Inicio Motorsport Y el DTM cambió su reglamento…

Y el DTM cambió su reglamento…

Como sabéis los que seguís esta página, en particular, y el DTM, en general, una de las normas más peculiares, aunque efectivas, del reglamento del certamen germano era la de los lastres: en clasificación, se cogía la vuelta ideal de cada marca y si la diferencia entre cada vuelta era superior o inferior a un determinado porcentaje, entonces se aplicaba el correspondiente lastre, en bloques de 2,5 kilos.

Pues bien, esa norma ha cambiado desde este fin de semana, en Hungría.

Como aclaración, las marcas ya habían acordado antes de empezar la temporada que revisarían la normativa de los lastres, en caso de que las novedades deportivas y técnicas provocasen que la clasificación no fuese tan crucial como hasta ahora para el resultado final de una prueba. Los cambios para 2017 se introdujeron para dar más importancia al piloto y a las prestaciones en carrera, y al surtir efecto, se ha decidido adaptar el proceso de aplicación de los lastres.

A partir de ahora, para centrarse en las prestaciones de carrera, se cogerán los 28 mejores tiempos de cada piloto en una carrera, y de esos 28 se hará una media. Es decir, cada piloto tendrá una vuelta media. En total habrá 18 vueltas medias.

Entonces, de las dos mejores vueltas medias de cada marca se hará una media definitiva. Finalmente, con esas tres vueltas medias definitivas (una por marca, esto es) se aplicará el lastre al igual que se hacía hasta ahora: si la diferencia entre cada vuelta es superior o inferior a un determinado porcentaje (entre el 0,1 y el 02%), entonces se aplicará el correspondiente lastre, en bloques de 2,5 kilos.

En Norisring, como la vuelta es más corta, se cogerán las 48 mejores vueltas de cada piloto, no las 28 mejores.

Aunque es en inglés, aquí tenéis el enlace a la web del DTM donde se explican todos los escenarios posibles con el mencionado porcentaje del 0,1 y 0,2%.

https://goo.gl/fKT7WS

 

Artículo anteriorPrograma 161   15-06-2017
Artículo siguienteVictoria inesperada de Paul Di Resta
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor