Inicio Fórmula 1 McLaren: Bouiller abandona el barco y Gil de Ferran coge el timón

McLaren: Bouiller abandona el barco y Gil de Ferran coge el timón

 

McLaren sigue sin rumbo a la deriva por quinto año consecutivo en el Mundial de F1. Una de las primeras decisiones respecto al fracaso del actual 2018 ha sido anunciar la marcha de Eric Bouiller y el nuevo organigrama directivo en la escudería con el brasileño Gil de Ferran ocupando ese lugar de Director Deportivo, además de Andrea Stella y Simon Roberts que también tomarán importantes roles en el equipo.

Todo ello antes del GP. de Gran Bretaña en Silverstone, y ha sido el propio Zack Brown quién ha querido matizar todo el cambio frente a la prensa.

“Sin duda nuestros resultados esta temporada demuestran que somos capaces de aprovechar al máximo de lo que disponemos: nuestra historia, el talento de la gente y los recursos y la tecnología que tenemos a nuestra disposición. La decisión que hemos tomado de cambiar la estructura directiva del equipo es para tener todo en orden, no podemos arrodillarnos, necesitamos un periodo de estabilidad. Sabemos que esta situación que vivimos no es de ayer y por supuesto no la vamos a solucionar hoy, aunque creemos que es el primer paso para regresar al lugar que McLaren se merece.”

Así de contundente se ha mostrado un Brown que tampoco se mostraba sorprendido por la petición de Bouiller de rescindir su contrato con el equipo.

“La renuncia de Eric no ha sido una sorpresa para mí, he pasado mucho tiempo a su lado y le conozco bien. Por supuesto que estamos sometidos a una gran presión durante demasiado tiempo y con Eric hemos hablado mucho sobre cómo mejorar el equipo. Él siempre ha querido lo mejor para McLaren y su marcha es algo que ya habíamos hablado con anterioridad cómo una de esas medidas de mejora a tener en cuenta.”

Ahora sólo falta conocer si los cambios que ha anunciado Brown surgen su efecto de cara a la temporada próxima en un equipo McLaren dónde tal vez las novedades aún no han acabado. Falta la rueda de prensa de Fernando…