Inicio Fórmula 1 Hamilton gana a una parada y deja el Mundial visto para sentencia

Hamilton gana a una parada y deja el Mundial visto para sentencia

 

 

Tras un chubasco caído poco antes del amanecer, hubo algo de miedo de que el tiempo fuese inestable durante el Gran Premio de las Américas de 2017. Nada más lejos de la realidad, ya que la prueba se disputó bajo un sol radiante.

En la salida, Vettel hizo todo lo posible para superar a Hamilton y lo logró en la primera frenada, al arrancar notablemente mejor. Por detrás, Valtteri Bottas se mantuvo tercero mientras Daniel Ricciardo y Esteban Ocon completaban el top 5.

Por detrás, Fernando Alonso superaba en la horquilla de la curva 11 a Carlos Sainz por la séptima posición. Con una ventaja de 1,3 segundos, Vettel lideraba al término de la primera vuelta, mientras Ricciardo se lanzaba a por Bottas en la curva 1. El australiano llegó a sacar de pista al finlandés, y ambos fueron en paralelo durante un centenar de metros, antes de que el de Mercedes prevaleciese.

Esta lucha dejó a Vettel y Hamilton liderando en solitario. En la vuelta 3, se vio cómo Max Verstappen ya estaba décimo tras salir el decimoséptimo. Tras el siguiente paso por meta, Ricciardo lo intentó de nuevo sobre Bottas, y de nuevo se quedó corto en su intento. Esta lucha no solo siguió ayudando al dúo líder, sino que por detrás, Kimi Räikkönen se acercaba.

En la vuelta 5, Hamilton acechaba a Vettel, y en la 6 superó al alemán en la frenada de la curva 11. Verstappen ya era séptimo, tras superar a Alonso y Sainz. Las simulaciones de Red Bull situaban al neerlandés sexto, con lo que el piloto excedió esas previsiones, ya que en pocos minutos estaba pegado a Ocon por esa misma posición, que logró en la vuelta 10. Un par de giros después, Hamilton ya le sacaba más de tres segundos a Vettel, al tiempo que éste reportaba ‘blistering’ en la goma delantera izquierda.

Del top 5, Ricciardo fue el primero en pasar por boxes, al final de la vuelta 12. El de Perth, desafortunadamente, se retiró dos giros después en la revirada zona final del trazado por problemas de motor.

Vettel entró a cambiar gomas en la vuelta 17 y Hamilton tres giros después. Al alemán, tras recuperar casi cuatro segundos, casi le sale en undercut -tras salirse levemente de pista en la penúltima curva-, pero Hamilton se hizo fuerte y mantuvo su ventaja. Un poco más tarde, Sainz entró desde la sexta plaza y salió undécimo, por detrás de Checo Pérez. Tras luchar por la posición con los Force India, el McLaren de Alonso dijo basta en la vuelta 25.

Llegados a ese punto, Hamilton lideraba a Vettel por 3,6 segundos. A ambos les seguían Bottas, Räikkönen y Verstappen. Sainz era noveno.

En la vuelta 36, al tiempo en que Bottas parecía llegar a Vettel, era Räikkönen el que llegaba al segundo Mercedes. Pese a mantenerse pegado al alerón de su compatriota, Kimi no podía superarle, y por detrás llegaba Verstappen… quien se metió a boxes en la vuelta 37 a por otro juego de súper blandas, con el objetivo de lograr el undercut a los segundos Mercedes y Ferrari.

Vettel también pasó por el pitlane por segunda vez, un giro más tarde y salió en zona de DRS por delante del Red Bull. Tras un puñado de giros tratando de encontrar una situación propicia para intentarlo, Kimi dio cuenta de Bottas en la horquilla de la vuelta 42. Éste trató de devolver la maniobra, pero la mejor posición en pista del Ferrari lo impidió. Por detrás, Sainz atrapaba a Ocon en la vuelta 45, aunque con el paso de los minutos, el nuevo piloto de Renault se veía incapaz de superar a su rival.

En la vuelta 50, el top 5 era Hamilton, Räikkönen, Bottas, Vettel y Verstappen. Vettel entró en zona de DRS del segundo Mercedes, al que superó por fuera de la curva 1, un giro después. La ayuda de Kimi, momentos mas allá llevó a Seb a la segunda plaza.

El ritmo de Bottas era tan bajo, que hasta Verstappen le superó a falta de 4 giros. Pese a que las simulaciones marcaban que la estrategia óptima era a dos paradas, Hamilton ganó el GP parando una vez. Vettel aseguró la segunda posición, y Verstappen intentó superar a Räikkönen hasta el final, entrando en DRS en la penúltima vuelta. En el último paso por la recta trasera, Verstappen no llegó a estar a la altura del Ferrari, gracias a que Vettel bajó lo justo el ritmo para que el finlandés cogiese DRS y se pudiese defender.

Pese a ello, unas gomas en las últimas impidieron al de Ferrari mantener el podio. De todos modos, se vio que Max superó al Ferrari al poner todo el coche fuera de la pista, sobre el piano, por lo que acabó siendo relegado a la cuarta posición.

Bottas acabó quinto, tras verse obligado a entrar por segunda vez a boxes, cuando había perdido la lucha con Verstappen, y Sainz fue séptimo en su debut para Renault.

Este resultado da el título de constructores a Mercedes por cuarto año consecutivo. Hamilton tiene 331 puntos, por los 265 de Vettel. De acabar quinto, como poco, en México -carrera que se disputará en una semana-, logrará su cuarto título mundial.