Inicio Marcas de Coche Audi Audi A5 Sportback 50 TDI, amor a primera vista

Audi A5 Sportback 50 TDI, amor a primera vista

El Audi A5 Sporback sorprende a primera vista.

El Audi A5 Sportback 50 TDI hipnotiza en la primera mirada y caes en sus redes una vez te abrochas el cinturón y presionas el botón de start.

Sus prestaciones, estabilidad, confort y seguridad hacen el resto.

No piensas en las dimensiones

Te olvidas por completo al instante de haber presionado el botón start que conduces un vehículo de 4,75 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,39 de alto, con una batalla de 2,82 metros.

A priori uno puede pensar que será complicado sortear el tráfico de una gran ciudad con un modelo de estas características. Pues todo lo contrario… la precisa dirección que incorpora el Audi A5 Sportback además de todos los asistentes de conducción facilitan mucho la tarea de rodar por unas calles congestionadas llenas de patinetes o bicicletas que se saltan los semáforos o te adelantan por cualquier punto muerto.

Una vez solucionados los conflictos de una gran ciudad sólo queda disfrutar cada instante al volante de este modelo que equipa un motor diésel V6 con 286 CV. A partir de las 2.000 rpm el propulsor entrega con rapidez la potencia que necesitamos en cada momento.

Por eso su comportamiento es inmejorable en cualquier terreno, tanto en vías rápidas como en reviradas carreteras de montaña. La suavidad de su respuesta es constante y uniforme gracias también a la labor de la caja de cambios automática Tiptronic de 8 velocidades que incorpora este Audi A5 Sportback.

Además se puede modificar en función de nuestras necesidades el modo de conducción con el Audi Drive Select. Eso conlleva que varíen no sólo la respuesta del propulsor, sino también la gestión del cambio Tiptronic y la dureza de la dirección.

Si elegimos la opción Sport, el Audi A5 Sportback también modificará la dureza de la suspensión, por lo que junto al magistral trabajo de la tracción Quattro la sensación de seguridad será máxima en todo momento.

100% seguro

El Audi A5 Sportback ronda los 1.800 Kg de peso por lo que a priori uno podría pensar en que la agilidad no será una de sus virtudes. Pero como ya hemos mencionado anteriormente es todo lo contrario, se desenvuelve a la perfección por reviradas que sean las curvas que trazamos.

Pusimos a prueba el modelo en una carretera de montaña con importantes desniveles y su agarre quedó más que demostrado.

Sin balanceos en la carrocería, es preciso y constante en la trazada por lo que todos los ocupantes (y en especial los de las plazas posteriores) no tienen sensación alguna de desplazamiento.

Si a todo eso le añadimos que la marca de los anillos incorpora en este Audi A5 Sportback 50 TDI las últimas ayudas a la conducción nos encontramos con un modelo que rebosa seguridad.

Aviso y asistencia de mantenimiento en carril, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de arrancada en pendiente, o el control de crucero adaptativo entre muchos otros elementos.

Además existe la opción de equiparlo con paquetes adicionales como el denominado Confort (incorporado en la unidad que pudimos probar) que incluye asistentes tan útiles como la cámara de visión posterior, los sensores de aparcamiento y el sistema de aparcamiento asistido. Todos ellos muy útiles para aprovechar cualquier “hueco” y estacionar el Audi A5 Sportback sin esfuerzo alguno.

A estas alturas de la historia no vamos a descubrir las virtudes de la tracción Quattro que en este caso se encarga a la perfección de transmitir el par entre los dos ejes o a la rueda que lo necesite en función de nuestro estilo de conducción y el terreno por donde circulemos. Con todo ello la sensación de aplomo y seguridad es máxima no sólo para quien esté tras su volante.

Conectado y funcional

Su diseño interior destaca por líneas limpias y precisas con todo a tu disposición. Equipa una nueva pantalla central de información de 10,1 pulgadas para accionar el sistema MMI Touch de la marca alemana ya sea de forma táctil o por voz.

Sin olvidar la practicidad del cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas que incorpora, y que también es ajustable a nuestras necesidades o estilos de conducción.

En el caso del modelo probado por nosotros contaba de forma adicional con el volante multifunción y el head up display, además de la regulación lumbar y el masaje para los asientos deportivos.

Para los más tecnológicos Audi cuenta con toda una serie de paquetes opcionales en los que incluye entre otros elementos el Audi Virtual Cockpit, el Audi Connect (para los servicios de infoentretenimiento) o el MMi Navigation Plus.

Consumo ajustado

Su motor V6 nos entrega en todo momento las prestaciones necesarias. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 5 segundos y su velocidad máxima roza los 250 Km/h.

Todo eso queda muy bien en las estadísticas o en las comparativas, pero lo que de veras importa es que sus 286 CV están para lo que necesitemos en cada momento sin interferir en el confort y la suavidad de marcha de este Audi A5 Sportback.

Su equilibrio de comodidad y deportividad también nos podría llevar a pensar en que su consumo será un tanto elevado… otro error concluyente. El Audi A5 Sportback 50 TDI nos dio unas cifras más que interesantes de consumo a lo largo de las distintas jornadas que lo pusimos a prueba.

En una conducción urbana al 100% el consumo alcanza casi los 8 litros cada 100 km recorridos, una media que baja un poco (cercana a los 7,5 litros) cuando combinamos la ruta con carreteras convencionales. La media que obtuvimos incluyendo vías rápidas (autovías y autopistas) o carreteras de montaña nunca superó los 8,5 litros.

Un viajero incansable

No cabe duda que uno de sus hábitats más favorables es el de los largos trayectos. El Audi A5 Sportback 50 TDI es un excelente compañero de viaje que deja en evidencia a sus rivales más directos en el segmento en que se encuentra.

Cuenta con un interior amplio y con una más que correcta distancia para las piernas en la parte posterior. Allí también sus ocupantes podrán disfrutar de salidas de aire regulables, una toma de corriente de 12V o dos puertos USB entre otros elementos.

El maletero además de sus 480 litros de capacidad de carga (ampliables a los 1.300 si abatimos los asientos) cuenta con unos prácticos ganchos para sujetar mejor el equipaje, espacios laterales protegidos con rejilla y una toma de corriente de 12V que vienen incluidos en el denominado paquete confort para este Audi A5 Sportback.

Es una clara opción para los que busquen un modelo confortable, seguro, elegante, tecnológico y con carácter deportivo. Encontrarán en él un vehículo que desde el primer instante les transmitirá todo su aplomo y seguridad, algo que tampoco es habitual en algunos de los modelos que compiten con él en su categoría.

El Audi A5 Sportback 50 TDI tiene un precio de salida de 61.680€, y la unidad probada por nosotros alcanzaba los 79.428€ con todos los opcionales que equipaba.

Artículo anteriorRast y Audi campeones en el DTM 2020
Artículo siguienteHyundai Kona Eléctrico 2021, más y mejor
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor