Inicio F1 Kimi Räikkönen vence en Austin y Vettel salva la primera bola de...

Kimi Räikkönen vence en Austin y Vettel salva la primera bola de partido

36

La parrilla final del Gran Premio de Gran Premio de Las Américas, en Austin (Texas), veía a Sebastián Vettel quinto, Fernando Alonso decimotercero, a Max Verstappen decimoctavo y a Pierre Gasly y Bredon Hartley justo detrás del neerlandés. Todo ello como consecuencia de distintas penalizaciones y averías. El clima era primaveral, con una temperatura ambiente de 22 grados.

En la salida, Kimi Räikkönen aprovechó su mejor elección de gomas para superar a Lewis Hamilton, Carlos Sainz subió hasta la séptima plaza, mientras que por detrás hubo mucho lío, con un par de monoplazas haciendo un vistoso trompo, siendo uno el de Fernando Alonso, tras chocar Lance Stroll contra él. Tras la horquilla, Charles Leclerc hizo otro trompo al ser tocado por Romain Grosjean y en la siguiente curva, y por tercera vez en 2018, Sebastian Vettel se tocó con alguien – Max Verstappen – y acabó tropezando igualmente.

Con ello, Vettel cayó a la decimoquinta plaza, aunque remontó con cierta celeridad hasta el top 10, en poco más de tres vueltas. Con todo el lío, Kimi lideraba con 1.4 segundos sobre Hamilton en la vuelta 5, Valtteri Bottas era tercero, Daniel Ricciardo cuarto y Nico Hulkenberg quinto. Grosjean se vio obligado a retirarse tras el toque con Leclerc. Stroll se ganó un ‘drive thorugh’ por llevarse a Fernando puesto en las eses de la primera vuelta. Alonso también tuvo que retirarse.

Pese a comunicar un “sobreviraje masivo”, Kimi aumentó su ventaja sobre Hamilton hasta los 2.2 segundos en la vuelta 7, ventaja que subía lenta però inexorablemente en la que podía ser la última oportunidad clara de ganar un GP, antes de su paso a Alfa Romeo, en 2019. Verstappen ya era quinto y Sainz se mantenía séptimo.

En la vuelta 9 saltó la sorpresa ya que Ricciardo se quedó tirado en la entrada de la recta trasera, pro problemas mecánicos y en la vuelta 11 se desplegó el Coche de Seguridad Virtual (VSC). En Mercedes decidieron meter a Hamilton, al contrario que Kimi, lo que le ayuó a perder solamente una posición. Dudas surgieron sobre si la estrategia con Kimi fue adecuada.

En la vuelta 13 se reanudó la marcha y Hamilton estaba solamente ocho segundos por detrás de Kimi y a 2.2 de Bottas. Inmediatamente, el inglés marcó la vuelta rápida, dando a entender que la estrategia de Mercedes fue acertada, de nuevo. En sólo tres vueltas, el #44 estaba a menos de cuatro segundos y bajando.

La prueba entró en fase de calma, con el único puro de interés en ver cuándo superaría Hamilton a Räikkönen, en un nuevo fiasco estratégico de los de Maranello. Lewis iba a dos paradas y Kimi, aparentemente, a una. La otra novedad fue la penalización de 5 segunda a Sainz por salirse de pista en la primera frenada del GP y obtener una ventaja. Por delante, Hamilton tenía a Kimi en la vuelta 20 y el Finlandes taponó a su rival con fuerza pero con limpieza hasta que entró a boxes al final de la vuelta 21.

Kimi montó blandas, al igual que Hamilton, y pronto marcó la vuelta rápida, aunque en ese punto – vuelta 24 – estaba a 17.6 segundos de Lewis. La lucha entre Verstappen y Bottas por el cuarto puesto se la llevó el holandés, la lograr el undercut sobre el #77, en la misma vuelta.

