Inicio Fórmula 1 Vettel gana un GP de Bélgica marcado en la primera curva

Vettel gana un GP de Bélgica marcado en la primera curva

 

Spa Francorchamps estaba preparado para vivir un intenso GP de Bélgica. Las gradas llenas principalmente de color naranja para apoyar a Verstappen, saltaban de júbilo cuando los semáforos se apagaban en la parrilla de salida.

Justo en la primera curva, mientras Hamilton aguantaba inicialmente los ataques de Vettel y los dos Racing Point Force India, Hulkenberg provocaba un terrible accidente (afortunadamente sin consecuencias) tras pasarse de frenada e impactar contra la parte posterior del McLaren de Fernando Alonso.

El asturiano a su vez colisionaba con el Alfa Romeo Sauber de Leclerc volando por encima del mismo y poniendo a prueba el Halo que resulto milagroso para el piloto monegasco.

Al mismo tiempo Alonso impactaba en su vuelo con el alerón posterior del Red Bull de Ricciardo que en esta carambola a cuatro pinchaba la rueda posterior derecha del Ferrari de Kimi y también le dañaba el alerón posterior.

Los comisarios decidieron tras la prueba sancionar con 10 posiciones en la parrilla de Monza a Hulkenberg para el próximo Gran Premio de Italia  y retirarle 3 puntos de la Licencia FIA.

“No he calculado bien la frenada en ese punto. Creí que tendría mayor adherencia en los neumáticos. Ha sido mi error, he fallado y lo siento,” explicaba el piloto de Renault tras conocer la decisión de los comisarios de la FIA.

Por su parte Alonso tras un primer reconocimiento médico se mostraba muy enfadado con lo sucedido.

“Estoy decepcionado. Hemos hecho una buena salida. Había algunas posibilidades de adelantar en la primera curva – vas a lo seguro, frenas en el mismo punto, y luego miras en el retrovisor y ves que los que vienen por detrás se están comportando como si fuese la última vuelta del campeonato.”  Explicaba el asturiano a la prensa

“He visto por el retrovisor que venía Nico con los cuatro neumáticos bloqueados a una velocidad muy alta. Se ha pasado el punto de frenada de largo, no por unos metros. Yo no tenía manera de esquivarlo y he sentido el impacto y he volado por encima del coche de Charles. Nico ha jugado un poco a los bolos con nosotros hoy.” Seguía detallando Alonso.

“Es una pena ver estas cosas porque este tipo de accidentes suele tener consecuencias graves pero lo positivo es que todos los involucrados están bien, sobre todo Charles, ya que le pasé por encima. No hacía falta confirmarlo, pero el halo ha demostrado hoy de nuevo que es una pieza muy importante del coche”. 

Ajenos a todo ello Hamilton mantenía la pugna por la primera posición hasta que Vettel aprovechó mejor la potencia de su monoplaza para adelantar al británico justo antes de que el director de carrera decidiera sacar el coche de seguridad a pista.

Fueron instantes dubitativos los que se vivieron en el muro de boxes aprovechando algunos equipos la presencia del Safety Car para realizar una primera parada técnica mientras los involucrados en el accidente múltiple iban regresando también pero sin opciones de continuar.

De esta forma Ricciardo estuvo parado en el garaje hasta que se dio la orden para reanudar la prueba transcurridas 4 vueltas (3 de ellas con el SC) ya con su monoplaza reparado de urgencia pero con 1 giro de retraso respecto al resto.

Vettel no quiso sorpresas y desde que tuvo luz verde inició su escapada rumbo a la victoria. En apenas una vuelta había conseguido una distancia superior a los 1’7 segundos con Hamilton que veía cómo la velocidad punta del Ferrari nada tenía que ver con la de su flecha de plata que era incapaz de mantener el ritmo marcado por el piloto alemán de la escudería de Maranello.

Cuando se abrió el periodo de DRS llegaría el momento de Max Verstappen (y el deleite de sus seguidores) para aprovechar al máximo las prestaciones del Red Bull junto a su estilo de pilotaje para adelantar a los Racing Point Force India de Ocón y Pérez en apenas 3 vueltas y situarse en una cómoda tercera posición.

