Inicio Motorsport Dakar Laia Sanz ilusionada con su estreno en 4 ruedas

Laia Sanz ilusionada con su estreno en 4 ruedas

Tras 11 participaciones en motos, Laia Sanz llega al Dakar 2022 con ilusión por su primera edición sobre cuatro ruedas. Algo que hará al volante de un MINI ALL4 Racing del Primax X-raid Team, con el que ya pudo probarse en el Rally Hail de principios de diciembre.

El reto que Laia Sanz tiene por delante no será sencillo, ya que se enfrentará a los mejores pilotos y máquinas de la especialidad, pero junto a su copiloto, el italiano Maurizio Gerini, espera ir día a día y no se pone objetivos más allá del de ver la línea de meta en Yeda.

Laia Sanz participará en el Dakar 2022 por primera vez en un coche.

Primera vez tras un volante

Después de 11 participaciones en el Dakar en moto, en las que vio la meta en todas y cada una de ellas, y el sensacional e histórico 9º puesto de 2015, Laia Sanz afronta con ganas e ilusión la 44ª edición del rally más duro del mundo.

Mi primer Dakar en coche supone un reto muy grande y me hace muchísima ilusión. Siempre me he caracterizado por salir de mi zona de confort y probar cosas nuevas, como cuando ganaba en Trial y pasé al Dakar y al Enduro”, ha comentado Laia Sanz.

He llegado a un punto en el que me sentía realizada después de todo lo conseguido en estos 11 Dakares en moto, mucho más de lo que me habría imaginado, y tenía ganas de dar el paso a coches. No obstante, hay muchas incógnitas en esta nueva aventura, ya que es algo nuevo para mí y no tengo todo tan controlado como los últimos años en moto”.

Laia Sanz ha concluido su preparación en las últimas semanas al disputar el Rally Hail, última prueba puntuable para la Copa del Mundo FIA de Cross Country, donde logró acabar octava de la general tras cuatro días intensos de carrera. Allí, ella y su copiloto se estrenaron en competición por primera vez juntos, aprendiendo a cada kilómetro y sumando experiencias vitales de cara al Dakar.

Una decisión meditada

Creo que a la hora de decidir hacer el cambio a coches se han juntado muchas cosas. Por un lado, llevaba suficientes Dakar en moto; por otro, ya no tengo 20 años y cada vez piensas más en los peligros. Además, el cambio de estilo de la carrera ha hecho que no disfrutara tanto en Arabia como sí lo hice en Sudamérica, ya que ahora es un Dakar más rápido y con más riesgo. Todo se ha alineado para comenzar una nueva etapa”, explicaba Laia Sanz.

Pero el Dakar es bastante distinto, porque pasan muchas más cosas, es una carrera más larga, tiene una navegación más difícil… Aun así, esto nos anima y nos hace ver que, siendo inteligentes, podemos hacer una buena carrera. No obstante, el primer objetivo tiene que ser acabar, que es la clave este primer año”.

La piloto también ha subrayado lo diferente que ha sido para ella todo el periodo previo al Dakar, donde ha tenido que preparar y prestar atención a nuevos detalles. Pero, como ha demostrado una y mil veces durante su carrera deportiva, está dispuesta a demostrar que no existen metas inalcanzables para ella. El 1 de enero arranca el gran reto de Laia Sanz.

Ha sido una temporada súper intensa, quizás demasiado, porque llevo medio año prácticamente sin parar, haciendo una cosa diferente cada semana. Creo que cuando llegue al Dakar será una sensación de alivio, porque al final estos últimos años todo estaba encarrilado al tener una moto y equipo oficial, y ahora es como volver a los inicios a la hora de preparar todos los detalles. Espero que todo vaya bien y que salgan cosas positivas de este Dakar 2022”.

Artículo anteriorCUPRA ha merecido una mejor recompensa final
Artículo siguienteJesús Calleja, un competidor altamente sostenible
Toda la actualidad del mundo del deporte pasa por nuestros compañeros especializados en las distintas competiciones que diariamente ofrecemos en PitLane. Ellos elaboran al instante la noticia acompañada de las mejores y más espectaculares imágenes y la opinión de los protagonistas.