En Ferrari prefirieron priorizar a Kimi, al ir mucho más rápido que Vettel. El alemán dejó pasar a su compañero de escuadra en la vuelta 25. Todo indicaba que podría haber un plan para Vettel más tarde al mantenerse tercero, y que en Ferrari estaban convencidos de que Hamilton volvería a entrar. Finalmente, Seb entró al final de la vuelta 26 para montar blandas.

A todo esto, Sainz cumplió su sanción durante el cambio de gomas y se mantuvo en el top 10, subiendo hasta la octava plaza en la vuelta 28, en detrimento de Hartley. Por su parte, Vettel pasó a ser el piloto más veloz, al marcar un par de vueltas rápidas consecutivas, mientras que Lewis y Kimi se mantenían en el mismo ritmo, al no variar su diferencia mutua.

A partir de la vuelta 30, Räikkönen fue erosionando la ventaja de Hamilton, arañando más de dos segundos en dos giros. En la vuelta 35, Kimi ya estaba a menos de 12 segundos, mientras Verstappen estaba a menos de 4 del Ferrari, y Vettel continuaba marcando vueltas rápidas. En la 36, Hamilton alertó a su equipo de que las gomas traseras le estaban fallando.

Este extremo se confirmó, al tener el inglés un visible ‘blistering’ que le obligó a entrar a boxes al final de la vuelta 37, cuando Räikkönen ya estaba a menos de ocho segundos. Se preveían dieciocho vueltas de clasificación de Hamilton, que salió cuarto, aunque se esperaba que Bottas, tercero entonces, se apartarse rápidamente. Vettel era quinto y con un ritmo similar al del Mercedes.

Vuelta 42 y Kimi lideraba con 2.2 sobre Verstappen y 7.8 sobre Hamilton. Bottas seguía cuarto y Vettel era quinto a 3.5 del segundo Mercedes. No obstante la diferencia de Hamilton con respecto al Red Bull bajó con rapidez en una vuelta – 8 décimas -, una reducción que continuó inexorablemente, hasta estar los tres primeros en cinco segundos, en la vuelta 44.

Hamilton se comunicaba con mucha frecuencia con su equipo, llegando a admitir que sus rivales eran muy veloces, e incluso sugiriendo que quizá habían montado la goma errónea de cara a final de carrera. En la vuelta 46, Kimi estaba 1.9 por delante de Max  y éste tenía 2.4 de margen sobre el Mercedes. Un giro después, el Ferrari estaba a 1.8 por delante del Red Bull y éste a 1.5 de Hamilton.

En la vuelta 49, la diferencia entre el top 3 estaba entre 1.0 y 1.2 segundos y ninguno parecía poder entrar en el DRS de sus rivales. En la 51, por fin, Hamilton estaba en el DRS de Verstappen, pero un error en la entrada de la recta trasera le alejó cuatro décimas del holandés. En cambio, Max entró en el DRS de Kimi al final de esa vuelta.

Por detrás, Vettel estaba cerca de Bottas, pero no lo suficiente como para ganarle la posición. Por delante, los tres pilotos entraron en el DRS de los demás en la segunda mitad de la vuelta 52, pero Max salió del de Räikkönen en la 53. En la 54, Hamilton llegó a superar a Max, pero se pasó de frenada y perdió la posición. Ambos monoplaza dieron un recital de perseverancia y deportividad, al dejarse suficiente espacio en todo momento.

Ello dio oxígeno a Kimi, quien cogió casi segundo y medio, mientras Hamilton perdía más de medio segundo con respecto al #33. Por detrás, Vettel adelantó a Bottas por la cuarta plaza, lo que significaba que mantenía una nimia esperanza por el título. 

Si tiempo para más, Kimi Räikkönen logró su 21ª victoria y primera en 113 GP (o 2.044 días), seguido por Max Verstappen – quien remontó 16 posiciones -, Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Valtteri Bottas. Carlos Sainz fue séptimo. En la general, el inglés tiene 346 puntos, Vettel 276 y Kimi 221, Al recuperar la tercera plaza con respecto a Bottas, cuarti con 217.

En una semana, GP de México.