Bosch y su escudo de protección digital

    La llegada del buen tiempo marca el inicio de la temporada para muchos motoristas y, lamentablemente, un aumento del número de accidentes de tráfico. Los motoristas son los usuarios de la carretera que corren mayor riesgo, hasta 18 veces más de sufrir un accidente mortal que los conductores de automóvil.

    El año pasado, sólo en Alemania, hubo aproximadamente 30.000 accidentes de motos, de los cuales unos 600 tuvieron consecuencias mortales. Una de las principales razones es que, a menudo, los automovilistas no se dan cuenta de la presencia de motoristas cuando llegan a un cruce o tienen que realizar un adelantamiento.

    Bosch quiere cambiar esa situación y de ahí que, junto a sus socios tecnológicos Autotalks, Cohda Wireless y Ducati, haya desarrollado un prototipo de solución inteligente. “Dejamos que las motos y los automóviles hablen entre ellos, creando un escudo de protección digital para los motoristas”, dice Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Bosch. El objetivo es evitar que se produzcan situaciones peligrosas.

     Según las estimaciones de Bosch derivadas de la investigación de accidentes, la comunicación entre motocicletas y automóviles podría prevenir casi un tercio de los accidentes de motos. “A través de sistemas de seguridad como el ABS y el control de estabilidad, Bosch ha mejorado ya notablemente la seguridad de los vehículos de dos ruedas. Al conectar las motos, estamos llevando la seguridad al siguiente nivel”, asegura Hoheisel.

    El sistema funciona del siguiente modo: dentro de un radio de acción de varios cientos de metros, los vehículos intercambian información, hasta diez veces por segundo, sobre el tipo de vehículo, velocidad, posición y dirección en que circula. Mucho antes de que los conductores o los sensores de sus vehículos capten su presencia, esta tecnología les informa de que una moto se está aproximando, lo que les permite adoptar una estrategia de conducción más cautelosa.

    Por ejemplo, algunas situaciones peligrosas típicas se producen a menudo cuando una moto se aproxima a un coche desde atrás por su ángulo muerto en una autovía de varios carriles, y éste cambia de carril para realizar un adelantamiento. Si el sistema identifica una situación potencialmente peligrosa, puede avisar al motorista o al conductor haciendo sonar una alarma y mostrando un aviso en el salpicadero.

    De esta manera, todos los usuarios de la carretera reciben una información vital que ayuda activamente a evitar accidentes.

    Artículo anteriorOccidentali’s Karma
    Artículo siguienteAudi domina las 24 H de Nürburgring
    Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor