Inicio Noticias Camatte Toyota, diversión familiar

Camatte Toyota, diversión familiar

salon_del_juguete_5

Toyota Motor Corporation (TMC) presenta, en el Salón Internacional del Juguete de Tokio 2015, su nueva experiencia interactiva para las familias: el vehículo Camatte Vision.

Es la forma definitiva de experimentar la línea de conceptos de exploración Camatte de Toyota, para romper con los límites tradicionales de la forma en que los niños juegan con los vehículos.

El objetivo es que los niños y sus padres compartan el asombro y la emoción infantiles por los coches y los camiones.  Bólidos veloces como un rayo, ambulancias salvadoras de vidas, robustos camiones grúa de construcción y muchos más están disponibles.

Gracias a una innovadora aplicación de realidad aumentada para tabletas, se podrá ver qué aspecto tendrían las familias en una combinación prácticamente ilimitada de tipos y colores de vehículos.

salon_del_juguete_4

Por supuesto, la diversión no se queda en el mundo virtual: la más reciente manifestación física de la familia Toyota Camatte, el Hajime, estará expuesta para que las familias puedan explorarla de primera mano.

A pesar de que “Hajime” significa “comienzo” en japonés, en realidad se trata del sexto miembro de la familia Camatte de Toyota, tras los pasos del Sora, Daichi, Takumi, 57s y 57s Sports, presentados en anteriores Salones del Juguete de Tokio.

El nombre del Hajime hace referencia a que la diversión no ha hecho más que comenzar con el prototipo Camatte, y que hay mucho más por llegar.

Partiendo del carácter personalizable y el espíritu divertido del Toyota Camatte,  el Hajime contará con los paneles exteriores intercambiables habituales del Camatte, así como con asientos y pedales ajustables para que los niños puedan sentarse al volante con sus padres muy cerca, en los asientos de atrás.

 

Artículo anteriorLo mejor de las 24H de Le Mans 2015
Artículo siguienteAlpine Celebration, listo para el 2016
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor