Inicio Noticias Carlos Sainz ya conduce su Peugeot 2008 Edición Especial

Carlos Sainz ya conduce su Peugeot 2008 Edición Especial

SainzMarques2008

Carlos Sainz ha recibido las llaves de su Peugeot 2008 GT Line. Se trata de una de las 150 unidades de la serie limitada y numerada que la marca ha lanzado en España como reconocimiento a su carrera: el Peugeot 2008 GT Line by Carlos Sainz. Se trata de una serie especial limitada que se lanza, sólo en el mercado español, como homenaje a su trayectoria deportiva.

El Peugeot 2008 GT Line by Carlos Sainz, asociado al motor gasolina 1.2L PureTech 130 CV, añade elementos exclusivos al acabado tope de gama de este modelo, como techo solar, llantas de 17” Full Black o un alerón trasero de diseño específico. Esta serie limitada ya puede reservarse en la web http://ofertas.peugeot.es/ofertas-exclusivas/peugeot-2008/gt-line/carlos-sainz/

El Peugeot 2008, del que se ha lanzado recientemente su nueva generación, es un SUV compacto que aporta a este segmento un diseño atractivo, las cualidades “off road” de su suspensión sobreelevada y el Grip Control y la eficiencia de los motores gasolina PureTech y diésel BlueHDi.

“Como amante del motor es siempre un placer poder estrenar un coche, más si tiene el diseño, el confort y la deportividad de este Peugeot 2008 GT Line by Carlos Sainz. Para mí es todo un honor que un vehículo tan especial lleve mi nombre: es un detalle que agradezco de corazón a Peugeot”, ha declarado Carlos Sainz.

 

Artículo anteriorLaFerrari cabrio, edición limitada y agotada
Artículo siguienteEl Citroën C1 estrena acabados y color
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor