, Grosjean se le ha colado al paulista.

En las últimas diez vueltas, Bottas aumentó el ritmo tratando de llegar al podio, recortando dos segundos en apenas dos giros. En la vuelta 47, Lance Stroll se salió en la primera ese del circuito y por poco no se lo llevó puesto uno de los Red Bull. El motivo fue el pinchazo en la goma delantera derecha, que le obligó a irse recto. Éste fue el primer retiro del canadiense en trece pruebas.

Con el VSC desplegado, Ricciardo cogió algo de aire con respecto a Bottas. A tres vueltas del final, cuando se reanudó la prueba, la diferencia entre ambos era de 1,931 segundos. El finlandés sacó todo lo posible al Mercedes, pero el australiano se hizo fuerte, aprovechando las visibles mejoras del chasis y el motor del Red Bull. Por delante, Hamilton se encontró a Alonso y Massa, luchando ambos por la décima posición.

En la horquilla, Alonso dejó pasar al inglés pero no al neerlandés, por lo que fue investigado. Massa no lo hizo mucho mejor, aunque fue superado rápidamente.

Una vez sin doblados de por medio, Hamilton acabó cruzando primero la victoria, seguido por Versatappen, Ricciardo, Bottas y Räikkönen.

El top 10 lo completaron Ocon, Checo Pérez, Magnussen, Grosjean y Massa. Alonso fue finalmente undécimo. Así las cosas, Hamilton abre un hueco considerable con Vettel en la general.

Hamilton tiene ahora 306 puntos, Vettel 247 y Bottas 234. Ricciardo se afianza en la cuarta plaza con 192 y Kimi tiene ahora 148.

Del 20 al 22 de octubre se disputará el Gran Premio de Las Américas, en Austin. De ganar Hamilton, con Vettel no más allá del sexto, se decidiría el título en favor del inglés de Mercedes.