Inicio Fórmula 1 Ricciardo, vence y convence en China

Ricciardo, vence y convence en China

Como estaba previsto, la temperatura era más alta el domingo que el sábado, con la pista a 39 grados (24 grados más que en la clasificación), lo que cambiaba la durabilidad de las gomas en el Gran Premio de China. Según Pirelli, la estrategia más rápida era a dos paradas: dos relevos en el ultrablando de unas 16 vueltas y otro con el medio a 24. Si no, la alternativa era dos relevos en el ultrablando a 17 vueltas y luego el blando a 22. A una parada, lo acertado sería blandas durante 21 vueltas y medio las otras 35, o ultrablandas 18 vueltas y medias durante 38.

En la salida, los Ferrari se pelearon entre ellos y eso permitió que Valtteri Bottas se colase a Kimi Räikkönen, quien un par de curvas después también se vio superado por Max Verstappen. Hamilton era quinto. Vettel tenía ya un segundo de ventaja sobre Bottas en el primer paso por meta.

El top 5 se estiró rápidamente (y, por extensión, el resto de la parrilla), con un Vettel velocísimo que ya tenía dos segundos y medio sobre Bottas tras dos giros. Por detrás, Hamilton intentaba no salir del DRS de Kimi, sin éxito.

Llegados a la vuelta cinco, Carlos Sainz era octavo y Fernando Alonso undécimo. Por delante, 11,3 segundos era la diferencia entre Vettel y Daniel Ricciardo, sexto.

La carrera entró en una fase de calma, sin cambios de posición, aunque algunas diferencias en el top 7 fueron creciendo, sin ser insalvables.

Brendon Hartley fue el primer piloto en cambiar de gomas, en la vuelta 11: de las ultrablandas a las medias, para no tener que parar de nuevo. Dos vueltas después, Sainz replicó ese movimiento. Del grupo delantero, Verstappen era el único con ultrablandos de inicio y parecía mantenerlos suficientemente bien, al perder solamente una décima por vuelta con respecto a Bottas.

Vuelta 16 y Vettel ya tenía 3,7 segundos sobre Bottas; 9,6 sobre Max; 12,5 sobre Kimi; y casi 14 sobre Hamilton.

A final de la vuelta 17, Verstappen entró a cambiar gomas y le montaron las medias, estrategia un tanto arriesgada, aunque replicada en Ricciardo en el giro siguiente. Hamilton y Bottas entraron en esos instantes, y asimismo recibieron las gomas medias.

La sorpresa saltó al inicio de la vuelta 21: Vettel entró a montar gomas medias, pero Bottas le ganó el undercut -atribuible a una parada algo lenta y un último sector muy rápido de Bottas en esa vuelta- , sacándole 1,2 segundos y, evitando así, la posibilidad de DRS.

Ferrari mantenía a Kimi en pista con la intención de intentar una estrategia a una parada como Dios manda. Es decir, algo más parecido a lo que Pirelli sugería y dándole una mínima ventaja sobre los demás, al tener al menos nueve vueltas menos. Lo malo era que Bottas se acercaba al 7 demasiado rápido, aunque por otro lado parecía que Ferrari intentaba esto para molestar a Bottas y permitir que Vettel se acercase, como Mercedes hizo a los de Maranello en Barcelona, en 2017.

Vuelta 30 y el top 10 era Bottas, Vettel, Verstappen, Hamilton, Ricciardo, Räikkönen, Alonso, Nico Hülkenberg, Sainz y Kevin Magnussen. Pese a la ayuda de Kimi a Seb, el ritmo de Bottas parecía ser algo mejor que el del Ferrari.

Un toque entre los Toro Rosso dejó restos de carbono en pista y entró en pista el Coche de Seguridad (SC) en la vuelta 32. De la cabeza, los dos Red Bull fueron los únicos capaces de entrar de nuevo a boxes. Ambos montaron gomas medias, volviendo a pista cuarto (Verstappen) y sexto (Ricciardo), justo por detrás de Kimi.

El top 10 en ese instante de carrera, estaba así: Bottas, Vettel, Hamilton, Verstappen, Räikkönen, Ricciardo, Magnussen, Hülkenberg, Romain Grosjean, Alonso.

