Inicio Fórmula 1 Cómoda victoria para Lewis Hamilton en Singapur

Cómoda victoria para Lewis Hamilton en Singapur

Mucha humedad y mucha tensión en el inicio del GP de Fórmula 1 de Singapur 2018. El top 10 partía con gomas híperblandas, el resto variaba entre estas y las súperblandas y Lance Stroll se descolgó con una táctica del estilo “de perdidos al río”, con gomas blandas, las más duras -valga la contradicción- en Singapur.

En la salida, todo fue bien hasta la salida de la primera chicane, donde ambos Force India se tocaron y quien se llevó la peor parte de ello ha sido Esteban Ocon, quien chocó contra el muro, destrozado el lateral del monoplaza y forzando la salida del Coche de Seguridad (SC), justo después de que Sebastian Vettel superase a Max Verstappen por la segunda plaza.

La salida del SC fue beneficiosa para Vettel, ya que Hamilton salió como una exhalación y ya había cogido casi un segundo sobre el Ferrari.

La acción se reinició en la vuelta 4. Sin incidentes, Hamilton lideraba a Vettel, Verstappen Valtteri Bottas y Kimi Räikkönen. Fernando Alonso era noveno y Carlos Sainz décimo.

En primera instancia, Hamilton cogió 1.2 segundos a Vettel, pero éste fue recuperando décimas en las vueltas 5 y 6, hasta situarse en el DRS de su rival, aunque en las vueltas 7 y 8, el #44 volvió a salir del DRS del Ferrari, llegando a estar a 1.45 segundos por delante, gracias a su vuelta rápida en el octavo giro. De todos modos, esa diferencia fue fluctuando.

Hacia la vuelta 12 se hizo evidente que nos encontrábamos ante una procesión. Vettel empezaba a descolgarse de Hamilton, y Verstappen de Vettel -aunque un poco menos-, a pesar de declarar por radio a su equipo que el Red Bull iba “realmente bien”. Lo curioso era que Hamilton había comunicado que sus gomas empezaban a fallar, algo que no cuadraba con seguir marcando vueltas rápidas, bajando del 1:45.

Vettel entró a boxes en la vuelta 15, poniéndo un juego de ultrablandas, lo que confirmaba la estrategia a dos paradas de Ferrari. En el siguiente giro, Hamilton cubrió la táctica de los de Maranello, montando gomas blandas.el inglés volvió a pista con unos 2.5 segundos de ventaja sobre Vettel y el Force India de Pérez en medio. Ello perjudicó al #5 quien perdió más de un segundo tratando de superar al mexicano.

El retraso de Vettel con Checo se hizo evidente cuando Verstappen entro a boxes al final de la vuelta 16. Su parada, de 2.5 segundos, le permitió volver a pista segundo in extremis, además de que la vuelta del Ferrari, aun teniendo vía libre, fue más lenta de lo normal. En la vuelta 22, Kimi lideraba a Ricciardo, Hamilton, Verstappen y Vettel. Alonso era séptimo y Sainz, octavo.

Räikkönen entró a por goma blanda en el giro 22. El nuevo y flamante piloto de Alfa Romeo para 2019 se reincorporó en sexta posición. A pesar de llevar gomas diferentes, la diferencia entre Vettel y Hamilton se mantuvo estable y la llovizna que había empezado a caer sobre el trazado unas diez vueltas antes, se mantenía y no iba a más.

La parte central de la prueba fue escenario, como de costumbre en este circuito, de la procesión de Nuestra Señora de la F1, a la espera de que quien tuviese que entrar de nuevo a por goma fresca, animase la carrera, entrado ya el último tercio de la misma.

Afortunadamente, Checo Pérez animó el cotarro al adelantar a Sergey Sirotkin por la decimotercera plaza y chocar contra él al calibrar mal la distancia que le había cogido en la maniobra. Al ruso se le rompió parte del morro, mientras que el norteamericano tuvo que entrar a boxes por un pinchazo que le relegó a la cola del pelotón.

Los doblados hicieron acto de presencia en la vuelta 37. La lucha entre Sirotkin y Romain Grosjean ayudó a que Verstappen se pegase sin contemplaciones a Hamilton, sobre todo al adelantar al Williams, pero no tuvo tanta suerte el neerlandés con el galo de Haas, que le dejó a casi tres segundos del #44.

Alonso fue protagonista en la vuelta 45, al marcar un nuevo récord del trazado en el giro anterior, con gomas blandas. Pese a todo, la carrera había perdido toda emoción, al mantenerse las distancias entre los seis primeros -Hamilton, Verstappen, Vettel, Bottas, Kimi y Ricciardo-. Alonso continuaba séptimo, resultado impensable para McLaren en otros trazados.

En las últimas vueltas pasó lo habitual en 2018: varios pilotos formaron se iba aproximando entre ellos, pero nunca lo suficiente como para que hubiese acción. Räikkönen hizo lo propio con Bottas, pero aun entrando en el DRS, no hubo lucha fratricida entre finlandeses.

Así pues, victoria para Lewis Hamilton, seguido por Verstappen, Vettel, Bottas, Räikkönen, Ricciardo, Alonso, Sainz, Charles Leclerc y Nico Hulkenberg. En la general, Hamilton tiene ahora 281 puntos, por los 241 de Vettel y los 174 de Kimi8 y los 170 de Bottas.

La próxima prueba del Mundial de F1 será en el trazado semiurbano de Sochi, en Rusia, el 30 de septiembre. Esperamos que las inundaciones que ha habido este fin de semana no afecten a la estructura del circuito.