SQ8 TDI, el más deportivo de los SUV de Audi

    169

    Audi presenta el modelo más deportivo de la familia Q: el SQ8 TDI que muestra la potencia, el confort y la seguridad al máximo nivel siguiendo el estilo de la marca de Ingolstad.

    Gracias al motor diésel de 8 cilindros con doble sobrealimentación, el SUV coupé ofrece altas prestaciones con un elevado nivel de eficiencia.

    Tecnologías de suspensión como las barras estabilizadoras activas, la dirección a las cuatro ruedas y el diferencial deportivo aseguran un comportamiento dinámico de primer nivel.

    El Audi SQ8 TDI estará disponible en la mayoría de los concesionarios europeos a finales del verano de 2019.

    Potente y eficiente al 100%

    El V8 biturbo del Audi SQ8 TDI es el motor diésel más potente del mercado europeo. Entrega 320 kW (435 CV) y desarrolla un par máximo de 900 Nm entre 1.250 y 3.250 rpm.

    Esto permite al 4.0 TDI acelerar al gran SUV como un coche deportivo: para pasar de 0 a 100 km/h necesita 4,8 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, limitada electrónicamente.

    La potencia del motor V8 se transmite a través de un cambio tiptronic de ocho velocidades y de la tracción integral permanente quattro.

    De serie, el SQ8 TDI está equipado con el sistema de conducción dinámica Audi drive select y con la suspensión neumática adaptativa con control de amortiguación.

    La suspensión neumática puede ajustar la altura de la carrocería en un rango de hasta 90 mm, lo que permite al vehículo circular sobre diferentes tipos de terreno.

    Detalles diferenciadores

    Los elementos exteriores característicos del Audi SQ8 enfatizan el estatus especial de este modelo. La parrilla Singleframe está formada por lamas dobles y se encuentra rodeada por un gran marco cromado acabado en plata mate.

    La protección de la parte inferior de la carrocería destaca en el mismo acabado, y hace que los paragolpes delantero y trasero parezcan incluso más voluminosos.

    Las entradas de aire de contornos bien definidos, el sistema de escape específico S y los distintivos blisters quattro sobre los pasos de rueda también subrayan su poderosa presencia.

    Los pasos de rueda alojan llantas de 21 pulgadas de serie, y bajo pedido están disponibles unas exclusivas llantas de 22 pulgadas.

    Las líneas horizontales, como la franja de luz en la parte trasera y la llamativa franja sobre el difusor, acabada en color negro, ponen de relieve la anchura del SUV coupé.

    Los faros LED de serie incluyen sistema de iluminación asistida para las luces largas, y la tecnología HD matrix está disponible como opción.

    Como es característico en los modelos S de Audi, el acabado del interior es en color negro. Los asientos deportivos de serie están decorados con una “S” grabada en relieve y con costuras de contraste.

    Los asientos S sport plus con reposacabezas integrados, que incluyen un patrón de rombos y pueden equipar control climático y funciones de masaje, se ofrecen como opción.

    La tapicería en gris rotor o en rojo arras realza el carácter deportivo del vehículo. Las inserciones decorativas están realizadas en aluminio cepillado mate, y opcionalmente pueden ser de carbono o de madera de roble.

    Conectado y seguro

    En línea con su deportivo diseño exterior, el Audi virtual cockpit de serie ofrece un modo de visualización S específico con detalles en color rojo.

    El conductor puede seleccionar un modo especial enfocado al rendimiento, en el que el tacómetro se muestra como un gráfico cuadrado en el centro de la pantalla, y la información sobre el rendimiento y el par motor aparecen en forma de porcentajes.

    Dos grandes pantallas táctiles con retroalimentación háptica y acústica son los principales elementos para el control de los distintos sistemas del vehículo.

    Alternativamente, el conductor puede utilizar el sistema de control por voz, que reconoce el lenguaje natural, incluso comandos y preguntas formuladas libremente.

    Tecnología inteligente

    Para responder, el sistema utiliza la información almacenada a bordo y los datos almacenados en la nube. Una nueva funcionalidad es Alexa, el asistente virtual de Amazon, que está completamente integrado en el sistema de control MMI.

    La navegación se complementa con los servicios Car-to-X, tales como la información de tráfico online o el aviso de alertas.

    Utilizan la información de la inteligencia conectada de la flota de vehículos Audi, como también lo hace el sistema traffic light de información de semáforos, un nuevo servicio de Audi connect que se está implementando en una selección de ciudades europeas.

    El vehículo recibe información del servidor central de control de semáforos, lo que permite al conductor ajustar la velocidad para llegar al siguiente semáforo en verde.

    Mientras se espera en un semáforo en rojo, la pantalla del Audi virtual cockpit muestra una recomendación de velocidad, así como el tiempo restante hasta la siguiente fase con luz verde.

    El sistema contribuye por lo tanto a la hora de promover un estilo de conducción predictivo y eficiente, y facilita el flujo del tráfico.

    El asistente de crucero adaptativo, el asistente de intersecciones (intersection assist), el asistente de tráfico cruzado trasero (cross traffic assist rear), el sistema de advertencia de salida (exit warning) y las cámaras de 360 grados se añaden a la completa gama de sistemas de ayuda a la conducción disponibles.