La acción se reanudó al final de la vuelta 35. Bottas reaccionó bien y mantuvo el liderato, Por detrás, Alonso fue más listo que Grosjean y le robó la cartera en la frenada, por la novena posición.

Bottas sacó casi dos segundos a Vettel en una vuelta. La estrategia de montar gomas blandas fue bien a los Red Bull, ya que Ricciardo superó a Kimi por la quinta plaza, al final de la vuelta 37. Un par de giros después, Verstappen estuvo a punto de adelantar a Hamilton, pero su maniobra salió mal y acabó saliéndose de pista momentáneamente, cayendo a la quinta plaza, justo por detrás de Ricciardo.

Éste último tuvo una oportunidad clara para superar al cuatro veces campeón del mundo, en la vuelta 40, y de nuevo completó uno de esos adelantamientos desde muy lejos sobre el Mercedes. Dos giros después, Verstappen superó a Hamilton en la curva 6.

Ricciardo, por su parte, se situó segundo un poco más tarde, al superar de manera mucho más fácil a Vettel en plena recta trasera. Entonces, la diferencia entre el Red Bull y Bottas era de un segundo y medio, pero iba bajando con relativa rapidez. Por su parte, Verstappen tuvo una mala apreciación en la frenada de la recta trasera, en la vuelta 43, y acabó chocando contra Vettel, que dejó al 5 sexto, y luego séptimo, al verse superado por Hülkenberg.

Ricciardo ya tenía en el punto de mira a Bottas en la vuelta 45, superándole en otro adelantamiento desde lejos en la curva 6, que casi acaba en desgracia al estar ambos a punto de tocarse. Sólo los reflejos de Bottas evitaron la colisión.

Verstappen recibió diez segundos de penalización a sumarse a su tiempo final de carrera por su maniobra sobre Vettel. Siendo castigado adicionalmente con dos puntos en su licencia de piloto.

Así las cosas, en la vuelta 47, el top 10 era: Ricciardo, Bottas, Räikkönen, Hamilton, Verstappen, Hülkenberg, Vettel, Magnussen, Alonso y Sainz. La diferencia entre Bottas y Kimi era de 1,5 y bajó rápidamente hasta zona de DRS en la vuelta 50. El 7 se acercó bastante a su compatriota, en varias ocasiones, pero se quejó de pérdida de adherencia por las turbulencias del Mercedes sobre el Ferrari, por lo que no tuvo claro el adelantar a su compatriota

El desastre de Vettel se completó en la vuelta 55, cuando Alonso superó a Vettel por la séptima plaza, al final del tirabuzón de las primeras tres curvas.  El asturiano estuvo estudiando dónde adelantar al alemán que hacía lo posible por resistir con un maltrecho Ferrari tras el “toque” de Verstappen, y tuvo que hacerlo en la primera curva que pudo con una gran acción, ya que en las rectas a pesar del difusor roto del Ferrari, el McLaren no era capaz de adelantarle por velocidad punta.

Así pues, Daniel Ricciardo consiguió una fantástica victoria sobre Bottas, Räikkönen, Hamilton, Verstappen (tras aplicarle los diez segundos de sanción), Hülkenberg, Alonso, Vettel, Sainz y Magnussen que fueron lols diez primeros clasificados tras bajar la bandera a cuadros en Shangai.

La general queda de esta forma: Vettel lidera el Mundial con 54 puntos, Hamilton es segundo con 45, Bottas con 40, Ricciardo con 37, Räikkönen con 30, y Alonso sexto con 22 al igual que Nico Hulkenberg.  Cierran la tabla de puntos conseguidos Carlos Sainz en 12º lugar con 3 puntos, seguido de Marcus Ericsson con 2 puntos en 13.er lugar y con 1 solo punto se encuentra el francés Esteban Ocón en 14º.

Una vez más en el podio, Daniel no pudo resistir celebrar la victoria de la forma habitual, con el “champagne” en su bota bajo la atenta mirada de sus compañeros…

La próxima cita del Mundial de F1 2018 será el Gran Premio de Azerbaiyán, el 29 de abril.