Inicio F1 F1, México: Verstappen gana, Hamilton pentacampéon

F1, México: Verstappen gana, Hamilton pentacampéon

87

Con un clima más seco y más calor, la estrategia ideal de los equipos con las gomas Pirelli sería de dos paradas – un relevo con ultrablandas de 9 vueltas, y dos de 31 con las súper blandas – , aunque según los italianos una parada era posible – ultrablandas durante unas 15-18 vueltas y luego súperblandas hasta el final-.

En las redes sociales casi se hicieron apuestas sobre cuándo empezarían las hostilidades entre Daniel Ricciardo y Max Versatappen, pero lo cierto es que en la salida el que salíó bien fue Hamilton, quien tomó el liderato momentáneamente, yendo en paralelo a Max, pero éste fue más hábil y se situó en cabeza en la curva 1. Ricciardo, faltó de tracción, era tercero con Sebastian Vettel cuarto y Valtteri Bottas quinto.

Verstappen sacaba 8 décimas a Hamilton en la primera vuelta, mientras Ricciardo estaba a más de dos segundos. Más atrás, Carlos Sainz era séptimo y Fernando Alonso duodécimo. Las distancias fueron abriéndose con cierta rápidez, ya que en la vuelta 3, Verstappen ya estaba dos segundos por delante del futuro pentacampéon de mundo. En la vuelta 4, Fernando Alonso se vio obligado a retirarse, muy probablemente a causa de los desperfectos en su monoplaza, tras llevarse por delante un trozo del Force India de Esteban Ocon.

Aunque a priori, el coche del asturiano estaba bien, el equipo le ordenó parar para no dañar más la máquina, y su ingeniero le dijo que se lo “explicaría más tarde”. Por ello se desplegó el Coche de Seguridad Virtual (VSC) durante menos de una vuelta. Hacia el octavo giro, Hamilton alertó que las gomas parecían “bastante frágiles” al tener graining en el morro. En ese mismo giro, Verstappen marcó la vuelta rápida, quedándose a más de dos segundos y medio de Hamilton.

En la vuelta 10, Ricciardo se acercaba peligrosamente a Hamilton, animado por los problemas de gomas del Mercedes. Un giro después, los de Brackley metían al #44 para cambiarle las gomas en 2.3 segundos a súperblandas. Bottas también entró, replicando la operación. El inglés volvió quinto y el finlandès octavo. Ricciardo entró en la vuelta 12, pero no puedo hacerle el undercut a Hamilton.

Al término de la vuelta 13, Verstappen cambió ruedas, por lo que los Ferrari se quedaban en cabeza con Vettel y Kimi. El #7 no le duró mucho al neerlandés, mientras que Vettel aseguró por radio poder quedarse en pista “tanto como podamos. Aún falta mucho para el final”. Cuando Hamilton llegó a Kimi, éste le taponó lo justo para permitir que Ricciardo se pase al alerón del británico, durante la vuelta 16. Al principio de la 17, tanto Hamilton como Ricciardo superaron al último campeón del mundo con Ferrari, quien entró a boxes y dejó a Versatappen con siete segundos sobre el #44.

Vettel, cuarto, se acercaba poco a poco a Ricciardo. Éste mantenía un ritmo similar al de Hamilton. Y el inglés iba perdiendo distancia con respecto a Verstappen, consciente de que esta no era su lucha. Tras varias vueltas de relativa calma, Vettel estaba a punto de entrar en el DRS de Ricciardo, mientras que el de Perth volvía a recibir un mensaje de que Hamilton no estaba content¡o con el rendimiento de sus gomas. A todo esto, Verstappen ya estaba casi 10 segundos por delante.

Esta situación fue casi una réplica de lo vivido en las últimas vueltas en Austin, solo que Hamilton acabó por escaparse lo suficiente de Ricciardo, y éste fue incapaz de impedir que Vettel no le entrase en el DRS. La tracción que le faltó en la salida, está vez sí la tuvo el de Red Bull, momentáneamente por delante del Ferrari. Entonces, en la vuelta 31, Sainz se paró en el estadio y se desplegó el VSC otra vez.

Hamilton quiso entrar a boxes, pero le dijeron que no, mientras la goma delantera izquierda de Vettel parecía estar muy machacada. En la reanudación – vuelta 33 -, Ricciardo se cubrió bien, y mantuvo su posición una vuelta más. Entonces, Seb estaba a 3.7 segundos de Hamilton y, lentamente, empezó a recuperarle algunas décimas, en la vuelta 35, y más de un segundo, en la 36.

El ritmo de Vettel era tan bueno que superó fácilmente a Hamilton en la primera frenada de la vuelta 39, y parecía que podría llegar a Verstappen, aun estando a 14 segundos. Un par de vueltas rápidas ayudaron al alemán a recortar un segundo y antes de la vuelta 45 ya estaba a 12 segundos. Todo dependería del último relevo de ambos.

Justo por detrás, los problemas de gomas de Hamilton se convertían en un relativo drama, al verse acosado por Ricciardo en la vuelta 45. La presión del de Red Bull acabó por forzar el error del de Mercedes en la primera frenada de la vuelta 47, cuando el inglés se fue recto en esa curva dejando en bandeja el último escalón de podio a su rival, Entonces fue cuando su equipo metió a Hamilton en boxes para ponerle su último juego de gomas.

Algo similar le pasó a Bottas poco después con Kimi, permitiendo que éste subiese a la cuarta plaza provisional. En la vuelta 48, Verstappen entró a boxes por segunda vez a montar su último juego de súperblandas nuevas. Vettel también entró y volvió tercero a pista, tras Ricciardo, al que se acercó con cierta celeridad. Por detrás, Hamilton se quejaba de que algo no iba bien, estando a 24 segundos de Vettel, pese a montar gomas ultrablandas nuevas.

Vettel entró en el DRS de Ricciardo en la vuelta 56. El Red Bull se defendía bien pese a tener gomas muy viejas (45 vueltas), llegando a marcar la vuelta rápida en la 57. De todos modos, nuevamente el monoplaza dejó tirado a Ricciardo en la vuelta 62. Por el humo que se vio, pareció que el problema era el propulsor.

Nuevamente, se desplegó al VSC y Bottas entró por tercera vez a boxes, al tiempo que Verstappen pedía por radio que en Red Bull comprobarse todo lo posible de su UP y que, si hacía falta, bajase ellos o él mismo la potencia para no retirarse. En ese punto – vuelta 64 – el #3 lideraba, seguido por Vettel Kimi, Hamilton y Bottas.

Las últimas vueltas fueron de absoluta calma y Max Verstappen venció y el top 5 se mantuvo como se ha descrito en el párrafo anterior. El top 10 lo completaron Nico Húlkenberg, Charles Leclerc, Stoffel Vandoorne, Marcus Ericsson y Pierre Gasly.

Y no hace falta insistir en que Lewis Hamilton se convirtió en pentacampéon del mundo de F1. El de constructores es otra cosa, con Mercedes como líder con 585 puntos por los 530 de Ferrari. El segundo título no se decidirá, a buen seguro, hasta Abu Dabi.

El 11 de noviembre se disputará el GP de Brasil, en Interlagos.