Inicio Fórmula 1 Imola servirá de “laboratorio” para la F1 del 2022

Imola servirá de “laboratorio” para la F1 del 2022

El trazado de Imola que acogerá finalmente el Gran Premio dell’Emilia Romagna en tan sólo dos jornadas (sábado 31 de octubre y domingo 1 de noviembre) le servirá a Liberty Media y a la FIA para experimentar nuevas soluciones en el organigrama de los Grandes Premios del futuro.

En principio la exclusión del viernes en Imola se debe a reducir también el riesgo de exposición al COVID-19, pero también será útil para los próximos formatos de sesiones de entrenamientos libres y clasificatorios que se van a implementar en la F1.

Un GP experimental

Las previsiones de cara al GP en Imola apuntan a una sola sesión libre el sábado y después la habitual clasificación. Dejando para el domingo la opción de una nueva sesión al estilo “Warm Up” de hace unos años antes de la carrera.

Todo ello va encaminado a un nuevo estilo de Grandes Premios que podrían entrar en vigor con los cambios de reglamento en el año 2022, cuando se podría ampliar hasta a 25 las pruebas puntuables para esa temporada.

Al eliminar la jornada del viernes los equipos contarán con un día más de margen para los desplazamientos entre los circuitos y podrán contar con una mejor logística. Por otro lado al eliminar dos sesiones libres eso obligaría a los pilotos a exprimir al máximo la del sábado pero también a no relajarse en absoluto en la de clasificación, lo que equivaldría a un poco más de espectáculo en pista.

Imola tendría publico

Otra de las novedades que pueden centrarse el fin de semana reducido en Imola es la de la presencia de aficionados en las gradas del histórico trazado.

Tenemos esperanza que algunos podrán entrar en el circuito, un máximo de 1.000 espectadores que es el actual límite establecido por decreto ministerial para los eventos al aire libre“, comentaba Stefano Bonaccini, el presidente de la Regione Emilia Romagna.

Imola tendrá un GP este año

Esa es la gran ilusión de los organizadores del GP en Imola, la posible presencia de público para que puedan celebrar el regreso del Autodromo di Imola Enzo y Dino Ferrari a la F1 tras 14 años de ausencia en el calendario oficial del Mundial.

Ya estamos trabajando para obtener incluso si es posible una derogación temporal de ese decreto ministerial para que pueda entrar más gente en el Autodromo“, seguía explicando Stefano Bonaccini.

No podemos adelantar cifras en este momento, porque habrá que esperar a fechas más cercanas para ver cómo está en esos momentos la curva de la pandemia en nuestra región. Por suerte el Autodromo tiene unas amplias y cómodas instalaciones, por lo que será fácil organizar todo lo necesario para cumplir con las normativas legales“.

Un trazado lleno de historias

Imola y el Mundial de F1 empezaron su camino en común en el año 1980 cuando se celebró el Gran Premio de Italia en sustitución de Monza. Al año siguiente se estableció el GP de San Marino para el Autodromo y no dejó de celebrarse hasta el 2006.

La decisión de regresar a Imola por parte de los organizadores del Mundial de F1 es todo un reconocimiento a la historia del Autodromo Dino y Enzo Ferrari“, explicaba Angelo Sticchi Damiani, el Presidente del Automobile Club d’Italia.

Durante 25 años estuvo escribiendo páginas de historia deportiva. Es un retorno extraordinario que premia la gran calidad técnica de la estructura que tiene el circuito a todos los niveles, así como la validez y competencia de todos los profesionales que trabajan en él. Es todo un orgullo que Italia tenga este año tres Grandes Premios del Mundial de F1.”

Los mejores de la historia de la F1 han triunfado en Imola: Nelson Piquet, Alain Prost, Elio de Angelis, Ayrton Senna, Nigel Mansell, Damon Hill, Fernando Alonso y Michael Schumacher, que firmó siete triunfos en el circuito de Santerno siendo el último de los mismos el del año 2006.

Artículo anteriorAudi Sport y su sprint final en la Fórmula E 2020
Artículo siguienteBugatti Baby II, exclusividad a escala del Type 35
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor