Inicio Fórmula 1 Situación complicada para el nuevo propulsor de Red Bull en 2019

Situación complicada para el nuevo propulsor de Red Bull en 2019

Aston Martin Red Bull Racing es el equipo privado más potente de la actualidad y hace tiempo que sus máximos responsables están buscando un motor que les dé garantías suficientes para seguir optando a victorias y títulos.

La última maniobra de los austro-británicos fue que su segundo equipo, Toro Rosso, montase los propulsores Honda rechazados por McLaren por evidentes cuestiones de fiabilidad. No obstante, en la primera jornada de tests de pretemporada 2018, Brendon Hartley completó más de 90 vueltas al Circuit de Barcelona-Catalunya llegando a afirmar que el nuevo motor tenía más potencia que el anterior, el Renault. De todos modos, estamos en pretemporada.

No cabe duda de que Red Bull está a la espera de ver cómo va el Honda antes de decidirse por un nuevo proveedor de cara a 2019, sobre todo tras ver cómo en Renault se están centrando más en la fiabilidad -en 2018 solo habrá tres motores para todo el año- pero eso no ha sentado bien en Renault, quienes a través de su Jefe Deportivo, Cyril Abiteboul, han manifestado: “La fiabilidad, las prestaciones y la competitividad van de la mano, y ya el año pasado tuvimos que reducir las prestaciones para evitar roturas. Este año empezamos al mismo nivel de prestaciones con el que acabamos en 2017, algo inusual para nosotros. Eso nos permitirá usar el motor al máximo antes”.

Abiteboul, han proseguido diciendo sobre Red Bull que “no vamos a estar esperando a que se decidan eternamente. Sé que el equipo tiene distintas opciones, pero tendrán una fecha límite para decidir qué hace en el futuro”.

La fecha límite está en la normativa actual, ya que a finales de mayo la FIA tiene que tener una idea de quién va a suministrar motores a qué equipo.

Abiteboul ha llegado a decir que la marca podrá hacer una oferta al equipo, quienes podrán tomarla o dejarla, independientemente de todo lo que rodee a la renovación, como los proveedores de carburantes o los programas de desarrollo.