Inicio Fórmula 1 El mejor truco de Alonso

El mejor truco de Alonso

Fernando Alonso.

Hay momentos en la vida en que se deben dejar a un lado los kilómetros de distancia o la diferencia horaria para dar paso a la sinceridad en su máxima expresión.

Ver el accidente de Fernando en Albert Park fue una sensación extraña en la que se mezclaban sentimientos de estupor y preocupación a la misma velocidad que su monoplaza daba vueltas de campana.

Esos segundos en los que el McLaren volaba con Alonso aferrado al volante rumbo al muro fueron interminables. La imagen del coche destrozado y humeante era cómo un puñetazo en todo el estómago que te corta la respiración.

Pero por fortuna la magia de Fernando volvió a dar sus frutos. El siguiente plano del realizador era el del piloto con la espalda apoyada en el muro tomando aire antes de salir del amasijo de hierros y fibra de carbono en el que se había convertido su MP4 31-01.

Alonso había aprovechado un pequeño hueco en una maniobra que explicaba así :”he salido rápido para que mi madre, que estaba viendo la carrera por la tele en casa, ¡viese que estaba bien!”

Justo ahí mi mente se trasladó muchos años atrás, en concreto al 1999 cuando Fernando estaba sentado en esa misma posición con su espalda apoyada contra la pared. Ésta vez era un box del Circuit de Barcelona-Catalunya y otro coche muy distinto se encontraba en su interior.

Me senté a su lado en silencio e intenté fijar mi mirada en el mismo punto que él ubicaba la suya. Todo estaba listo para que empezáramos unas 24 Horas Automovilísticas en las que compartir asiento y volante sería el inicio de un largo camino conjunto en el que la vida te muestra a veces lo mejor y lo peor de un mundo en el que todo gira a más de 300 Km/h.

Dejo para otros el honor de rememorar abrazos, sonrisas, complicidades, anécdotas, secretos y hasta traiciones o mentiras.

Lo único que importa ahora es que Fernando logró en Melbourne su mejor truco de magia: salir ileso de un accidente que pudo costarle la vida.

No creo que nunca más compartamos ni tan sólo una pared de un box; pero por si acaso Fernando, siempre tendré mi maltrecha espalda y cansada mirada dispuestas a ello.

 

 

 

 

 

 

Artículo anteriorPrograma   17-03-2016
Artículo siguientePrograma   24-03-2016
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor