Inicio Fórmula 1 Suzuka, un trazado rápido y complicado

Suzuka, un trazado rápido y complicado

Suzuka_FerrisWheel

Suzuka es un circuito propiedad de Honda Motor Company. Fue construido en 1962 y su genuina forma de ocho nació de la pluma del conocido diseñador holandés John Hugenholtz. La pista es estrecha y su diseño deriva en una conducción rápida y fluida, haciendo de éste uno de los trazados más venerados del calendario de la Fórmula 1.

Los mejores pilotos y coches suelen destacar en Suzuka, puesto que se trata de una pista implacable. Es ondulada y bacheada, y para poder ser rápido un piloto necesita demostrar compromiso y una gran precisión. Incluso el más pequeño de los errores puede tener un duro castigo cuando la media de velocidad supera los 230 km/h.

150133_news-brembo-giappone

En una vuelta completa predominan las curvas rápidas, pero no hay sector más desafiante y emocionante que la secuencia de curvas rápidas del primer sector, conocido como el de las Eses. Estas cinco curvas están conectadas y se cogen a una velocidad mínima de 210 km/h. De hecho, tan sólo una de las curvas de los 5,807 km de los que se compone una vuelta se toma a menos de 100 km/h.

Las fuerzas que conllevan las curvas son muy exigentes con los neumáticos, razón por la que Pirelli llevará sus dos compuestos más duros a la carrera: los Medios (Opcionales) y los Duros (Principales). Esta combinación ya se ha empleado hasta en tres ocasiones en lo que va de año, siendo la fecha más reciente la del Gran Premio de Gran Bretaña, y debería derivar en diversas opciones de estrategia interesantes durante la carrera.

 

 

Artículo anteriorTiguan 2016, la apuesta SUV de VW
Artículo siguientePrograma   24-09-2015
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor