Inicio Motorsport Dakar Laia Sanz :un tornillo, el MINI y la Ley de Murphy

Laia Sanz :un tornillo, el MINI y la Ley de Murphy

Era ya una jornada intensa la de la 4ª etapa del Dakar 2022 para Laia Sanz que había sufrido dos pinchazos en su MINI a lo largo del recorrido, sin saber que la ayuda de unos espectadores y un tornillo le ayudarían y mucho a que todo no fuera a peor.

De repente la rotura de un trapecio de suspensión, sin golpe alguno aparentemente, le hizo perder mucho tiempo y la gran progresión que estaba manteniendo.

Laia Sanz tuvo fortuna con los espectadores del Dakar

Sin la llave correcta

Eso es algo que se arregla normalmente en diez minutos. Pero al abrir la caja de herramientas faltaba justo la llave necesaria. Es la ‘Ley de Murphy’. Es una herramienta que llevas siempre. ¡No nos lo podíamos creer!“, explicó Laia Sanz.

Tocaba improvisar. Unos alicates, un martillo… y aprovechamos que había gente local para pedirles un tornillo de su coche y ponerlo dentro para hacer fuerza y darle con el martillo. Después lo montamos y les devolvimos el tornillo. La verdad es que no sé como hemos llegado, pero pudo ser mucho peor“.

Ni ella ni su copiloto entendían el motivo por el que rompieron este trapecio de suspensión. “Porque no hemos tenido ningún golpe o algo parecido pero así es el Dakar“, apostillaba Laia Sanz.

Un golpe de suerte

Hemos tenido mucha suerte de poder hacer esta chapuza. De lo contrario, hubiéramos tenido que esperar al camión y hubiéramos perdido mucho tiempo“, señalo Laia Sanz.

Con estas ruedas es normal porque hay muchas piedras. Cuando hay piedras debemos aflojar mucho“.

El Mini All4 Racing que usan es un coche de hace algún tiempo, eficaz y fiable, pero no ha podido ser adaptado a las reglas de T1+ del Dakar 2022 que, entre otras cosas, permiten mayor recorrido de suspensión y llantas más grandes, con lo que se pincha menos.

A pesar de todo tuvieron suerte, ya que en caso de haber esperado a la asistencia el tiempo perdido habría sido mucho más amplio que los 50 minutos invertidos.

Podemos estar contentos de haber llegado y haber perdido ‘solamente’ 50 minutos, porque un poco más y nos tenemos que quedar sentados horas a esperar a nuestra asistencia. Es una lástima porque de esta forma nos tocará salir muy atrás en la siguiente etapa“.

Artículo anteriorC’est le Dakar Monsieur: Etapa 4
Artículo siguienteC’est le Dakar Monsieur: Etapa 5
Toda la actualidad del mundo del deporte pasa por nuestros compañeros especializados en las distintas competiciones que diariamente ofrecemos en PitLane. Ellos elaboran al instante la noticia acompañada de las mejores y más espectaculares imágenes y la opinión de los protagonistas.

1 COMENTARIO