Inicio Motorsport 25.000 personas acuden a Espíritu de Monjtuïc, en Montmeló

25.000 personas acuden a Espíritu de Monjtuïc, en Montmeló

Foto Abel Cruz

 La séptima edición Espíritu de Montjuïc, el revival de la velocidad de Barcelona, ha sido un éxito de público y participación. Si bien, en el ámbito deportivo, alguna de las categorías habituales -como la de los Grupo C- no estaban en el Circuit de Barcelona-Catalunya, esa ausencia fue compensada con creces con otras categorías, que continuaron dando una viva nota de color en las curvas del trazado catalán.

 A las ya habituales carreras de Fórmula 1 Históricos y los Sport Cars, se unieron los participantes del certamen holandés de GT clásicos, con un puñado de Ford Mustang, Mini Cooper, Lotus Cortina, TVR, Marcos o algunos Shelby 350.

Foto Abel Cruz

 En la F1, categoría reina indiscutible, el sábado vio como uno de los favoritos, Michael Lyons (Williams FW07B) fue el primer líder, pero su máquina no aguantó la presión impuesta por su más inmediato perseguidor, Greg Thornton (Lotus 77), quien se acabó llevando el gato al agua, en la prueba y en la categoría principal, la ‘Head’. En la clase ‘Fittipaldi’, Max Smith-Hilliard (Shadow DN5) fue el primer vencedor, victoria que repetiría el domingo.

Foto Abel Cruz

 En la carrera dominical, Thornton abandonó a tres giros del final, dejando vía libre a Lyons para lograr la victoria, seguido por Loïc Deman (Tyrrell 010) y Andy Wolfe (Tyrrell 011). En ambas mangas, el representante nacional, Joaquín Folch, fue sexto con su Brabham BT49C, de 1981.

Foto Abel Cruz

 Otra de las novedades que comentamos en la previa, fue la disputa de las 3 Horas de Barcelona – Trofeo Javier del Arco, con algunos de los mejores GT del continente. La pareja que dominó los entrenamientos de la prueba, Charlie Birkett y James Littlejohn, con Ford GT40, fueron superados en la salida por los Cobra AC y Cobra Daytona, respectivamente, de Gans – Wolf y Hart – Hart. Sin embargo, estos no completaron la distancia, por lo que la fiabilidad del Ford fue clave para darles la victoria, tras 81 vueltas.

Foto Abel Cruz

 El Campeonato Holandés de GT Clásicos, NKGT, tuvo una participación muy concurrida, con hasta 37 inscritos. Niek van Gils (TVR Griffith – 1965) y Bob Stevens (Lotus Elan – 1965) se repartieron las victorias, en las cortas tandas de media hora, compartiendo la primera de ellas circuito con los Turismos previos a 1966.

 Los Sport Cars del FIA Masters solo disputaron una manga de 60 minutos, el domingo. Tras una intensa lucha, el Chevron B19 del tándem Smith-Hillard – Padmore logró abrir una brecha de unos diez segundos con respecto a sus principal rival, Michael Gans (Lola T290), quien a su vez hizo lo propio con Hart – Pastorelli (Lola T70 MK3B), quienes ocuparon el último peldaño del podio.

Foto Abel Cruz

 En el paddock, además de la exposición y la marcha en el trazado conmemorativas del 60 aniversario del Seat 600, y la reunión conmemorativa de los 70 años de Ferrari -con máquinas raramente vistas en España, encabezadas por los 330 del legendario piloto inglés David Piper-, hubo un mercadillo donde se podían encontrar antiguos programas de carreras en Montjuïc, Mónaco, Monza, entre otros trazados, revistas, libros, miniaturas, etc; tuvo lugar la primera edición de los ‘500 Metros de Barcelona’, carrera para niños de entre 3 y 8 años con coches a pedales, en la misma recta de meta del trazado; el concurso de elegancia…

Foto Abel Cruz

 Entre las estrellas asistentes estaban el exploto de F1 Martin Donelly, dirigiendo uno de los equipos de los Turismos pre-66, en el que todos sus integrantes eran Mini Cooper 1.300; el coordinador de McLaren F1 entre 1984 y 2001, Jo Ramírez, y el mencionado y siempre simpático y cercano David Piper.

 Preguntado sobre la situación actual de McLaren, Ramírez comentó que “es insólito lo que está pasando en el equipo y con Fernando Alonso. El asturiano tiene sus fans y sus detractores, como todos los pilotos, pero no se puede negar que tiene un talento enorme, y que McLaren y Honda estén a un nivel inferior al de 2015, es increíble”.

Foto Abel Cruz

 Como adelantábamos en el título, más de 25.000 personas se dieron cita en esta edición de Espíritu de Montjuïc, lo que certifica que el evento tiene un público fiel y ávido de descubrir (los más jóvenes) y rememorar (los que estamos un poco más mayores) la emoción de las carreras de clásicos.

Abel Cruz   @Vanishing_Man3