Inicio Motorsport Rast gana contra pronóstico en el Red Bull Ring

Rast gana contra pronóstico en el Red Bull Ring

No llovía, y aunque el piso estaba húmedo en el Red Bull Ring, en algunas zonas se veía un carril más seco, por lo que la primera prueba del DTM 2018 en Austria iba a ser una procesión, al menos, en algunas fases.

En la salida, el poleman Dani Juncadella partió de manera perfecta, mientras Timo Glock se quedaba clavado dejando vía libre a Mike Rockenfeller. En Remus, la curva 2, hubo un toque múltiple en el que Robin Frijns y Loïc Duval fueron muy perjudicados, aunque no tanto como Gary Paffett, quien se vio bloqueado, cayendo hasta la última plaza. Con ello, se desplegó el Coche de Seguridad (SC).

Seb Ogier

El causante del lío fue el propio Duval al tocar levemente a Eng, forzándole a corregir la trayectoria y tocando a su vez a Frijns.

En el reinicio, Juncadella se vio acosado por Rockenfeller, y aunque el de Barcelona intentó ahogar su trayectoria en Remus, el alemán terminó superándole por tracción pura y dura. Con esto, Rocki lideraba a Juncadella Glock, Augusto Farfus y Marco Wittmann. Paul Di Resta era sexto y Paffett decimosexto.

Robin Frijns

Dani se mantenía a menos de un segundo de Rocki, mientras que por detrás, Ogier bloqueaba a Paffett, y eso ayudaba a Frijns a presionar a los Mercedes. Finalmente, el de Gap dejó pasar a Paffett y taponó a Frijns para darle oxígeno.

La carrera entró en fase de calma tensa, a la espera de los cambios de gomas. En la vuelta 10, se activó el uso del DRS. Pese a marcar la vuelta rápida, un giro después, Rocki no podía escaparse de Dani.

René Rast

Por detrás, Paffett peridó el ritmo suficiente como para no coger inmediatamente a Jamie Green, el siguiente en su lista de rivales para adelantar. Los cambios de gomas los inauguró Joel Eriksson en la vuelta 6, pero a partir de la 12 fue cuando de verdad empezaron a entrar más pilotos (Bruno Spengler, Nico Müller, Jamie Green…).

En la vuelta 15, Juncadella recuperó el liderato e inmediatamente cogió casi un segundo de ventaja. A favor de Rockenfeller, decir que respetó la trayectoria del de Barcelona, dejándole suficiente espacio. Ahora, el problema era saber cuándo entrar a boxes para no coger tráfico en la salida.

Timo Glock

Por detrás, Müller supero a Di Resta, por entonces líder de los que habían entrado a por nuevas gomas. Rockenfeller entró al final de la vuelta 17, mientras que Dani se mantenía en pista y con buen ritmo.

En la vuelta 18 se formó un trenecito muy emocionante de pilotos con goma nueva con Glock, Wittmann y Rast, quienes estaban un segundo por delante de Müller, Di Resta y Farfus. Estos tres se adelantaron durante la primera mitad de esa vuelta, antes de atrapar al trío que les precedía y crear un trenecito mayor y más encarnizado.

Loïc Duval

Dos pasadas de frenada consecutivas de Glock ayudo a que ambos grupos se juntasen, empezando una lucha sin descanso por superarse los unos a los otros, al tiempo que Dani entraba a boxes, al final de la vuelta 19. El #23 mantenía casi dos segundos sobre Rocki, quien continuaba segundo.

Dirección de Carrera hizo gala de una cierta tontería al estudiar la legalidad de la magnífica lucha entre Wittmann y Rast, en la zona media del trazado, en la vuelta 22, dando una advertencia al de BMW por forzar a su rival fuera de la pista. Si se quieren luchas en pista, hay que dejar que los pilotos luchen.

Paul Di Resta

Mientras tanto, otro tapón creado por Frijns, contra Pascal Wehrlein y Eng, perjudicó nuevamente el ritmo de Paffett. La situación se creó por el adelantamiento con contacto de Wehrlein a Paffett en Remus, que dejó al inglés último de ese grupo de cuatro. Obligado a conservar, y con el coche tocado por el incidente de la primera vuelta, Paffett se quedó a verlas venir.

En cabeza, Dani seguía manteniendo dos segundos sobre Rocki, pero el catalán no se fiaba y seguía marcando vueltas a un ritmo alto, evitando que el alemán entrase en su DRS, ya que el #99 tenía todas las activaciones disponibles.

Philipp Eng

En ese punto, Rast -tercero de la general- se mantenía cuarto, por detrás de Wittmann, mientras que Di Resta era sexto y Paffett estaba fuera de los puntos. Con ello, el campeón de 2017 recuperaba 12 puntos a Paffett, y si Glock lograba superar a Di Resta, Rast recortaría en 6 su desventaja con el escocés.

Sin embargo, el intento de adelantamiento de Rast sobre Wittmann se saldó con el de BMW ahogando al de Audi en Remus, lo que abrió la puerta para que se colase Di Resta en la quinta posición, con Rast sexto.

Edo Mortara

A seis minutos para el final, Glock se retiró y dejó el coche en la entrada de la última doble curva antes de meta. Ello obligó al SC a salir de nuevo, pero sólo duró una vuelta. Con ello, Dani Juncadella vio amenazada su más que posible victoria hasta ese punto.

En esta ocasión sí que se salió en modo ‘IndyCar’, cuando quedaban dos vueltas para el final. Dani salió bien, aunque fue investigado por su comportamiento durante la resalida, en la que Rast superó a Di Resta. Por detrás, Wittmann creó una lucha muy dura en el grupo de cola, con su tendencia a ahogar las trayectorias de los demás.

Mike Rockenfeller

La bomba cayó a final de carrera, con un ‘drive-through’ a Juncadella por no seguir el protocolo de la resalida. En el lío de la última vuelta, aunque Dani entró primero a meta, seria posteriormente sancionado, y Rocki dejó pasar a Rast para coger el máximo de puntos.

Así pues Rast ganó la carrera, seguido por Rocki, Müller, con Di Resta y Paffett décimo. Ello deja a Di Resta primero con 216 puntos, Paffett con 207 y Rast con 176.

René Rast

Desgraciadamente, Juncadella acabó finalmente en decimocuarta posición al sumarle 30 segundos a su tiempo final.