Inicio Motorsport DTM Rusia: empieza la criba

DTM Rusia: empieza la criba

Llegamos al punto medio del DTM 2017, la prueba del Moscow Raceway ruso, previa a l parón veraniego, antes de que la actividad se reprenda en Zandvoort, Holanda, pasada  la mitad de agosto.

La clasificación general del certamen está como sigue: Mattias Ekström es el líder del campeonato, con 89 puntos, seguido por Lucas Auer con 87, Maxime Martin con 78, Jamie Green con 75 y René Rast con 72.

En estas semanas desde la prueba de Núremberg, se ha confirmado la noticia de que Lucas Auer probará uno de los Force India de F1, en el test posterior al GP de Hungría. El austriaco declaró estar muy entusiasmado con el test, ya que cumplía su sueño de pequeño de pilotar un monoplaza de F1.

Otro de los puntos de interés ha sido la posible participación/ no participación de Mike Rockenfeller en la prueba, tras romperse el metatarso del pie izquierdo en el pavoroso incidente con Gary Paffett en Norisring. Como ya se comentó en esta página, la primera idea del equipo era que el campeón de 2013 hiciese todo lo posible para participar. Y de hecho, Rocki intentará pilotar con un vendaje compresivo en el pie, a la par que usará una bota ortopédica. En caso de que su participación no sea posible, el neerlandés Nick De Vries, uno de los pilotos que estuvo en el test de pretemporada, sería el escogido por la marca para sustituirle.

El propio De Vries fue el encargado de hacer el primer rodaje del reconstruido RS 5 DTM de Rocki, después de que la marca decidiese usar un nuevo chasis y célula de seguridad del habitáculo, con el permiso de Mercedes y BMW.

De todos modos, uno de los temas candentes de 2017, la aplicación de os lastres sigue dando que hablar. Ya leísteis aquí que, ahora, de cada piloto se contarían las 28 mejores vueltas de carrera, se haría una media de esas vueltas, por lo que habría 18 vueltas medias (una por piloto) y que, de la mejor de cada marca, se aplicarían los lastres. También recordaréis que en Hungría Audi indicaban a sus pilotos con las pizarras en qué vueltas podían entrar a boxes, con una señal que obligaba a sus pilotos a ralentizar levemente el ritmo para bajar su media definitiva de carrera y, así, recibir menos lastre.

En Norisring se acordó que ninguna marca podía dar más información que la básica (distancia de carrera, entrar a boxes en la misma vuelta, etc). Pese a ello, en el último par de semanas ha habido reuniones entre las marcas y el promotor del certamen, el ITR, para solucionar este tema.

El ITR abogó por la supresión de los lastres, pero BMW y Mercedes se opusieron, y la Federación Alemana tomó carta en el asunto, proponiendo que en vez de 28 vueltas, ahora se haga la media por piloto con un número aleatorio de entre 15 y 30. Aunque la prensa alemana ha dado por hecho este extremo, el delegado de la Federación en el campeonato, Michael Kram, comunicó al autor de este texto que al norma aún no ha sido fijada.

Por último, recordaros que el Moscow Raceway tiene 3.931 metros de longitud y que, salvo en su recta trasera, el piloto no tiene descanso alguno durante el resto de la vuelta. Las victorias se han repartido en este escenario: en 2013 y en la segunda de 2015, el vencedor fue el mencionado Rockenfeller (Audi), en 2014 fue Martin (BMW), en la primera de 2015 ganó Pascal Wehrlein (Mercedes), y en 2016 ganaron Marco Wittmann (BMW) Y Robert Wickens (Mercedes).

Se espera, pues, que en 2017 siga la tónica de ganadores variados.

En horario europeo, la primera carrera se disputará el sábado a las 14:43, y el domingo la acción comenzará a las 13:48. Ambas carreras, como de costumbre serán a 55 minutos y una vuelta.

 

Artículo anteriorPrograma 166   20-07-2017
Artículo siguienteOpel Insignia GSi: elegante, deportivo y especial
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor