Inicio Motorsport Gary Paffett: “Este año van a cambiar muchas cosas”

Gary Paffett: “Este año van a cambiar muchas cosas”

Como visteis en distintas noticias tanto sobre la presentación de la nueva aerodinámica, como del primer test de 2018 y la reglamentación deportiva, el DTM alemán está ya en marcha con toda la preparación previa a la nueva temporada. El piloto que marcó la pauta en la primera jornada completa de test en Vallelunga (Italia), fue Gary Paffett. El británico de Mercedes es, tras la retirada de Mattias Ekström, el piloto más experimentado del DTM y su opinión casi va a misa.

A continuación, el inglés explica sus primeras impresiones tras el test.

Sobre volver a pista y asimilar los cambios: “Ha sido fantástico volver a subir al coche. Los inviernos en el DTM son muy largos, por lo que había muchas ganas de hacer el test. El viernes por la tarde, con la pista completamente seca, aprendimos mucho. Ahora, hay menos aerodinámica y eso va a cambiar muchas cosas. Considero que ha sido una gran decisión el reducir los apéndices. En los últimos años, el apartado aerodinámico se había convertido en una guerra, y cuanto más invertíamos más rápido íbamos. Por ello, creo que estandarizar distintos componentes ayudará a equiparar las cosas en carrera. Pese al cambio que ha comportado esta reducción, el coche sigue dando la sensación de ser del DTM, no es completamente diferente al anterior. Ahora, se mueve más, por lo que para mí es un cambio a mejor”.

Sobre el nuevo protagonismo de los pilotos: “Nosotros queríamos menos aerodinámica. Si hay mucha carga aerodinámica, eso neutraliza mucho de lo que estás haciendo al volante, hace que cueste mucho seguir a tus rivales de cerca, y es más difícil adelantar. Reducir la aerodinámica aporta muchos beneficios. Cuando hay menos apéndices, se tiene que compensar creando más agarre mecánico, y eso fue lo que tuvimos el año pasado. Entonces, las gomas más blandas que se homologaron, compensaron la pérdida aerodinámica. Tenemos que seguir este camino, con gomas que nos ayuden a ir rápido y un tipo de coche que permita perseguir de cerca a un rival. Creo que, este año, tenemos un buen equilibrio en ese sentido, y los coches son más difíciles de pilotar al límite tanto en seco como en mojado. Esto debería devolver el protagonismo al piloto”.

Sobre perder tiempo de test por el clima: “Completamos buena parte del programa de entreno el viernes, más de lo que esperábamos. La suerte del sábado, pese a la salida de pista de Lucas Auer que acabó con nuestro test, fue que la pista no se secó y por ello la vuelta más rápida fue 14 segundos más lenta que la mía del viernes. Que la pista estuviese mojada limitó el número de cosas que nuestros rivales podían probar. De todos modos, tampoco tenemos que darle demasiada importancia a los tiempos de los test. El año pasado, fuimos muy rápidos en el último entreno colectivo, en Hockenheim, pero en carrera tuvimos más dificultades de las previstas. Aun así, fue positivo ver cómo fuimos un segundo más rápido que los rivales, el viernes en Vallelunga, porque no eatábamos centrados en ir rápido. Aún nos queda mucho por hacer, pero marcar el ritmo en Italia estuvo muy bien”.

La temporada 2018 del DTM alemán empezará en Hockenheim, el 6 de mayo.