Inicio Espacio Eco POLINI E-P3, alta tecnología italiana para las E-Bikes

POLINI E-P3, alta tecnología italiana para las E-Bikes

POLINI MOTORI ha elegido a la marca de bicicletas BERRIA para equiparla con su novedoso motor eléctrico E-P3, teniendo en cuenta la calidad del producto, la investigación y el desarrollo de las E-Bikes de la marca española, que complementan perfectamente los canones establecidos por POLINI MOTORI desde su creación.

El motor eléctrico E-P3 es extremadamente compacto y ligero, y cuenta con una potencia de 250W además de un par máximo de 70 Nm, todo ello con un peso declarado de apenas 2.85 kilogramos.

Dispone de 5 niveles de asistencia integrando en su estructura los sensores de velocidad, par y cadencia así como un sistema optimizado de lubricación o un receptor programable vía micro USB, entre otros detalles de nivel tecnológico

La otra gran protagonista de esta configuración técnica de POLINI MOTORI es un sistema de baterías dual de 500 Wh cada una de las mismas, lo que le permiten gozar de una gran capacidad total de 1000 Wh.

De esta forma según datos del fabricante, le permiten alcanzara una amplia autonomía cercana a los 420 Km con cada carga y con un nivel de asistencia del 30%. Llegando a una distancia de 300 Km si aplicamos un nivel de asistencia del 120%

Este versátil motor Polini E-P3 no tan sólo es muy eficiente en las bicicletas de carretera donde es vital reducir peso y volumen, algo que cumple a la perfección. Ya que gracias a sus extraordinarias características, el E-P3 es asimismo perfecto para equiparlo en todos los tipos de E-Bikes.

Artículo anteriorSale de Palencia el Renault KADJAR número 500.000
Artículo siguientePablo López llena de emoción el Polo Music Festival
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor