Inicio Marcas de Coche Audi Los Audi e-tron S y S sportback llegan este otoño

Los Audi e-tron S y S sportback llegan este otoño

141
Los e-tron S y S sporback a la venta en otoño

Audi continúa su ofensiva eléctrica con los nuevos e-tron S y e-tron S Sportback. Ambos modelos S eléctricos utilizan tres motores, dos de ellos situados en el eje trasero.

Su sistema de propulsión inteligente eleva la seguridad y la dinámica a un nuevo nivel. Además de la tracción quattro totalmente eléctrica, están equipados con un sistema de vectorización de par que distribuye la fuerza de forma variable y activa entre las ruedas del eje trasero.

Tres motores eléctricos

En el modo S de la transmisión ambos modelos ofrecen su máximo rendimiento durante 8 segundos, alcanzando una potencia máxima de 370 kW (503 CV) y un par de 973 Nm. Para acelerar de 0 a 100 km/h apenas necesitan 4,5 segundos; y alcanzan una velocidad máxima de 210 km/h.

Los nuevos modelos S cuentan con dos motores eléctricos en el eje trasero y uno en el delantero, lo que los convierte en los primeros coches eléctricos del mundo producidos en serie con tres motores eléctricos.

La disposición del sistema de propulsión se basa en el principio de construcción modular. En el eje delantero se instala una versión adaptada del motor eléctrico que acciona el eje trasero en el Audi e-tron 55, en este caso con más potencia. El motor eléctrico delantero del Audi e-tron 55, con una serie de modificaciones, se instala por partida doble en el eje trasero.

La batería de alta tensión tiene una capacidad de 95 kWh, con el 91% (86 kWh) utilizable. Con una única carga de la batería, el Audi e-tron S y el Audi e-tron S Sportback alcanzan una autonomía según el ciclo WLTP de 360 y 365 km (valores preliminares), respectivamente.

Tracción Quattro especial

Para mejorar la eficiencia, cuando los nuevos modelos S funcionan en modo de conducción normal sólo se activan los dos motores eléctricos traseros. El motor delantero entra en acción si el conductor exige más rendimiento, o de forma predictiva si disminuye la adherencia.
Cada uno de los motores eléctricos traseros envían el par de tracción directamente a la rueda correspondiente, sin necesidad de utilizar un diferencial mecánico, a través de una transmisión de una sola velocidad.

El reparto en función de las necesidades apenas lleva unos milisegundos y el sistema puede gestionar pares de tracción muy elevados.

Los conductores experimentan la excelente agilidad y tracción de los modelos S eléctricos particularmente en carreteras de curvas; el carácter del vehículo enfatiza el eje trasero. Si el control de estabilidad ESC está en el modo “sport” y el sistema de conducción dinámica Audi drive select se encuentra en el programa “dynamic”, la programación de la unidad de control facilita un alto nivel de dinámica transversal y, si se desea, también de derrapes controlados.

Al acercarse al límite que establece la física, la rueda delantera situada en el interior de la curva, que soporta menos carga, se desacelera ligeramente mediante una aplicación selectiva de los frenos para evitar el deslizamiento y mejorar la agilidad.

El alto nivel de dinamismo y precisión y la seguridad sin concesiones se basan en el funcionamiento en red de todas las unidades de control que gestionan los sistemas de suspensión y de tracción.

Mayor recuperación de energía

Tanto el Audi e-tron S como el Audi e-tron S Sportback revelan su potencia eléctrica a primera vista. Los paragolpes delanteros y traseros cuentan con contornos pronunciados, mientras que las entradas de aire son particularmente grandes y con un llamativo diseño. La inserción en el difusor trasero se extiende casi a lo largo de toda la anchura del vehículo.

Los pasos de rueda ensanchados 23 milímetros a cada lado contribuyen a la apariencia deportiva. Las molduras plateadas en la parte delantera y en la trasera, así como las carcasas de los espejos retrovisores de aluminio, son características exclusivas de los modelos S. De forma opcional se puede solicitar un acabado con color de contraste que se aplica a gran parte de la sección inferior de la carrocería.

Ambos vehículos pueden equiparse con los faros Matrix LED digitales como opción. Cada haz de luz se divide en 1,3 millones de píxeles y puede se controlado con gran precisión, lo que permite muchas nuevas funciones. En carreteras estrechas, por ejemplo, muestra la posición del vehículo en el carril, lo que ayuda al conductor a circular de forma segura por el centro.

Como parte del eficiente sistema de gestión térmica, cada e-tron está equipado con una bomba de calor de serie que aprovecha la energía térmica del calor residual de los componentes del motor, lo que permite aumentar la autonomía hasta en un 10 por ciento.

El sistema de recuperación de energía también contribuye a la eficiencia del vehículo. El conductor puede elegir entre tres niveles de recuperación; el más alto de ellos permite experimentar la conducción “one pedal feeling”, utilizando el pedal del acelerador también para perder velocidad sin necesidad de activar los frenos.

A la hora de frenar, los motores eléctricos se encargan por sí solos de la deceleración por debajo de 0,3 g, es decir, en la mayoría de las situaciones cotidianas. El sistema de frenos hidráulicos sólo entra en juego para deceleraciones mayores. Sin embargo, los motores eléctricos permanecen activos y pueden recuperar hasta 270 kW de potencia de pico en una frenada desde 100 km/h.

Llegan en otoño

Los dos modelos S eléctricos se lanzarán en los mercados europeos en otoño de 2020.

En España, el precio del Audi e-tron S parte desde 98.030 euros; y desde 100.330 euros para el Audi e-tron S Sportback. En ambos casos, los precios incluyen el mantenimiento durante un periodo de 8 años o 160.000 km.