Inicio Espacio Eco EQA, el nuevo compacto eléctrico de Mercedes

EQA, el nuevo compacto eléctrico de Mercedes

El EQA es un crossover urbano eléctrico que se venderá en primavera

El EQA es el nuevo modelo de acceso al mundo de la movilidad eléctrica de Mercedes-EQ.

El nuevo EQA se fabrica en Rastatt (Alemania) y en Pekín (China). El SUV eléctrico llegará a los concesionarios europeos en la primavera de 2021.

Pura tecnología

Su diseño con estética de vehículo eléctrico refleja el lujo avanzado de la marca Mercedes-EQ. Asistentes inteligentes ayudan al conductor en numerosas situaciones. Por ejemplo, a la hora de evitar accidentes, de elegir una estrategia de operación anticipativa —y por tanto, especialmente eficiente— y al utilizar el equipo de navegación con Electric Intelligence.

A esto se añaden funciones exclusivas de Mercedes-Benz como el control de confort ENERGIZING y MBUX (Mercedes-Benz User Experience).

Mercedes-EQ aspira a asumir el liderazgo en el campo de la propulsión eléctrica y el software para vehículos. Con este fin hemos definido objetivos muy ambiciosos en el desarrollo de productos, y hemos decidido acelerar la introducción en el mercado de nuevas tecnologías“, comenta Markus Schäfer, miembro de la Junta Directiva de Daimler AG y Mercedes-Benz AG, responsable de Investigación en el Grupo Daimler y COO de Mercedes-Benz Cars

El nuevo EQA refleja nuestro concepto de movilidad eléctrica a medida de las expectativas y necesidades de nuestros clientes. Vamos a ofrecer una familia completa de modelos EQA, con un abanico de potencia que va de 140 a más de 200 kW, con tracción delantera y con tracción integral. Y los conductores que otorgan especial importancia a la autonomía podrán contar en el futuro con una versión especial del EQA con un radio de acción de más de 500 kilómetros en el ciclo normalizado WLTP. El EQA demuestra que es posible lograr un excelente compromiso entre prestaciones, costes y tiempo de introducción en el mercado haciendo uso de una arquitectura acreditada para vehículos“.

426 Km de autonomía

El primer modelo del EQA que saldrá al mercado es el EQA 250 (consumo eléctrico en el ciclo mixto:
15,7 kWh/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 0 g/km) con una potencia de 140 kW y una autonomía de 426 kilómetros según WLTP. La batería de iones de litio de doble piso se integra como elemento estructural en los bajos del vehículo, y tiene un contenido energético de 66,5 kWh.

Dentro de la estrategia de desarrollo para poder garantizar el alto nivel de confort acústico y de vibraciones que esperan los clientes de la marca se ha dedicado mucho esfuerzo a desacoplar la propulsión eléctrica del tren de rodaje y de la carrocería, entre otros. A esto se suman numerosas medidas de insonorización.

Un diseño avanzado y un manejo intuitivo son dos de los aspectos destacados del EQA. Nuestros clientes disponen así por primera vez de un turismo compacto de Mercedes con propulsión exclusivamente eléctrica, idóneo para el uso diario y con una elevada autonomía. Por consiguiente, el nuevo EQA es un nuevo e importante hito en la hoja de ruta para la electrificación en todos nuestros segmentos de producción de vehículos“, comenta Britta Seeger, miembro de la Junta Directiva de Daimler AG y de Mercedes-Benz AG, responsable de las ventas en Mercedes-Benz Cars.

Máxima seguridad

El equipamiento de serie incluye el detector activo de cambio de carril y el asistente de frenado activo. Este último se encarga en muchas situaciones de iniciar un frenado autónomo para evitar una colisión o, al menos, para mitigar su gravedad. El sistema puede reaccionar asimismo y frenar ante vehículos detenidos y peatones que cruzan la calzada al circular a la velocidad habitual en el tráfico urbano.

Algunas de las funciones ampliadas del paquete de asistencia a la conducción son, por ejemplo, la función de girar, la función de corredor de emergencia, la función de advertencia al salir del vehículo si se acercan ciclistas u otros vehículos y una advertencia preventiva si se reconocen personas en el entorno de un paso de peatones.

El EQA es un Mercedes genuino, también en el campo de la seguridad pasiva. Tomando como base la robusta estructura bruta del GLA, los ingenieros han adaptado la carrocería del EQA para afrontar las exigencias específicas a un vehículo eléctrico. La batería de alto voltaje está situada en un bastidor formado por perfiles extruidos. Este bastidor asume tareas de estabilidad estructural que, hasta ahora, dependían de los travesaños en el piso.

En la parte delantera de la batería se ha colocado un escudo de protección, que evita que el acumulador de energía sufra la intrusión de cuerpos extraños. Como es natural, el EQA ha tenido que superar el extenso programa de pruebas de choque de la marca. A esto se suman severas prescripciones específicas para la batería y para todos los componentes que conducen electricidad.

Amplio equipamiento de serie

El equipamiento de serie incluye el sistema de infoentretenimiento de manejo intuitivo MBUX (Mercedes-Benz User Experience). El MBUX puede configurarse individualmente con ayuda de distintas opciones.

Las principales ventajas de este sistema son su procesador de alto rendimiento, las pantallas y gráficas brillantes, una visualización personalizable, un Head-up-Display a todo color (equipo opcional), el sistema de navegación con realidad aumentada (equipo opcional), el software con funciones de aprendizaje y el sistema de mando fónico que se activa con la palabra clave «Hey Mercedes».

En el visualizador de medios, con la estructura de paneles típica de Mercedes-EQ, puede accederse a los menús con las opciones de carga, el consumo eléctrico y el flujo energético. La indicación a la derecha en el cuadro de instrumentos muestra la potencia en lugar del número de revoluciones.

En la parte superior se informa de la potencia solicitada en % y en la parte inferior, de la recuperación de energía. El indicador izquierdo informa al conductor sobre si es posible llegar al destino sin paradas intermedias para recargar la batería. Los colores varían en función de la situación de conducción. Durante un proceso de boost, por ejemplo, el indicador asume un color blanco.

El usuario puede elegir entre cuatro estilos de visualización diferentes en función de su estado de ánimo, o en armonía con el diseño interior. El estilo Progressive está ligado a un esquema de colores especial de Mercedes-EQ.

Artículo anteriorOcon pilotará un Alpine A110 en el Monte-Carlo
Artículo siguienteJeep Wrangler 4xe, un gran paso adelante
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor