Inicio Actualidad Alonso, Aston Martin y el juego de sillas para 2023

Alonso, Aston Martin y el juego de sillas para 2023

Fernando Alonso y Aston Martin no han dejado respiro al inicio de las vacaciones en el Mundial de F1. El primer día del llamado “parón veraniego” ha sido el elegido para anunciar un acuerdo que se ha forjado a fuego lento desde hace semanas.

El contrato de Alonso con Aston Martin es multi anual, empezando en 2023. Todo eso ha provocado rápidamente que la parrilla de pilotos para el año 2023 en la F1 empiece a moverse. Entramos en el juego de las sillas.

Quién golpea primero

En Alpine han pagado muy cara su osadía de filtrar a la prensa francesa, un posible acuerdo con Alonso en el paddock de Hungaroring justo antes del GP de Hungría. Esa filtración tenía como clara finalidad mostrar que Alonso les ha traicionado a última hora fichando por Aston Martin.

Pero nada más lejos de la realidad. Ha sido un juego mental entre Alpine y el entorno de Alonso que finalizó ayer en Budapest.

Ese mismo escenario en el que Fernando explotaba de alegría en 2003 al conseguir su primera victoria en el Mundial de F1.

Para saber qué ha pasado realmente hay que remontarse unos meses atrás. Todo empieza en Montmeló. La visita urgente de Flavio Briatore al Gran Premio de España, con muleta y cojera incluidas, no levantó sospechas a la mayoría de la prensa.

Ese fue el detonante inicial para que se pusieran sobre la mesa todos los problemas internos que Alpine y Fernando tenían. En especial el comportamiento de sus dirigentes, empezando por Otmar Szafnauer y acabando por Laurent Rossi.

Alpine recibe de su medicina

La reacción inmediata a los movimientos de Briatore se tradujeron en resultados para Alonso, puntuando desde entonces en todos los Grandes Premios.

Pero en la vida, cuando la “bronca” es piramidal y baja desde la cima a la base, el efecto bola crece y el impacto es demoledor.

Eso ha pasado en Alpine. Acordaros de la foto de Briatore con Otmar. O del desangelado pastel de cumpleaños y de la infame fiesta que tuvo Fernando en Hungría hace unos días.

Y a todo eso sumadle la tuerca mal apretada. La no salida en la Sprint Race, el ataque feroz sin sentido ayer de Ocon, dejando además que les adelantaran todos los rivales en la lucha con Alonso…

Los contactos con Aston Martin han existido y el propio Alonso los había reconocido.

Sí, también me diréis que él mismo habló de quedarse en Alpine que era su casa. Que no quería saber nada de Sportcars (mensaje para Laurent Rossi y lo del WEC). Y que habló de resignación, y que no tenía una familia esperándole como le pasa a Vettel.

Todo eso forma parte de un claro juego mental que explotó este fin de semana en Hungaroring.

Cuando el entorno de Alonso comunicó al máximo responsable de Alpine (no Otmar, no Rossi) la decisión tomada de no renovar, se apretó el botón rojo de alarma en el equipo.

Stroll, un fan de Alonso

Aston Martin llama a la puerta del entorno de Alonso al conocer todo lo que pasa en Alpine con el dos veces campeón mundial. La propuesta que reciben es la de un acuerdo por 2 años prorrogables y un incremento de sueldo respecto a los 20 millones de euros que tiene actualmente como nómina base.

Desconozco hasta ahora otros detalles del acuerdo final (pluses por objetivos, contratos comerciales, etc…), pero lo que es evidente y no se puede ocultar es la pasión con la que van a recibir a Fernando en su nuevo equipo.

La primera idea de los inversores (Public Investment Fund) que han empezado a sanear las cuentas de Lance Stroll Sr., siempre fue la de mantener a Vettel y ficha a Fernando para tener un dúo de campeones en el equipo.

Hasta el último momento se ha mantenido una negociación con Vettel para que se quedara en Aston Martin. La llegada de Fernando no ha sido el motivo de su rechazo. Le han pesado más otras cosas que él mismo ya había adelantado desde principios de temporada.

Alonso Aston Martin y 2023

Vettel ha aconsejado la llegada de Mick Schumacher al equipo. El joven alemán no continuará en el programa Ferrari Drivers Academy a finales del presente año, y su marcha de Haas es segura. En su lugar regresaría al Mundial de F1: Antonio Giovinazzi.

Lance Stroll padre se ha declarado siempre un gran admirador de Alonso, y por eso su llegada a Aston Martin es una inmensa alegría por un lado y un posible problema por otro.

Los inversores quieren un equipo competitivo. Stroll hijo no es una garantía de éxito para ellos, y tras la marcha de Vettel verían con buenos ojos realizar algunos cambios.

Nico Hülkenberg va a cumplir 35 años y es el actual piloto reserva y desarrollador del equipo. Su nombre ha sonado con insistencia como recambio de Vettel antes del fichaje de Alonso. Ahora es un claro candidato a seguir en el seno de Aston Martin desarrollando la misma función de reserva en 2023.

Mick Schumacher es el “tapado” en la nueva Aston Martin. Joven, con proyección y un apellido que significa historia de la F1, son algunos de los apuntes que los inversores del equipo tienen en su dossier.

La decisión de mantener a Stroll hijo, o la de sustituirle en 2023 poco va a depender de su propio padre.

Las sillas movibles para 2023

El movimiento de ajedrez de Alonso ha puesto en marcha a los peones de la F1 a trabajar de inmediato.

Alpine debe reaccionar tras la marcha del asturiano, y ya tendrán vía libre para anunciar el debut de Oscar Piastri en los libres FP1 de Spa o Monza, así cómo su entrada en el equipo para 2023 junto a Esteban Ocon.

La no marcha del australiano a Williams supone un cambio de planes importante. El equipo de Jost Capito estaba de acuerdo con recibir motores Alpine y a Piastri en 2023 y luego devolver al piloto a Alpine, según las directrices marcadas por Laurent Rossi.

Ahora en Williams van a seguir con motores Mercedes (en principio) y con Alex Albon que hará equipo en 2023 con Nick de Vries que ya ha recibido el OK de Toto Wolff para ese cambio. Las tareas de piloto reserva y probador serán para el estadounidense Logan Sargent que es uno de los integrantes de la Williams Academy.

Si hubiera finalmente un movimiento en McLaren y Daniel Ricciardo abandonara la escudería, su lugar tiene por el momento un destinatario preferente. Colton Herta.

De todas formas, recordad que estamos en plena silly season, abierta de golpe por el nuevo tándem Alonso-Aston Martin.

Artículo anteriorAlex Palou: “seré piloto McLaren en 2023”
Artículo siguientePalou podría denunciar a Ganassi por difamación
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor

3 COMENTARIOS