Inicio Marcas de Coche Renault Renault solicita un rescate económico

Renault solicita un rescate económico

La situación de crisis mundial no ha dejado de lado al sector de la automoción. Renault vive momentos complicados por un futuro nada claro ante la llamada “nueva normalidad” que va a llegar de inmediato.

En Francia el propio ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, en una entrevista al diario Le Figaro hecha pública el pasado jueves, advierte que han pensado en un crédito para la marca que alcanzaría los 5.000 millones de euros, pero que todavía no lo han firmado.

El mismo Le Marie matizó más tarde a otros compañeros de la prensa gala que de no recibir ayudas Renault podría llegar a desaparecer al igual que otras grandes empresas automovilísticas a nivel mundial.

Renault podría cerrar fábricas

El posible cierre de factorías y despidos masivos preocupa mucho al gobierno francés, y en especial cuando todo ello lleva el sello de una de las empresas más emblemáticas del país: Renault.

Por vez primera tuvo que salir hace unos días al paso el primer ministro francés, Édouard Philippe, que reaccionó a informaciones publicadas en la prensa sobre posibles planes de Renault para cerrar varias de sus plantas en Francia  y mostrándose en contra de esa posibilidad.

Renault podría cerrar Flins

Seremos intransigentes en la preservación de las plantas de Francia. Es una empresa mundial pero su raíz francesa es evidente, y seremos exigentes sobre este punto“, comentó Édouard Philippe.

Un aviso que no es en vano si tenemos en cuenta que el Estado francés es, junto a Nissan, el principal accionista, con un 15% cada uno de las acciones de la empresa.

En 2019 todo era distinto

Hace apenas un año Renault era noticia por su intento de fusión con Fiat-Chrysler y así construir un auténtico grupo multinacional junto a Nissan y Mitsubishi. Una fusión que no fue posible por problemas internos a la hora de dirigir el conjunto tras el acuerdo.

En FCA lo daban por hecho y el propio John Elkann (nieto y heredero de Gianni Agnelli, el gran patrón de Fiat) presidente del grupo veía en la fusión una perfecta complementación, ya que su grupo se fortalecería en Europa y Estados Unidos, y Renault lo habría hecho en Asia.

Ahora nada es igual, FCA realizó la fusión con otro gran grupo francés PSA, y por su parte Renault tiene en riesgo la factoría de Flins, una de las principales en territorio galo, junto a otras en Caudan, Dieppe y Choisy.

Renault presentará a finales de la semana próxima un plan de futuro, después de que lo haga el día 27 con las otras dos compañías que forman parte de su alianza, Nissan y Mitsubishi.

En ese plan se espera que concrete un programa de ajuste que su consejera delegada interina, Christine Delbos, había anunciado en febrero, antes de que estallara la crisis del coronavirus, y que había cifrado ya en 2.000 millones de euros.

El futuro en España

En Renault España se ha optado por no expresar ninguna postura oficial hasta el 29 de mayo, fecha en la que la empresa hará público su plan de choque ante la crisis originada por el COVID-19.

Las factorías de Valladolid, Palencia y Sevilla se mantienen a la expectativa de lo que se pueda decidir en cuanto a su funcionamiento y planes de trabajo en un futuro inmediato.

El grupo francés declaró una perdida neta a nivel mundial de 141 millones de euros en sus resultados del año 2019, después de diez años con beneficios. Las ventas también sufrieron retrocesos, con una caída del 3,4% el año pasado.

Y lo mismo sucedió con el volumen de negocios global, con una pérdida del 3,3%. La alianza con Nissan le dejó a Renault un dividendo de 242 millones en 2019 cuando el año antes había ascendido a 1.500 millones de euros.

Renault España presentó un ERTE el pasado mes de marzo como consecuencia de la paralización de la actividad en sus fábricas por la pandemia, con un total de 11.649 trabajadores afectados.

Ese expediente de regulación temporal de empleo sigue activo hasta que se decrete el fin del estado de alarma, aún en vigor. Y además como el resto de marcas no desea tener un stock de unidades que no tengan salida alguna al mercado, en especial porque todavía no hay nada claro de cuando podrían reactivarse las ventas.

Artículo anteriorMónaco pierde 90 millones de euros sin la F1
Artículo siguienteJaguar cancela el I-Pace eTrophy
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor