Inicio Fórmula 1 Fernando Alonso lanza un reto a sus “haters”

Fernando Alonso lanza un reto a sus “haters”

Fernando Alonso en una imagen histórica con Renault en la F1.

Durante 50 minutos en un Live de Instagram en el que Fernando Alonso aceptaba preguntas sin filtro y a bocajarro cómo algunos compañeros han definido, el ovetense tuvo de todo y para todos.

Más bien deberían haber calificado la charla del asturiano como una “liberación” de sus pensamientos y sentimientos tras los distintos comentarios realizados por su presencia en las recientes 500 Millas de Indianápolis.

Porque yo lo valgo y punto

Sonriente y mirando siempre a cámara, Fernando Alonso respondía una tras otra las preguntas de sus seguidores, hasta que llegó el tema de Indianápolis.

¿Hubo veto de Honda en la Indy?, le preguntaron con ingenuidad, a lo que Fernando Alonso respondió: “Esa es otra de las cosas que se leen muchas veces y es una tontería muy grande, ¿no?“.

Cuando sale algo mal o te han vetado o te han hecho esto, ya se sabía. Cuando sale algo bien te lo han regalado. Bueno que alguien de F1 con dos campeonatos del mundo, otro de resistencia, otro de karting, corra algún día un Rally Dakar y lo acabe, o corra algún día las 500 Millas de Indianápolis, sólo que corra, ¡eh!“, matizaba Alonso.

Cuando veamos eso en mucha gente , toda esa gente tendrá razón, pero hasta ahora hay que tomárselo con diversión“. Sentenciaba el asturiano una pregunta que en principio sólo hablaba de un posible veto de Honda, y que no respondió de forma clara.

Lo que hizo Fernando Alonso fue un magnífico “discurso” o “aviso a navegantes” que al más puro estilo de los emperadores romanos sirve para la distracción y la diversión de los “fieles” cómo cuando en el Coliseo se repartía pan antes de las batallas de los gladiadores.

Habría que buscar en la hemeroteca del año 1972 tras la victoria de Graham Hill en las 24 Horas de Le Mans y adjudicarse la tan ansiada “Triple Corona”, si el campeón británico realizó declaraciones similares a las de Fernando Alonso.

En esos instantes Graham Hill, ya tenía en su haber dos títulos mundiales de pilotos en la F1 (años 1962 y 1968), era tres veces subcampeón (1963, 1964 y 1965), cinco veces ganador del Gran Premio de Mónaco (1963, 1964, 1965, 1968 y 1969), así como ganador también de las 500 Millas de Indianápolis en el 1966.

Si utilizamos la “jerga” actual deberíamos decir: “bueno, vale, de acuerdo, las comparaciones son odiosas y suenan a excusa”; pero lo cierto es que en la vida todo tiene su significado y su motivo.

Ya que si empleamos la famosa frase del latín “excusatio non petita accusatio manifesta“, tal vez algunos podrán darle más luz a la amplia respuesta de Fernando Alonso a la pregunta de si fue o no vetado por Honda para participar en las Indy500.

Ahora a seguir con la F1

Lo que sí dejó claro Fernando Alonso, es que a partir de este instante la F1 volverá a ocupar su tiempo de forma preferente. El contrato que le une a Renault F1 es por dos temporadas, hasta el año 2022, aunque el ovetense tiene claro que la primera de las mismas va a ser un calco de lo que estamos viendo en la actualidad.

Preguntado por cómo ve su inminente regreso al circo rodante, Fernando volvía a esbozar una leve sonrisa y respondía: “Hombre, lo veo bien porque si no, no me hubiese unido a ellos. Pero siendo consciente también de que el año que viene va a ser una continuación de todo esto que estamos viendo cada fin de semana aquí y ahora, lo vamos a ver durante todo el año que viene“, explicaba Fernando.

Pero bueno… intentar estar ahí, y aprender y preparar un buen proyecto para 2022. Y mejor prepararlo dentro del equipo conduciendo cada fin de semana que jugando a la Play, ¿no?“, respondía el piloto.

Los intensos 50 minutos de Fernando Alonso en las redes sociales dieron para mucho más y de ello ya han dado buena cuenta todos los medios de una u otra forma.

Personalmente, lo que prefiero no entender (aunque lo sepa de sobras…) es el “regalo” totalmente gratuito recordando su gran palmarés y talento innato para conducir cualquier tipo de ingenio con ruedas y volante.

Es más que evidente que ha nacido para competir y ganar. Ya en su infancia lo demostró en el mundo del karting y posteriormente en todas las categorías en las que ha participado.

Tal vez ese “puñetazo en la mesa” que ayer dio Fernando Alonso con sus afirmaciones es un claro reflejo de los muchos que ha dado en todos estos años a puerta cerrada en las mesas o bidones de algún que otro box. Como sucedía en Indianápolis en 2004 con motivo del Gran Premio USA y una decisión favorable a su entonces compañero en Renault F1, Jarno Trulli.

Ese Alonso competitivo, luchador, incansable siempre tendrá todo mi respeto. El que ahora observo desde la distancia y la indiferencia por saber qué se cuece realmente en la parte posterior de los motorhomes, dista mucho del “nano” que tuve la ocasión de conocer.

Artículo anteriorSEAT MÓ marca pionera contra el COVID-19
Artículo siguienteEl Renault Mégane cumple 25 años
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor