Inicio Motorsport Victoria inesperada de Paul Di Resta

Victoria inesperada de Paul Di Resta

Tras una clasificación en que los Audi habían copado seis de las siete primeras posiciones, parecía que los de Ingolstadt lo tenían todo de cara para arrasar en la primera manga del DTM 2017 en Hungría. Pero la realidad ha sido distinta.

En la salida, René Rast mantuvo el exterior en la primera curva, pese al acoso de Jamie Green, y su temple acabó ayudando a Mattias Ekstrom a meterse por el interior en la curva 2, por lo que Green acabó la primera vuelta tercero.

Ya entonces, Bruno Spengler entró a cambiar gomas e intentar replicar la estrategia que tan bien les fue a Ekstrom y Rockenfeller en Lausitzring.

El trío de cabeza estaba separado por 1,1 segundos, mientras Rocki y Augusto Farfus eran sus más inmediatos perseguidres. Hacia la vuelta 6, Rast estaba a punto de salir de la zona de DRS de Ekström, cosa que logró al cabo de un par de giros, al tiempo que Green perdía alguna dećima, quizá para economizar gomas.

Un toque en la curva 2 de la primera vuelta entre los pilotos de BMW Maxime Martin y Tom Blomqvist acabó provocando el abandono del primero al inicio de la vuelta 8, y al parar el coche en una zona peligrosa -algo que no agradó a muchos de sus rivales-, obligó al Coche de Seguridad (SC) a salir. Algunos de los pilotos que optaron por cambiar de gomas entonces fueron Paul Di Resta, Timo Glock y, de nuevo, Spengler.

La acción se reanudó en la vuelta 11, y Ekström repitió con Rast lo mismo que éste hizo con Green al principio: tomar el exterior de la primera curva para ganarle la posición. Pocos segundos después, saltó la sorpresa, ya que Nico Müller se tocó con Auer y Farfus, y los tres hicieron un trompo, en una acción que más tarde se comprobó que fue iniciada por Loïc Duval, quien recibió 30 segundos de penalización -equivalente a un ‘Drive Through’-. El líder del campeonato se reincorporó en la última posición.

En la vuelta 13, Ekström lideraba por un escaso margen sobre Rast, Green y Rockenfeller, mientras el quinto clasificado era Duval, aunque a más de dos segundos del grupo.

Cuatro giros después, Ekström y Rocki entraron a cambiar gomas, volviendo a pista octavo y noveno, respectivamente, mientras en cabeza, Rast -líder provisional- se despegaba un poco de Green. A falta de 23 minutos, estos dos pilotos tenían como perseguidores a Di Resta, Glock y Spengler. Green decidió entrar a continuación, pero se vio superado por Eckie y Rockenfeller. Rast entró una vuelta después, y le pasó igual que a Green.

De hecho, Rockenfeller había estado acosando a Ekström durante las tres vueltas precedentes y poco después de superar ambos a Rast, el campeón de 2013 superaba al actual campeón del mundo de rallycross.

Así las cosas, Di Resta, Glock y Spengler lideraban la prueba, mientras Rocki era quinto a 15,8 segundos, a falta de 15 minutos para acabar la manga.

En cabeza, las cosas se mantuvieron estables, ya que el ritmo de Di Resta fue suficiente como para mantener a Glock por detrás. No obstante, Spengler veía cómo Rockenfeller se le acercaba sin remedio, al rodar a una media de un segundo por vuelta más veloz que el líder.

Empezado el último giro, el de BMW parecía que podía sucumbir al empuje del Audi amarillo y verde, pero el canadiense situó su coche en el centro de la trazada y el intento de Rockenfeller de salir más por el interior le salió mal, siéndole imposible llegar al podio.

Tras Di Resta (padre por segunda vez esta semana), Glock, Spengler y Rockenfeller, llegaron Ekström, Rast y Green. Auer no puntuó tras finalizar duodécimo.

Pero hubo una reclamación… contra la séptima plaza de Jamie Green que le daba puntos suficientes para situarse segundo provisional en el campeonato en ese instante, a sólo 8 de Auer.

Fue interpuesta por parte de Mercedes contra el Audi de Green a causa de una posible “solución” no acordada en el splitter delantero en el que habrían colocado silicona para dar una mayor consistencia a las siete piezas que contiene dicho elemento y “ganar” algo en eficiencia aerodinámica.

Los comisarios decidieron excluir a Green, una acción ante la que el equipo Audi presentó la consiguiente apelación. Por el momento hasta que no se resuelva la misma el piloto pierde su séptimo lugar y los 6 puntos que había sumado en dicha carrera.

De esta forma el campeonato a la espera de esa decisión final tiene a Lucas Auer cómo líder con 69 puntos, Green tiene ahora 55 y tercero se ha situado Rockenfeller, con 53, mientras Gary Paffett cuenta con 52 y Glock con 43.

Los lastres que los equipos llevarán para la prueba de mañana son los siguientes

Audi: 1.120 kilos
BMW: 1.115 kilos
Mercedes: 1.125 kilos

 

 

Artículo anteriorY el DTM cambió su reglamento…
Artículo siguienteEspectacular triunfo de Álex Toril en la Le Mans Cup
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor