Inicio Fórmula 1 El GP de Australia F1 podría ser cancelado en 2021

El GP de Australia F1 podría ser cancelado en 2021

El GP de Australia de F1 está en duda para 2021.

En Melbourne siguen los preparativos para la celebración del GP de Australia F1 que está programado para el 21 de marzo del próximo año 2021.

Aunque las normativas sanitarias impuestas por el gobierno local podrían impedir que los monoplazas del Mundial de F1 rodaran en Albert Park y suspender la prueba.

Cuarentena obligatoria en Melbourne

Las medidas anti COVID-19 establecen una cuarentena obligatoria de 14 días para todos aquellos que viajen desde cualquier parte hasta el continente australiano. Una normativa que ya se ha aceptado por parte de los tenistas que van a participar en el Open de Australia.

En el caso de los integrantes del circo rodante los problemas crecen. Que toda la logística del Mundial permanezca 14 días aislada en Melbourne comporta una gran pérdida económica que no parecen estar dispuestos a afrontar los responsables del campeonato.

Fuentes cercanas al gobierno de la región de Victoria (donde se encuentra Melbourne) han comentado que se han planteado la posibilidad de solicitar a las autoridades sanitarias una excepción de esa cuarentena para que se pueda disputar el GP de Australia F1 sin problemas.

Una inversión millonaria

La polémica está servida en Melbourne acerca del GP de Australia F1. En especial después de que se mostraran públicamente las cifras de pérdidas por parte del gobierno de Victoria, unos 20 millones de dólares australianos, al no poder celebrarse este año 2020 la prueba. Todo eso sin contar con las decenas de millones que también se deben sumar a las pérdidas por la devolución de las entradas.

Lo que si no pagaron fue la cantidad acordada con Liberty Media Corporation para la celebración de la prueba, unos 60 millones aproximadamente.

Para este año la empresa Motorsport Australia ha sido contratada para gestionar la organización del GP de Australia F1 por parte del gobierno local, y ya ha solicitado la ayuda de más de 1.000 voluntarios.

Normativa para crear una “burbuja”

El director de operaciones comerciales de Motorsport Australia, Michael Smith , ha declarado que en los planes sanitarios para el GP de Australia F1 han previsto el aislamiento total de unos 75 voluntarios. Ellos serán los que tengan un contacto directo con todo el staff del mundial de F1 en el paddock de Albert Park.

Estamos trabajando muy duro para que el GP de Australia F1 se celebre“, comenta Michael Smith. “Llevamos meses estudiando opciones, empezamos a discutir posibilidades ya en mayo para ver todos los posibles escenarios con los que nos podemos encontrar el próximo marzo. Sabemos que va a ser un duro sacrificio para todos. Es un gran reto que todos debemos afrontar con el mayor de los compromisos“.

Los responsables de Motorsport Australia han enviado a todos los voluntarios que desean colaborar en el GP de Australia F1 un mail con todos los detalles y condiciones necesarios para que puedan desarrollar su labor durante todo el periodo de tiempo que la F1 esté en Melbourne.

En primer lugar deberán someterse a un test del COVID-19, luego realizar una cuarentena de 4 días antes de que empiece el GP de Australia de F1 el 18 de marzo. En esos momentos entrarán en la llamada “burbuja” y deberán estar nuevamente 14 días en cuarentena cuando la prueba acabe el 21 de marzo.

Habrá que esperar para conocer si finalmente se puede disputar o no el GP de Australia F1 el próximo año en Melbourne. Por el momento las autoridades trabajan de forma intensa en todos los campos posibles para que no se cancele por segunda temporada consecutiva la prueba en el trazado de Albert Park.

Artículo anteriorLamborghini SC20, no existirá otro igual
Artículo siguienteLa BMW M2 Cup debuta en 2021 junto al DTM
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor