Inicio Motorsport R8 LMS GT4: LO ÚLTIMO DE AUDI SPORT

R8 LMS GT4: LO ÚLTIMO DE AUDI SPORT

El Audi R8 LMS GT4 representa las carreras de coches basados en modelos de producción. Deriva directamente del Audi R8 Coupé V10, es potente y ofrece un alto nivel de seguridad. Al mismo tiempo, es una opción asequible en términos de precio de adquisición y costes de mantenimiento. Es el coche de carreras ideal para los pilotos amateur, en línea con el espíritu de la normativa de la categoría GT4, que da continuidad a una gran tradición ya que los vehículos deportivos de carretera fueron la base de las carreras GT alrededor del mundo hace más de medio siglo.

Los aficionados podrán ver el debut del Audi R8 LMS GT4 en las 24 Horas de Nürburgring que tendrán lugar del 25 al 28 de mayo. De esta forma, la marca entra en otra categoría del automovilismo internacional en pleno desarrollo. Creada en Europa, la clase GT4 pasará a tener carácter internacional durante 2017, con pruebas en Norteamérica, Asia, Australia y Europa.

Para el nuevo R8 LMS GT4, Audi Sport utilizará su amplia red de servicio en todo el mundo, incluyendo logística para los repuestos y soporte profesional. El departamento de competición para clientes de Audi Sport ha establecido esta probada infraestructura para el programa GT3 en cuatro continentes, que también se utiliza para el RS 3 LMS.

Artículo anteriorPrograma 152   13-04-2017
Artículo siguienteMaserati Edición Especial Ghibli “Nerissimo”
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor