Inicio Motorsport DTM 2017, nuevos e importantes cambios

DTM 2017, nuevos e importantes cambios

El Campeonato Alemán de Turismos (DTM) empieza su camino hacia la unión reglamentaria con el campeonato japonés Super GT, prevista para 2019, como muy tarde.

Para ello se han introducido una serie de cambios técnicos, con dos objetivos: acercarse a los autos nipones del certamen Super GT, a la vez que se intentan contener costes. Lo que a priori puede parecer una incongruencia, se entiende si pensamos que el plan de acción ya se estaba poniendo en práctica entre bastidores en el último par de años, y que el gran factor diferencial con los japoneses –el motor turbo de 2 litros–, se está desarrollando y entrará en acción en el mencionado 2019.

Para poner un poco de orden, estos son los cambios que tendrá el DTM 2017, pensados para que haya mayor espectáculo.

El motor seguirá siendo el mismo V8 usado desde hace unos años, aunque con modificaciones en la admisión que los llevará a tener más de 500 caballos. Cada piloto tendrá un motor durante todo el año.

Las gomas seguirán siendo Hankook. Este año el compuesto será más blando para compensar con la pérdida de eficiencia aerodinámica que comentaremos a continuación. La característica principal de estas gomas es que su pleno rendimiento no durará muchas vueltas, por lo que las manos del piloto serán cruciales para desplegar la estrategia de carrera.

El apartado aerodinámico es el que más cambios ha sufrido. Basta comparar fotos de un coche de 2016 con los que se han probado en Vallelunga para constatar los muchos cambios realizados. Toda la zona frontal , los laterales, la zaga e, incluso, el alerón son nuevos. Tras unos años, el DRS funcionará igual que en la F1, abriéndose el plano superior, en vez de caer toda la estructura, como pasaba hasta ahora. Por último, pero no por ello menos importante, el difusor trasero es más pequeño que el de 2016. Los coches, además, irán más separados del suelo.

Para concluir este rápido repaso a los cambios del DTM 2017, decir que ciertos elementos de la suspensión y las llantas (suministradas por ATS) serán comunes a todos los coches, con el fin de reducir costes.

En los dos test realizados hasta ahora, en Portimao y en Vallelunga, los pilotos involucrados han alabado estos cambios y consideran que ayudarán a que el espectáculo sea mayor. No en vano, cabe recordar que, en 2016, hubo nueve ganadores diferentes en las diez primeras carreras, algo que se quiere repetir esta temporada.

En estos momentos, el departamento de prensa del DTM ya ha comunicado que en breve se publicarán las novedades del reglamento deportivo. No dejéis de visitar esta página.

Abel Cruz   @Vanishing_Man3