En cabeza Vettel y Hamilton alternaban las vueltas rápidas en carrera y estaban muy atentos a las órdenes de sus ingenieros por la radio para buscar el momento oportuno de la entrada en boxes y un posible cambio de posiciones.

Por su parte Bottas (que había salido 17º y había entrado en boxes para cambiar el alerón delantero en la primera vuelta) también se encontraba inmerso en su lucha particular remontando posiciones de forma espectacular, todo lo contrario de su compatriota Raikkonen que tras entrar en dos ocasiones en boxes para intentar reparar la ala posterior se veía obligado a abandonar la prueba.

En Mercedes decidieron en la vuelta 22 que era el momento para intentar que Hamilton entrara en boxes y conseguir arrebatar el liderazgo a Vettel. El británico invirtió un total de 22,3 segundos en la maniobra que le hicieron regresar a la pista en tercer lugar tras Verstappen.

Fue entonces cuando Ferrari llamó rápidamente a Vettel que entró un giro más tarde en boxes, consiguiendo los mecánicos de Maranello un gran trabajo, pues el alemán regresaba a la pista justo por delante de Verstappen sin haber perdido el liderazgo de la prueba.

Hamilton sabía que no podía dejar escapar a Vettel y tras adelantar a Max y marcar una nueva vuelta rápida intentó la caza del Ferrari, en especial sabiendo que Bottas estaba ya en cuarto lugar asegurando puntos para Mercedes en el Mundial de Constructores.

Desde ese instante no hubo cambios al frente, mientras en el resto de participantes se sucedían los adelantamientos en la pugna por entrar en la zona de puntuación.

Pérez y Ocón se situaban quinto y sexto cerrando así una gran actuación para el equipo que estrenaba nueva nomenclatura en Spa y que podría seguir teniendo novedades en Monza con la marcha de Ocón y la llegada de Stroll al equipo.

Tras ellos, eran Grosjean, Magnussen, Gasly y Ericsson  quienes cerraban la zona de puntos dejando fuera de la misma a un Carlos Saínz que acabaría undécimo.

Vettel controló siempre a la perfección la distancia con Hamilton consiguiendo así una importante victoria, la número 52 en su carrera deportiva y adelantando en las estadísticas al mismo Alain Prost.

“¿De veras acabo de batir a Prost en número de victorias?”, le decía Vettel a Martin Brundle tras bajarse del Ferrari, aún sorprendido por el dato. “Ha sido una carrera muy cómoda tras la salida del Safety Car. Tenemos un gran coche y eso me ha permitido relajarme un poco en el tramo final. Ahora vamos a Monza para disfrutar al máximo con nuestros seguidores.”

El que no dejaba de observar el monoplaza de Vettel en la zona de vencedores era Hamilton. El británico incluso llegó a decir que en Ferrari tenían algo “extra” para vencer.

“Tienen varias cosas en el coche que les ayuda a tener esa ventaja. No quiero que se mal interprete lo que digo, no me refiero a que sea ilegal. Es simplemente ese truco que te da un poco más de prestaciones. Todos tenemos cosas así en nuestros coches. Truco es una palabra que empleo para algo especial, no se de qué se trata en el caso de Ferrari, y por lo tanto no puedo decir si es legal o no.”

El tercero en el podio fue Max Verstappen que acabaría a 20 segundos de Hamilton y a 37 por delante de un Valtteri Bottas que recibiría con posterioridad una sanción por parte de los comisarios.

El finlandés admitió su error en la colisión con el Williams de Sirotkin en la primera vuelta y le aplicaron 5 segundos de penalización a su tiempo final.

A pesar de ello Bottas pudo mantener la cuarta plaza por un margen de 2,382 segundos frente a Pérez, aunque los comisarios también sancionaron al piloto de Mercedes con dos puntos en su Licencia FIA.

Ahora la lucha por el Mundial entre Mercedes y Ferrari se traslada a casa de este último, a Monza con motivo del Gran Premio de Italia que se disputará el próximo fin de semana.