Inicio Motorsport Green vence, Ekström no puntúa y todo queda por decidir en el...

Green vence, Ekström no puntúa y todo queda por decidir en el DTM 2017

Una de las dudas de cara a la primera prueba del DTM en Hockenheim II de 2017 era comprobar el rendimiento de los contendientes al título, Mattias Ekström, René Rast y Jaime Green.

En la salida, Green ha ganado la partida a Maxime Martin por la segunda plaza, mientras Timo Glock se escapaba en cabeza. En la hoquilla, Marco Wittmann se ha tocado con Mike Rockenfeller al pasarse un poco de frenada. Ya en la primera vuelta, Maro Engel ha sido el primero en entrar a cambiar gomas.

En la vuelta 3, Glock ya sacaba 1,5 segundos a Green, mientras Mattias Ekström se mantenía undécimo. Un poco más tarde, el inglés del Audi naranja empezaba a recortar diferencias al marcar los mejores parciales en el primer sector. Martín seguía tercero, Edo Mortara había subido a la cuarta posición y René Rast era quinto.

El ataque de Green surtió efecto al intentar el adelantamiento sobre Glock en la horquilla de la sexta vuelta. Ambos se situaron en paralelo en la siguiente recta y en la frenada de la tribuna Mercedes, donde el de Audi adelantó al BMW. No obstante, al salir de esa curva, Green iba más abierto, Glock derrapaba y en la siguiente curva, Green forzó al de BMW a irse por la escapatoria, por lo que Green recibió una reprimenda. En la siguiente vuelta, el inglés superó finalmente a su rival, pero al recibir su quinto aviso del año, el domingo perderá diez posiciones en la parrilla.

Tras toda esta situación, Glock mantenía a duras penas la segunda posición al verse acosado por Martin. No obstante, éste perdió la posición en la vuelta 8 gracias a una atrevida maniobra de Mortara. Segundos después, Ekström entró a boxes.

El ritmo de Green era muy superior al de sus rivales (siempre en torno al 1:33 bajo), y eso le permitió cogerles tres segundos en sólo un par de giros. Por detrás, Eki tenía problemas de ritmo, viéndose acosado por Engel. El sueco pudo aguantar la posición pese a sacar de pista a su rival, en un momento dado. Lucas Auer y Rast entraron en la vuelta 10 a por goma fresca, mientras Glock, Martin lo hicieron en la 11.

En esos giros, se vio otra lucha de Ekström (esta vez contra Lucas Auer) al funcionar el undercut del austriaco sobre el de Audi. Este dúo encontró a Nico Müller un poco más tarde, quien hizo de tapón para ayudar a Eki. Pese a sacar veladamente a Luggi un poco más tarde, éste último acabó por imponerse al suizo, en la vuelta 14. Entonces, Green entró a boxes.

De entre los que habían cambiado gomas, Green era, obviamente, el primero por delante de Glock y Mortara. El italiano fue perdiendo fuelle, al verse superado asimismo por Martin. Entonces, Ekström fue investigado por sacar a Engel de pista, recibiendo su tercer aviso del año, con lo que para el domingo perderá cinco posiciones en parrilla.

Entonces, la prueba entró en una fase de relativa calma. Rockenfeller lideraba aún sin haber entrado a boxes, y su ritmo era suficientemente bueno, pese a llegar a llevar más de veinte vueltas en sus gomas. En la 23, el campeón de 2013 entró a boxes y volvió a pista en la octava posición.

A falta de que Tom Blomqvist entrase a por nuevos neumáticos, Green lideraba con seis segundos de margen sobre Glock y un par más sobre Martin. Ekström era duodécimo y subió a la décima posición, una vez no quedó nadie con ruedas gastadas, en la vuelta 29.

En los últimos minutos de la carrera, lo más destacable fue la impresionante remontada de Rocki, desde la novena posición hasta la segunda, a falta de tres minutos y medio. El haber entrado tan tarde jugó muy a favor del piloto de Phoenix, uno de los mejores pilotos de la parrilla gestionando los neumáticos. Casi al mismo tiempo en que Rockenfeller alcanzaba la tercera posición, Ekström perdía la décima en favor de Spengler, algo crucial para el título.

La victoria de Green le deja con 163 puntos, nueve menos que Eki, con 172. Rast es ahora tercero, con 159, y Rocki cuarto con 152. A pesar de tener sanciones en parrilla, si en la Clasificación 2, Eki y Green logran puntos, no los perderían, por lo que la jornada del domingo se presenta electrizante.