Inicio Fórmula 1 Lewis Hamilton no da opción, mientras Vettel comete errores

Lewis Hamilton no da opción, mientras Vettel comete errores

Tras una sensacional clasificación, Lewis Hamilton era el gran favorito en el primer Gran Premio de Francia en una década, aunque faltaba por ver qué podrían hacer los Ferrari.

Esa pregunta quedó respondida a los pocos segundos de empezar la carrera, ya que Sebastian Vettel tocó a Valtteri a Bottas en la primera frenada, y una serie de otros toques en pleno pelotón provocaron la salida del Coche de Seguridad (SC). Bottas tuvo un pinchazo, Vettel tuvo que cambiar el morro, Pierre Gasly derrapó contra Esteban Ocon, chocaron y ambos quedaron fuera de juego.

En el cambio de gomas, Vettel montó gomas blandas (banda amarilla). El lider, por su parte, era Lewis Hamilton, seguido por Max Verstappen y Carlos Sainz. Charles Leclerc era sexto, mientras que Alonso también tuvo que entrar a boxes.

Al final de la vuelta 5 se reemprendió la acción. Hamilton fue hábil y cogió varios metros de ventaja al Red Bull. Por detrás, Kimi Räikkönen superaba a Leclerc por la sexta plaza y éste se las veía con Romain Grosjean en la primera zona revirada. Poco después, el 7 de Ferrari empezaba a presionar a Kevin Magnussen, pero el danés de Haas se mantenía firme en quinto lugar.

Vettel era 12º tras dar cuenta de Marcus Ericsson, pero recibió cinco segundos de penalización por su colisión con Bottas. Al ser más que probable que el alemán no volviese a parar, se le añadirían a su tiempo total de carrera. Por delante, Ricciardo superó a Sainz por la tercera posición.

Llegados a la vuelta 15, Vettel era octavo y Bottas undécimo en su remontada.

La calma en el top 5 provocó que la acción siguiese centrada en Vettel, sexto, y en Bottas, décimo. El de Ferrari siguió a buen ritmo y era quinto en la vuelta 20. En ese punto, Vettel estaba a más de quince segundos de Kimi, mientras Hamilton encadenaba varias vueltas rápidas, lo que daba a entender que su cambio de gomas estaba próximo. Era el momento de ver si el Ferrari iba bien en configuración de carrera, tal y como comentó Seb el sábado.

La fase central del GP fue tirando a soporífera (siendo benévolos) y los cambios de gomas no granjearon ningún cambio de orden. El cambio podría haber llegado en forma de lluvia, ya que McLaren alertó a Alonso que pasada la vuelta 30 podría caer agua en Paul a Ricard, predicción que no se cumplió. Mientras tanto, tras montar gomas blandas, Ricciardo iba atrapando a Vettel y en la vuelta 33, el australiano estaba en el DRS del Ferrari.

Con relativa facilidad, y en la enorme curva trasera, Ricciardo superó a Vettel y pronto cogió metros con respecto al 5. Incluso, Kimi fue recuperando tiempo a su compañero de escuadra, una vez cambió a gomas blandas. Lo que parecieron visibles problemas de gomas, pasaron factura al alemán, quien sucumbió al finlandés en la vuelta 39. Finalmente, y tras el error de Mercedes en el cambio de gomas de Bottas, Ferrari metió al 5 en boxes otra vez, para montar las ultrablandas. Además, Vettel cumplió su sanción.

El cambio de gomas de Bottas le dejó octavo, pero su aplastante ritmo significó que recuperaba hasta dos segundos por vuelta a Magnussen y Sainz, justo por delante. Un poco más allá, Kimi se iba acercando a Ricciardo. Los doblados no le fueron bien al de Red Bull, quien no aguantó muchas el empuje del finlandés. De hecho en la 47, el 3 tuvo que defenderse vistosamente de los envites del Ferrari, tercero finalmente en la chicane.

A tres giros del final, Sainz se vio superado sin piedad por Magnussen y Bottas, al tener las gomas en las últimas. Una salida de pista de Lance Stroll en la zona trasera obligó al despliegue del SC Virtual.

Y así acabó la prueba, con victoria clara de Hamilton, por delante de Verstappen, Räikkönen, Ricciardo, Vettel, Magnussen, Bottas, Sainz, Nico Hulkenberg y Leclerc.

Hamilton aumenta su distancia en la general sobre Vettel (145 puntos contra 133), Ricciardo es tercero con 96, Bottas cuarto con 92 y Räikkönen quinto con 83.

En una semana, Gran Premio de Austria, en el Red Bull Ring.