Inicio Fórmula 1 Victoria para Hamilton en Hungría, Vettel minimiza daños

Victoria para Hamilton en Hungría, Vettel minimiza daños

La situación cambió del sábado al domingo. De lluvia más bien intensa al calor típico de Hungría, con 33 grados de temperatura del aire que dejaban la pista a 57, diez minutos antes del inicio. Al llover durante la clasificación, todos los pilotos podían empezar la carrera con las gomas de su elección.

Como ejemplo, en Mercedes podían quitar una placa de la carrocería, sobre las entradas de aire laterales y al lado del protector lateral del piloto, para ayudar a la ventilación del coche, si fuese necesario, como veréis justo abajo:

Ferrari dividió la estrategia, con Kimi Räikkönen montando gomas ultrablandas y Sebastian Vettel las blandas. Ambos Mercedes montaban ultrablandas. En la salida, Vettel pasó al 7 por la tercera posición al llegar a la curva 2. Por su parte, Max Verstappen subió a la quinta plaza, dejando a Pierre Gasly y Kevin Magnussen por delante de Carlos Sainz. Daniel Ricciardo tuvo un toque en la goma delantera izquierda de Marcus Ericsson.

Charles Leclerc tuvo que retirarse, tras ser víctima de un sandwich con los Force India. En dos vueltas, Hamilton sacó 1.6 segunfos a Bottas y 3.1 a Vettel, pero éste último iba con una estrategia ligeramente diferente, auqnue eso no le impedía estar a 4.5 segundos en la vuelta 6. Sainz se mantenía octavo y Fernando Alonso, undécimo.

Al inicio de la vuelta 7, Verstappen tuvo una bajada notable de ritmo y comunicó por radio que no tenía potencia. El neerlandés tuvo que retirarse y se desplegó el Coche de Seguridad Virtual (VSC) durante una vuelta. Para entonces, Ricciardo ya estaba a punto de superar a Alonso por la undécima plaza, conseguida en el inicio de la vuelta 10.

Por delante, Vettel ya estaba a seis segundos y parecía que los Mercedes controlaban bien el ritmo de carrera. Con ello, el espectáculo lo ponía Ricciardo, décimo y con ritmo para llegar a Nico Hulkenberg en menos de media vuelta. Por otro lado, Kimi se quejó de que no tenía el mecanismo de su bebida activado.

Vuelta 15 y el top 10 era Hamilton, Bottas, Vettel, Räikkönen, Gasly, Magnussen, Sainz, Ricciardo, Brendon Hartley y Hulkenberg. Al final de esa vuelta, Kimi entró a montar gomas blandas, en una operación que le costó 5.1 segundos, volviendo a pista sexto y arruinando el posible undercut con Bottas. Éste sólo necesitó 2.5 segundos para pasar a las blandas.

Hacia la vuelta 20, la temperatura de la pista bajó a los 48 grados. Casi al final del primer tercio, se vio una bonita lucha entre Ricciardo y Magnussen por la sexta plaza. El danés aguantó al de Perth en dos ocasiones, a final de la recta de meta, pero en la segunda ocasión el Red Bull tenía más velocidad para adelantar por el exterior de la curva 2.

Por delante, Hamilton empezaba a bajar el ritmo y Vettel le recuperaba más de dos segundos y medio en poco más de un par de vueltas. El 44 reaccionó y recuperó tres décimas, mientras el equipo le decía que aguantase el ritmo. Lewis entró a final de la vuelta 25 a montar blandas, con lo que se esperaba que Vettel, aun pasando a liderar, tuviese que aguantar los ataques del Mecedes en pocas vueltas.

Lo que sí parecía seguro era que, en esas circunstancias, Vettel podría hacerle el undercut a Bottas, si paraba en torno a la vuelta 30, al tiempo que Kimi se acercaba a su compatriota con cierta rapidez, a medio segundo por vuelta. Lo que empezó a vislumbrarse en pocos giros era que Vettel era más veloz que Lewis llegando a sacarle 14.5 segundos.

