Inicio Motorsport DTM: el caos nocturno causa estragos, Di Resta vence

DTM: el caos nocturno causa estragos, Di Resta vence

476

Estamos en un punto de la temporada en que si un piloto quiere progresar en la general o quiere acabar de distanciarse de sus rivales, debe ir un poco más allá del conservadurismo, aunque tampoco debe permitirse errores, sobre todo en un certamen donde las diferencias se cuentas por escasísimas décimas o en centésimas. Y la lluvia, invitada especial en el estreno nocturno histórico del DTM, complicó este enfoque hasta extremos insospechados.

En la salida, Gary Paffett fue muy agresivo y superó a Edo Mortara por la segunda posición. Por detrás, René Rast perdió la cuarta plaza con Timo Glock, y luego la quinta con Lucas Auer. Dani Juncadella se salió en la frenada trasera y perdió tres posiciones.

Paul Di Resta

A todo esto, Paul Di Resta mantuvo la pole y tanto él como Paffett y Mortara abrieron un hueco de un segundo y medio con respecto a Glock, aunque la diferencia fluctuó. Un poco más allá, la lucha entre Marco Wittmann y Mike Rockenfeller llegó hasta el punto de que el primero tocó al segundo y le forzó a salirse de la pista en la curva 8, durante la tercera vuelta.

Gary Paffett

Mortara perdió algo de fuelle hacia la vuelta 3, llegando a estar a más de tres segundos de Paffett, quien marcó la vuelta rápida para no descolgarse de Di Resta. Precisamente, Edo entró a boxes en la vuelta 4, mientras Di Resta salía del futuro DRS de Paffett (al estar el piso mojado, el DRS no estaba activo). Juncadella iba recuperando posiciones y marcó a vuelta rápida en el quinto giro.

René Rast

Mortara lideraba a los pilotos que habían cambiado gomas, seguido por Philipp Eng, Glock y Nico Müller, pero al final de la vuelta seis entraron media docena de pilotos, con lo que ese grupo quedaba liderado por Di Resta y Paffett -después de que éste se tocase involuntariamente con Edo- seguidos por Rast y Robin Frijns.

Mike Rockenfeller

En la vuelta 9 se habilitó el DRS y Paffett se retiró, tras una carambola entre él y Mortara. El inglés se había pasado de frenada en la curva 8, y al volver a su carril, Edo se lo encontró, chocaron, al Mercedes se le rompió la dirección y Paffett se vio obligado a retirarse. Con ello salió el Coche de Seguridad (SC), poco después de que Juncadella bajase el mejor tiempo por vuelta hasta el 1:35.084, gracias a arriesgarse a salir con ruedas de liso, cuando la mayoría salieron con gomas de mojado.

Gary Paffett

Ese SC cambió radicalmente la resolución de la carrera, ya que Dani se vio muy perjudicado al tener hasta 42 segundos de ventaja sobre Di Resta, cuando hubo el incidente, y no haber entrado a boxes, todavía. De haber seguido la cosa como estaba, el #23 lo tenía todo de cara para volver al podio.

Dani Juncadella

En la reanudación, la lucha entre Farfus y Dani -dos de los pilotos que no habían entrado- acabó con Dani saliéndose de pista y cayendo a la cuarta plaza. Poco después, Jamie Green y Rast se tocaron, mientras Bruno Spengler y Lucas Auer se retiraron, este último tras un toque con Eriksson.

Reanudación

El SC salió nuevamente por la posición del Mercedes de Auer en pista, y en ese periodo, Rast se retiró por los desperfectos de su toque con Green. La situación en parrilla era: Farfus, Eng, Di Resta, Juncadella, Mortara, Müller, Glock, Eriksson, Robin Frijns y Rockenfeller, en el top 10.

Augusto Farfus

Nueva reanudación y Di Resta pasó a la segunda posición, mientras Mortara relegaba a Dani a la quinta plaza. Un poco más tarde, Eng recuperó la segunda posición, gracias a una ligera pasada de frenada de Di Resta. Además, el reciente ganador de las 24 Horas de Spa marcó la vuelta rápida por lo que salió del DRS del escocés. 

Farfus entró a boxes en la vuelta 19 y volvió a pista decimocuarto. Eng repitió vuelta rápida -1:31.102- y ya tenía a sus rivales a más de dos segundos y durante bastantes vueltas dio la total sensación de que el de BMW, decimoctavo en parrilla, podría lograr su primer triunfo en el campeonato. Por su parte, Juncadella luchaba con Glock por mantener la cuarta plaza, pero el de Barcelona estaba vendido al no haber parado aún.

Alessandro Zanardi acabó la carrera

Hacia la vuelta 24, Di Resta se echó encima de Eng. El de Mercedes ajustaba más las trazadas, mientras el líder parecía tener problemas de adherencia en determinadas zonas del trazado, llegando a rodar un segundo más lento que el  #3, quien recuperó el liderato un giro después. Por si fuera poca la desgracia de Eng, Mortara había aprovechado el tapón creado por el #25 y se situó segundo a menos de medio segundo de la cabeza.

Robin Frijns

Y la cosa no acabó ahí: aguantando la posición, Eng se vio superado por Dani, pero formó un trenecito con Duval, Frijns y Müller durante el suficiente tiempo como para dar casi cuatro segundos de margen a Dani, quien optó por cambiar gomas lo más tarde posible. Desgraciadamente, poco más duró el #23, al bajar abruptamente el ritmo y romper, aparentemente, el cambio.

Frijns, feliz por el podio

A falta de dos minutos, a Di Resta y Mortara se les unió Frijns, quien aprovechó un ligero error del italiano para pegarse a su alerón. El neerlandés lo intentó hasta en tres ocasiones en la última vuelta, llegando a tocarse con Edo en la curva 8. Finalmente, una ligera pasada de frenada de éste último en la zona trasera abrió el hueco necesario parta que Robin lograse su primer podio en el DTM, tras el vencedor Di Resta.

Robin Frijns, Paul Di Resta, Edo Mortara / Foto: ACPhotoCorse

Más allá del podio acabaron Duval, Müller, Pascal Wehrlein, Glock, Eng, Wittman y Rockenfeller. Alessandro Zanardi finalizó la prueba en última posición, la decimotercera, pero cumplió con su propio objetivo y no se vio involucrado en ningún incidente, algo de gran mérito dadas las circunstancias.

Así las cosas, Paffett lidera la general por un punto sobre el vencedor de la primera carrera nocturna en la historia del DTM (177 a 176).