Inicio Motorsport Dakar Nueva pesadilla para Stéphane Peterhansel

Nueva pesadilla para Stéphane Peterhansel

El pasado lunes Stéphane Peterhansel estuvo parado en plena pista más de cuatro horas tras arrancar el tren posterior de su Audi RS Q e-tron en un accidente.

Esa situación dejaba fuera de combate al francés en su intento de conseguir una nueva victoria absoluta en el Dakar. Pero por si no hubiera sido suficiente, Peterhansel ha vuelto a vivir en la etapa 4 un gran problema mecánico en su coche.

Sin fortuna este año

Parece que Stéphane Peterhansel no tiene demasiada suerte en la 44ª edición del Dakar. En el kilómetro 98 de la especial han roto un amortiguador tras un salto.

“Monsieur Dakar” como se conoce popularmente a Peterhansel y su copiloto Édouard Boulanger han parado de inmediato el Audi RS Q e-tron con la clara intención de solucionar lo antes posible la avería.

En ese salto también se ha averiado el novedoso sistema de refrigeración que lleva nuestro coche“, explicaba Peterhansel por radio a la base de operaciones de Audi Sport. “Vamos a quedarnos tranquilamente a esperar la llegada del camión de asistencia porque no podemos hacer nada más“.

El sistema de refrigeración

Con el objetivo de moderar la temperatura de los complejos componentes que, en muchos casos, son sometidos a un gran estrés, Audi ha desarrollado un avanzado sistema de refrigeración para el RS Q e-tron

El motor de combustión se encuentra conectado a una MGU que genera la electricidad para recargar la batería de alto voltaje. Ésta, posteriormente, transfiere la energía a otras dos unidades MGU: una mueve las ruedas traseras y la otra, las delanteras.

Cuando se invierte el flujo de potencia, es decir, durante el frenado, ambas unidades recuperan energía y la devuelven a la batería. Estas tres MGU están conectadas a través de su propio circuito de baja temperatura, que disipa el calor mediante el radiador situado en la parte delantera izquierda del vehículo.

Los circuitos de baja temperatura suponen un reto especial para los ingenieros. Incluso con un ambiente extremadamente caluroso, el circuito de alta temperatura consigue que el refrigerante no alcance su punto de ebullición, siendo el trabajo para los sistemas de baja temperatura mucho más dificultoso.

También hay un circuito de refrigeración por aceite situado en el conducto de aire delantero izquierdo, frente al radiador de baja temperatura. Éste hace circular el líquido hidráulico para la dirección asistida, que está sometida a grandes cargas de trabajo durante la conducción off-road.

El sistema también alimenta los dos gatos elevadores situados en el lado derecho e izquierdo del vehículo a través de unas válvulas, en caso de que un pinchazo obligue a los pilotos y copilotos a cambiar una rueda.

Peterhansel dialoga con uno de sus mecánicos

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here