Inicio Fórmula 1 77, plata, impar y pole de Bottas en Baku

77, plata, impar y pole de Bottas en Baku

Fue una verdadera ruleta de la suerte en lo que se convirtió la sesión de entrenamientos oficiales en el trazado de Baku. El afortunado fue el número 77 correspondiente al Mercedes de Valtteri Bottas que relegaba a Hamilton nuevamente a la segunda posición en parrilla seguido por el Ferrari de Vettel.

Tal y cómo sucedía hace dos semanas en Shangai, Bottas salía vencedor en la lucha por el trono de Mercedes en la jornada del sábado marcando la pole position. “Es una gran sensación conseguir la pole en la última vuelta,” comentaba el finlandés. “Los Ferrari iban muy fuertes y no esperábamos el error de Leclerc. De todas formas nosotros hemos realizado un gran trabajo”.

Hamilton saldrá a su lado e intentará aprovechar cualquier descuido de Bottas para adelantarle. En segunda línea saldrá el SF90 de Vettel junto al Red Bull de Max Verstappen que empieza a estar ya en sintonia con la evolución 2 del motor Honda que equipa su monoplaza.

La tercera fila es para Pérez y Kvyat, por delante de Norris y Giovanazzi que a pesar de marcar el octavo mejor crono con el Alfa Romeo Racing deberá cumplir una sanción de 10 posiciones por cambios en el motor. El italiano había batido por vez primera a Raikkonen en la Q3; pero tendrá que cederle esa octava plaza en parrilla.

Los 10 primeros lugares los culminaban Leclerc en novena posición y a la espera de si hay cambios en su monoplaza que lo penalicen. Y la décima era para un enojado Carlos Saínz que nuevamente se veía obstaculizado en su labor por obtener un mejor resultado.

“Otra quali frustrante. No tengo mucho que decir. La sesión iba bien, estaba rodando en 1m41.9s – 1m42.0s por lo que habría pasado fácil a la Q3. El Haas ha cometido un error delante mío por lo que me han sacado bandera amarilla en la curva dos y eso ha arruinado mi último intento. No es la mejor manera de terminar la calificación de hoy”. Comentaba Carlos.


Vettel y Leclerc pugnan por el trono de Ferrari

La batalla interna por el poder en la casa de “Maranello” tuvo graves consecuencias para el equipo italiano, ya que en la Q2 tanto Vettel cómo Leclerc no querían dar su brazo a torcer para ver cómo el “otro” marcaba un mejor registro en el complicado circuito urbano.

En la curva 8 tras el incidente de Kubica todo estaba listo para la reanudación de la Q2. Uno de los primeros en pasar “con toque leve” en la rueda izquierda trasera sería Vettel, que salvó el incidente. Algo que no pudo hacer segundos más tarde su compañero de equipo: Leclerc.

El monegasco impactaba en el mismo punto que Vettel y acababa contra las mismas protecciones que habían sido reconstruidas a marchas forzadas tras la colisión del Williams de Kubica.

“Soy un verdadero estúpido, lo pienso de veras, no debo hacer estas cosas. El equipo merece mucho más y también todos los tifosi de Ferrari”. Estas eran las primeras palabras de Leclerc tras el incidente en la Q2. Charles perdía así su lucha por la pole, tras haber sido el más rápido en pista en las sesiones previas.