No obstante, Hamilton empezó a recuperar décimas tímidamente -en parte ayudado por los doblados-, pero lo justo como para obligar a Vettel a realizar un segundo stint más al ataque, más cuando la diferencia bajó a los 9 segundos en la vuelta 38. Por detrás, Ocon taponaba a Sainz y Grosjean, lo que ayudaba a Alonso -séptimo- a asegurar los puntos.

Por fin, Vettel entró a cambiar gomas al final de la vuelta 39, montó las ultrablandas, tuvo problemas con la goma delantera izquierda, volvió a pista tercero y en menos de una vuelta ya estuvo a la altura de Bottas. Estaba claro que el 5 debía deshacerse del 77 lo más rápido posible, si quería tener la opción de disputarle la victoria a Hamilton. Por otro lado, el ritmo de los McLaren les permitió hacer el undercut a Sainz, Grosjean, Hartley y Hulkenberg en su lucha por los puntos. Alonso era octavo y Vandoorne noveno.

El único de los favoritos que no había parado era Ricciardo, quien hacía unos tiempos más que razonables, a menos de 20 segundos de Hamilton, y bajando. Por su parte, Vettel tenía problemas de adherencia con las ultrablandas, que no le permitían acercarse lo suficiente a Bottas, para intentar el adelantamiento. Finalmente, Ricciardo entró a montar las ultrablandas en la vuelta 44 y 2.2 segundos más tarde volvía a pista, quinto.

Vettel no podía superar a Bottas y Hamilton ya tenía más de 12 segundos sobre su compañero de escuadra en la vuelta 52, justo el punto en que el 5 decidió volver a la carga, y en el momento en que Vandoorne, quien podía volver a puntuar, se vio obligado a abandonar por un problema en la caja de cambios. El VSC volvió a desplegarse. En Mercedes se prepararon para cambiar gomas, pero como estratagema para despistar a los rivales, no como posibilidad real.

Kimi volaba, casi literalmente, con sus gomas blandas de más de 30 vueltas, y se encontraba a 5 segundos de Vettel y Bottas, en la vuelta 55. Justamente, este dúo vio cómo Alonso afectaba su diferencia cuando fue doblado y Vettel lo intentó de nuevo, aprovechando que Bottas empezaba a tener problemas con las gomas traseras. A diez giros del final, el 7 ya estaba pegado al 5.

Con esto, quedaba la duda de si Ferrari correría el riesgo de dejar pasar a Kimi para molestar a Bottas y, así, permitir a Seb intentar llegar a la segunda plaza de otra manera. La lógica dictaba, no obstante, que era mejor dejar las cosas como estaban. Incluso, por radio, Vettel dijo casi con una carcajada que podía ir un segundo y medio más veloz que Bottas. El problema, como siempre en Hungaroring, era encontrar el hueco para adelantar.

Al inicio de la vuelta 66, Vettel se pegó a Bottas en la primera frenada, y salió con más velocidad hacia la segunda. En esa frenada, Vettel ya estaba por delante pero al cerrarse, Bottas tocó la trasera del Ferrari y rompió parte del bigote del Mercedes. Se temió que Vettel tuviese un pinchazo pero por suerte para él, no lo tuvo. Por su parte, Bottas prosiguió pero se vio acosado por Ricciardo.

Al intentar adelantarle, el 77 -sin tanta carga delantera- no pudo frenar lo suficiente y chocó contra Ricciardo, quien intentaba la maniobra desde fuera. Pese a todo, Ricciardo siguió pegándose al Mercedes hasta que en la primera frenada de la última vuelta, el australiano superó al finés.

Por delante, Hamilton volvió a ganar sobre Vettel, Kimi, Ricciardo y Bottas.

El top 10 lo completaron Gasly, Magnussen, Alonso, Sainz y Grosjean.

La general queda con Hamilton con 213 puntos. Vettel tiene ahora 189, Kimi 146, Bottas 132 y Daniel Ricciardo 118.

El 26 de agosto la F1 volverá a Spa, para el Gran Premio de Bélgica.