Inicio Fórmula 1 Sebastian Vettel acaba con la sequía de Ferrari en Canadá

Sebastian Vettel acaba con la sequía de Ferrari en Canadá

Con el susto en Ferrari, al tener que cambiar el intercooler del monoplaza de Kimi Räikkönen -la misma pieza que falló en el motor Ferrari de Romain Grosjean que provocó su rotura de motor-, y que Valtteri Bottas fue alertado de que tenía liquido refrigerante delante de su posición de salida proveniente de alguno de los coches clásicos que hacían la vuelta de presentación de los pilotos, se inició el Gran Premio de Canadá de F1 2018.

En la salida, Max Verstappen estuvo a punto de superar a Bottas, mientras Sebastian Vettel hacía buena su pole. Justo antes de la primera chicane, Lance Stroll, tras superar a ambos McLaren, sufrió el suficiente sobreviraje para meterse en la trayectoria de Brendon Hartley, éste chocó contra el muro y de paso contra el Williams, sin poder evitarlo, y ambos acabaron en la siguiente escapatoria, retirados.

Obviamente, el Coche de Seguridad (SC) salió a pista y varios pilotos aprovecharon para cambiar gomas. La acción se reanudó en la viuelta 5, con Vettel, Bottas, Verstappen, Lewis Hamilton y Daniel Ricciardo en el top 5. Checo Pérez y Carlos Sainz se tocaron en la primera frenada y el mexicano se fue por la agricultura y casi volvió a liarla, aunque pudo ser esquivado por los monoplazas que venían por detrás.

Vettel mantuvo la cabeza tras abrir un hueco de casi dos segundos sobre Bottas, quien tenía a Versteppen a siete décimas. El neerlandés tenía a Hamilton a más de un segundo. Por detrás, la cosa se animó ya que Charles Leclerc y Fernando Alonso luchaban por la décima plaza. El asturiano estuvo a punto de superar al galo en el inicio de la décima vuelta, pero el de Sauber mantuvo el temple provocando que el 14 se fuese algo recto en la primera frenada.

En cabeza, Vettel siguió con su notable ritmo, que hacía pensar que quizá sus rivales estaban conservando gomas. En la vuelta 12, su ventaja sobre Bottas era de 3.6 segundos, mientras Verstappen había perdido el DRS sobre el Mercedes número 77. Pese a ello, al de Red Bull se le dijo por radio que las ruedas de Bottas estaban al borde del sobrecalentamiento, aunque siguió perdiendo algunas décimas con respecto al finlandés, vuelta tras vuelta.

Pasada la vuelta 15, Ricciardo se acercó visiblemente a Hamilton, poco después de comentar por radio que sus gomas estaban al límite. Por delante, Vettel era inalcanzable en esa fase de la carrera, al llevar ya más 4 segundos a Bottas, quien también perdía comba con respecto a Verstappen. Al final de la vuelta 16, Verstappen y Hamilton entraron a boxes para montar gomas súperblandas, y el inglés casi se fue contra el muro de la curva dos durante la salida. Ricciardo paró una vuelta más tarde y salió justo detrás de su compañero de escuadra, en quinta posición, con Hamilton sexto por su error.

En la vuelta 21, la sorpresa era Gasly, séptimo y mantiendo una distancia de más de 2.5 segundos sobre Kevin Magnussen. Justo por delante, Hamilton entró en zona de DRS de Ricciardo, amenazando el quinto puesto del de Perth. Bottas recibió la orden de seguir tirando, pese a estar a casi 5 segundos de Vettel, mientras Kimi Räikkönen era tercero en tierra de nadie, pero con ritmo suficiente como para salir de boxes por delante de Hamilton, en caso de que, en esos instantes, decidiese entrar.

Justo pasado el primer tercio de la prueba, Bottas comenzó a reducir la distancia sobre Vettel, después de que éste se pasase de frenada en la horquilla, mientras Hamilton perdía el DRS de Ricciardo. En esa fase de la prueba, Sainz volvía a la octava plaza, mientras Alonso era undécimo, tras superar a Leclerc, aunque el hueso que tenía por delante era Esteban Ocon, quien podía mantener una saludable ventaja de entre 6.5 y 7 segundos sobre el McLaren.

