Toyota apuesta por una nueva plataforma de conducción automatizada 3.0

    Toyota Research Institute (TRI) expondrá su nuevo proyecto de vehículo de conducción automatizada, denominado Platform 3.0, en el Salón Internacional de la Electrónica de Consumo (CES), que se celebrará la próxima semana, entre los días 9 y 12 de enero, en Las Vegas, Nevada (EE.UU.).

    La nueva plataforma, creada en base a un Lexus LS 600hL, combina mayores capacidades tecnológicas con un nuevo estilo más armonizado, que integra la tecnología de vehículo automatizado en el diseño del Lexus LS.

    El TRI se planteó el desarrollo de una nueva plataforma de trabajo a partir de tres principios centrales: Potenciar las capacidades de percepción para marcar el ritmo del sector en lo que a vehículos automatizados se refiere, integrar los dispositivos de detección en el diseño del propio vehículo con una imagen que resulte elegante e incorporar la tecnología de conducción automatizada de manera que sea fácil de reproducir para crear una flota de vehículos.

    La producción de los vehículos Platform 3.0 comenzará esta próxima primavera. El Centro de Desarrollo de Prototipos, situado en la sede de TMNA R&D en York Township, Michigan (EE. UU.), que está especializado en producción a pequeña escala, creará vehículos Platform 3.0 a partir de ciertas unidades del Lexus LS.

    El volumen de producción es deliberadamente bajo para poder mantener la flexibilidad, dada la rapidez con la que el TRI ha venido actualizando su plataforma de pruebas. Así, ha habido tres grandes actualizaciones, incluidos dos modelos de pruebas de nueva generación, en menos de un año, y el TRI prevé una evolución rápida y continuada.

    Una parte de los nuevos vehículos de pruebas se montarán con la configuración de control de doble cabina estrenada por el TRI el verano pasado. Esa disposición sirve para probar el sistema ‘Guardián’ del TRI, experimentando con métodos eficaces para alternar el control del vehículo entre el conductor humano y el sistema automatizado, manteniendo a un conductor de seguridad de reserva. Los vehículos de cabina única, como el que se expondrá en el CES, se utilizan para probar el sistema ‘Chófer’, que es el que aplica el TRI a la plena automatización de los automóviles. Tanto los sistemas de pruebas ‘Guardián’ como ‘Chófer’ se basan en el mismo conjunto de tecnologías de sensores y cámaras y en un software similar.