Inicio F1 Hamilton gana en el GP del “Hasta luego” de Alonso a la...

Hamilton gana en el GP del “Hasta luego” de Alonso a la F1

97

 

Sonriente y satisfecho Lewis Hamilton celebraba la 11ª victoria de la temporada abrazando a su gran rival durante todo el año, Sebastian Vettel que una vez más ha debido conformarse con la segunda posición en un Gran Premio.

Ha merecido la pena luchar con él todo el año para conseguir un excelente resultado final al que le ponemos la rúbrica aquí en Abu Dabhi,” explicaba Lewis a David Coulthard, el encargado de realizar hoy las entrevistas de la FIA a pie de pista.

Vettel afirmaba con la cabeza las declaraciones de Hamilton y añadía: Para mí ha sido un honor competir contra un gran rival cómo Lewis. Esperemos que el próximo año las cosas nos salgan mejor.

Ambos habían acompañado en la vuelta de honor a Fernando Alonso, el asturiano finalizaba 11º su última prueba con McLaren antes de una “pausa” en su carrera deportiva vinculada a la F1.  Los tres monoplazas llegaron a la recta principal dónde deleitaron con varios “trompos” o “donuts” a todos los aficionados que vibraban de emoción en la tribuna principal.

Una recta de salida del circuito de Yas Marina en la que Hamilton había gestionado su victoria desde el preciso instante en que se apagaron los semáforos. El británico supo aprovechar la pole para mantener la distancia con sus perseguidores en una primera vuelta marcada por el incidente entre Romain Grosjean y Nico Hulkenberg.

Ambos pilotos contactaron rueda con rueda y el Renault de Hulkenberg saldría catapultado por los aires rumbo a las protecciones. El monoplaza impactaba y quedaba volcado con el piloto atrapado en su interior.

El Medical Car llegó de inmediato al mismo tiempo que desde el muro de Renault llamaban insistentemente a Nico por la radio para saber cómo se encontraba. El piloto respondió con un: “Estoy colgado cómo una vaca cabeza abajo, que alguien me saque pronto de aquí,” mientras los comisarios apagaban un incipiente incendio en la parte posterior del monoplaza.

Afortunadamente todo quedó en un gran susto, siendo también Grosjean el primero en pulsar el botón de su Haas para preguntar al equipo sobre el estado de Nico, y suspirando de tranquilidad al escuchar cómo su ingeniero le corroboraba que Hulkenberg estaba bien y había salido sin problemas del Renault

Tras la reanudación de la prueba Verstappen empezó a tener problemas con un sensor de temperatura de motor en su Red Bull mientras mantenía una dura pugna con Ocon y Pérez por la octava posición.  Desde el muro de trabajo le indicaron al holandés que era una lectura errónea y que eliminara dicho sensor de inmediato.

 

El que no corrió la misma fortuna fue Kimi Raikkonen que veía cómo el motor de su Ferrari se paraba por completo cuando era quinto. El finlandés no pudo más que parar el monoplaza en plena recta provocando un Safety Car Virtual.

Mientras Kimi se retiraba en su última aparición con Ferrari, en Mercedes tomaban la decisión de llamar a Hamilton para realizar la parada en boxes. La maniobra fue perfecta, tan sólo 2,5 segundos que enviaban al británico a un 5º lugar virtual con toda la carrera por delante y con Bottas heredando el liderazgo de la misma.

Desde ese instante en Mercedes empezaron a cruzar los dedos, pues sabían que los motores de sus dos flechas de plata no estaban en las mejores condiciones para mantener muchos duelos en pista.

Por eso cuando Hamilton se acercó a Verstappen para intentar adelantarle y conseguir la cuarta posición, vió cómo el holandés no se lo iba a poner nada fácil, ya que había remontado desde la 10ª posición por una mala salida. Lewis no insistió y utilizó la lógica para seguir su camino hacia la victoria.

Los cambios de neumáticos serían los encargados de marcar el rumbo de los pilotos en función de las estrategias designadas por sus ingenieros. De esta forma en Renault decidían mantener en pista a un trabajador Carlos Saínz que se había situado en un meritorio sexto lugar y que mantenía a la distancia necesaria al Sauber de Leclerc a pesar de que el monegasco llevara unos neumáticos con menos vueltas que el madrileño.

A falta de 20 vueltas en Mercedes vieron que Bottas no mantenía el ritmo esperado para conseguir un doblete, siendo primero Vettel y después Verstappen con “toque” incluido quienes adelantaban en pista al finlandés que tampoco pudo hacer nada ante el ataque posterior de Daniel Ricciardo en su última aparición con Red Bull.

Ocon y Gasly sufrirían también roturas mecánicas en sus monoplazas, aunque sin provocar ningún tipo de intervención en pista, en la parte final de una carrera en la que las posiciones ya no variaron en absoluto.

De esta forma Hamilton cruzaba la meta consiguiendo su cuarta victoria en Yas Marina y obteniendo un récord absoluto de puntos en una misma temporada con 408.  Tras él Vettel llegaba a dos segundos y Verstappen conseguía un meritorio tercer lugar en el podio de vencedores.

Daniel Ricciardo acabó cuarto por delante de un apesadumbrado Bottas que fue quinto con margen suficiente para no sufrir en los últimos instantes la presencia de un Carlos Sainz que acabó en una excelente sexta posición.

La zona de puntos la completaron Leclerc, Pérez, Grosjean y Magnussen, dejando en 11º  lugar a Fernando Alonso que fue elegido cómo el “piloto del día” en su 311 Gran Premio y tras haber mantenido una amistosa charla por radio con su ingeniero cuando éste le indicó que tenía opciones de conseguir un punto si alcanzaba al Haas de Magnussen en las últimas vueltas.

Fernando si lo intentas puedes llegar hasta Magnussen y adelantarle para sumar un punto,” le indicaba el ingeniero… “Ya tengo 1.899 en mi haber,” replicaba Fernando. A lo que el ingeniero le respondía: “Ok, pero 1.900 tampoco están mal…” y se hizo el silencio en la radio.

Así acabó un Mundial 2018 que dará paso a una nueva temporada cargada de novedades y que empieza casi de inmediato con los test que el martes y miércoles la FIA ha previsto en el circuito de Yas Marina y en el que algunos pilotos ya podrán rodar con sus nuevos equipos.