La siguiente lucha en la parte baja del top 10 fue entre Grosjean y Ocon, con el Force India un punto superior al Haas, pero éste último defendiéndose con uñas y dientes de los ataques de su compatriota. Por delante, tras más de 30 vueltas, Vettel, Bottas y Räikkönen seguían con sus gomas de salida, las ultrablandas, lo que daba a entender que los tres iban a ir a una parada, cuando los demás era probable que fuesen a dos. Kimi paró en la vuelta 33 y por muy pocos metros Hamilton le ganó la quinta posición.

En el ecuador de la prueba, Vettel tenía ya más de seis segundos sobre Bottas, mientras Verstappen estaba a más de 23 del finlandés. Éste por fin entró al término de la vuelta 36, mientras Vettel llegaba al tráfico de los rezagados. Vettel hizo lo propio un giro después -es decir, 21 vueltas más tarde que Hamilton o Verstappen- y en una parada sin problemas, volvió a pista líder. Todo parecía estar de cara para el alemán, quien buscó acabar con la mala racha de Ferrari en Canadá, donde los de Maranello no ganaban desde 2004.

Vuelta 40 y Vettel era líder con 6.2 sobre Bottas y más de diez sobre Verstappen. Ninguno de los top 6 estaba cerca de los demás, lo que provocó que la prueba mantuviese una cierta estabilidad. En la vuelta 42, Alonso recibió el mensaje de que debía retirar su coche. Un par de giros más tarde, Hamilton volvió a recortar diferencias sobre Ricciardo por la cuarta plaza, aunque en determinados momentos el australiano respondía el ataque del inglés. Y aunque Bottas redujo su desventaja con respecto a Vettel en más de un segundo en las siguientes cuatro vueltas, el 5 parecía no tener que esforzarse demasiado en mantener la primera plaza.

Con la tendencia de ahorrar gomas, el único aliciente de la prueba acabó por ser la persecución de Hamilton a Ricciardo. El 44 navegaba en la franja del segundo de retraso sobre el 3, pero se pasó de frenada en la curva 1 y perdió más de un segundo. Aun así, Hamilton mantuvo el ritmo, pero el Red Bull respondió al ataque nuevamente.

En cabeza, Bottas había llegado a estar a solamente tres segundos de Vettel, pero un error le costó casi cinco, lo que dio oxígeno extra al Ferrari, quien en ningún momento pareció estar preocupado por una hipotética lucha directa con su rival. Justo por detrás, Hamilton por fin le cogió de manera sólida el DRS a Ricciardo. Solamente la aparición de los doblados podría ayudar al de Red Bull. Ocon, Sainz y Nico Hülkenberg permitieron al Red Bull ganar algo de tiempo.

Ricciardo se defendía como podía, alargando frenadas y trazando cualquier curva con extrema precisión para no perder la posición. Por delante, Verstappen fue reduciendo su distancia con respecto a Bottas, y en el último par de vueltas estuvo en el umbral del DRS del 77. Por su parte, que Ricciardo hiciese una y otra vez el mejor parcial de todos los pilotos le ayudó a mantenerse delante de un Hamilton un tanto impaciente.

Pese a que cierta VIP ondeó la bandera a cuadros una vuelta antes del final de la prueba, nadie se dio por aludido y el top 6 acabó como empezó: Vettel, Bottas, Verstappen, Ricciardo, Hamilton, Räikkönen, Hülkenberg, Sainz, Ocon y el incombustible Leclerc, quien volvió a puntuar.

 

En la general, Hamilton tiene ahora solo un punto sobre Vettel (121 – 120), Bottas es tercero con 86, Ricciardo cuarto con 84 y Kimi quinto con 68.

En dos semanas la F1 volverá a Francia y a Paul Ricard, el 26 de junio.