A7 Sportback 2018, tecnología y seguridad al máximo nivel

    El nuevo A7 Sportback  presentado por Audi en Ingolstadt representa el nuevo lenguaje de diseño de la marca alemana, y cumple con la promesa de estilo anticipada con el prototipo Audi prologue.

    El coupé de cuatro puertas establece nuevos estándares en la clase superior en cuanto a progresividad. La carrocería del Audi A7 Sportback es una auténtica escultura, con un largo capó, una gran distancia entre ejes y cortos voladizos. Contornos pronunciados ponen de relieve las ruedas, que pueden ser hasta de 21 pulgadas de diámetro, y hacen referencia al ADN quattro de Audi.

    Cuatro cifras definen el carácter deportivo del gran coupé: su longitud es de 4.969 mm, tiene una distancia entre ejes de 2.926 mm y la anchura es de 1.908 mm, mientras que su altura es de solamente 1.422 mm.

    El interior del Audi A7 Sportback sorprende con una atmósfera de salón futurista, y fusiona el diseño y la tecnología de una forma única. Su lenguaje de diseño se basa en el equilibrio entre calma y tensión. Las líneas horizontales y el elegante salpicadero proporcionan una espaciosa sensación de amplitud.

    La consola central está orientada hacia el conductor, subrayando el carácter deportivo del Gran Turismo. Cuatro valores clave caracterizan el concepto interior: progresividad, deportividad, intuición y sofisticación. Todos los materiales utilizados, ya sea en los tapizados o en las inserciones, acentúan el nuevo diseño, desde la versión base hasta las distintas opciones de Audi design selection, el paquete deportivo S line y la particularmente sofisticada tapicería de piel Valcona. El paquete opcional de iluminación ambiental realza el contorno resaltando sutilmente el espacio.

    Con su completa conectividad, el Audi A7 está perfectamente equipado para viajes de largo recorrido. Ofrece a los clientes más opciones de confort, seguridad y personalización. El Gran Turismo cuenta con el mismo sistema de infotainment y las mismas posibilidades de conectividad que el Audi A8.

    Hasta siete conductores pueden almacenar sus preferencias en perfiles individuales, y es posible personalizar un total de 400 parámetros. Los servicios online de Audi connect se han ampliado con funciones como el reconocimiento de señales de tráfico y la información de zonas de peligro, basadas en la tecnología Car-to-X, que utiliza la inteligencia colectiva de la flota de vehículos Audi conectados con la nube.

    A través del botón AI, el conductor activa el Audi AI remote parking pilot y el Audi AI remote garage pilot, que estarán disponibles a lo largo de 2018. Estos sistemas maniobran de forma autónoma el A7 Sportback para entrar o salir de una plaza de aparcamiento o un garaje. El conductor puede salir del vehículo antes de activar la función a través de la aplicación myAudi en su smartphone.

    Junto a de los sistemas Audi AI, el nuevo A7 Sportback cuenta con un total de 39 sistemas adicionales de asistencia al conductor, que se dividen en tres paquetes: el paquete Audi AI (que se introducirá de forma gradual a lo largo de 2018), el paquete City con el nuevo Audi crossing assist (asistente de cruce), y el paquete Tour. Este último incluye elementos como el asistente predictivo de eficiencia, que facilita un estilo de conducción orientado a reducir el consumo, y el adaptive driving assistant (ADA), un asistente a la conducción que complementa al control de crucero adaptativo (ACC) con intervenciones sobre la dirección para mantener el coche en el carril.

    Todos los motores del Audi A7 Sportback incluyen de serie la nueva tecnología mild-hybrid (MHEV) para lograr un mayor confort y eficiencia.

    El start-stop ha ampliado su rango de funcionamiento, y ahora se activa a 22 km/h. En combinación con la cámara frontal de serie, el motor vuelve a ponerse en marcha tan pronto como el vehículo comienza de nuevo a moverse. En conducción real, la tecnología MHEV permite reducir el consumo de combustible en hasta 0,7 l/100 km.

    El nuevo Audi A7 Sportback se lanzará al mercado inicialmente el próximo mes de Febrero con el 3.0 V6 TFSI turbo, que ofrece una potencia de 250 kW (340 CV) y un par máximo de 500 Nm. Con este motor, el coupé de cuatro puertas acelera de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. En el ciclo NEDC, la versión base del Audi A7 55 TFSI consume únicamente 6,8 litros de combustible cada 100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 154 gramos por kilómetro.

    El 3.0 TFSI está asociado a una caja de cambios S tronic de siete velocidades. La transmisión quattro utiliza la eficiente tecnología ultra, que activa la tracción al eje trasero cuando es necesario. Poco tiempo después del inicio de la producción se añadirán a la gama motores gasolina y diésel de cuatro y de seis cilindros.