smart vision EQ fortwo, el futuro ya es presente

     

    Con el smart vision EQ fortwo, llega un nuevo planteamiento de la movilidad urbana y una opción de transporte público local personalizado, muy flexible y extremadamente eficiente: este prototipo de conducción autónoma recoge a sus pasajeros directamente en el lugar deseado. Será la gran estrella de la marca en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt en unos días.

    El usuario puede reconocer que se trata de «su» vehículo con ayuda de novedosas opciones de personalización: la parrilla «black panel» del frontal y superficies de proyección laterales de gran tamaño permiten personalizar el smart vision EQ fortwo de una forma nunca vista en las plataformas de car-sharing.

    Al no tener que atender las tareas propias de la conducción, los pasajeros pueden relajarse en el amplio habitáculo. Este prototipo es el primer vehículo del grupo Daimler en renunciar de forma consecuente al volante y a los pedales.

    Se conecta en red al mismo tiempo y de manera ideal las distintas áreas de competencia de CASE, para facilitar a los usuarios en ciudad una movilidad intuitiva con un nivel máximo de personalización. El acrónimo CASE se deriva de los pilares estratégicos «interconexión en red» (Connected), «conducción autónoma» (Autonomous), «uso flexible» (Shared & Services) y «sistemas de propulsión eléctrica» (Electric).

    Con el smart vision EQ fortwo de propulsión eléctrica, smart muestra en el IAA 2017 un prototipo de la incipiente marca de productos y tecnología EQ. Hasta 2022, Mercedes-Benz Cars quiere llegar a producir en serie más de diez nuevos vehículos eléctricos: desde el smart hasta el SUV de grandes dimensiones. smart ya dio el primer paso en 2007 con el smart electric drive y, en la actualidad, todos sus modelos ofrecen una versión eléctrica.

    Dispone de una batería de iones de litio con una capacidad de 30 kWh. Cuando no está ocupado, se dirige de manera autónoma a una estación de carga para recargar energía. Alternativamente, los vehículos pueden acoplarse a la red eléctrica mediante inducción, entregar energía eléctrica y descargar así la red a modo de «sistema de baterías en enjambre». smart asume de este modo una función importante en la configuración de la revolución energética.

    El smart vision EQ fortwo (longitud/anchura/altura: 2.699/1.720/1.535 mm) es un coqueto biplaza y destaca como todos los coches smart por ofrecer máxima amplitud en el mínimo espacio.

    El vehículo se comunica a través de una parrilla «black panel» y visualizadores de LED, que sustituyen a los faros y los pilotos traseros. Las ventanillas laterales están revestidas con una lámina especial sobre la que se puede proyectar información desde el interior.

    «El smart vision EQ fortwo es nuestra visión de la movilidad urbana del futuro; es el vehículo más radical concebido para car-sharing: completamente autónomo, altamente comunicativo, afable, sumamente personalizable y, por supuesto, eléctrico», explica la responsable de smart Annette Winkler. «Con el smart vision EQ fortwo queremos dar expresión a los temas que definen la visión de la movilidad del futuro de Mercedes‑Benz Cars dentro de la estrategia CASE».