Inicio Noticias El lado oscuro y la seguridad en las bicicletas

El lado oscuro y la seguridad en las bicicletas

dankhelm_fra

“La saga continúa gracias al casco. Es válido en todas las galaxias y también en las bicicletas”, señala el texto que acompaña a la figura del villano de Star Wars y que ahora tiene la delicada misión de proteger la vida de un amplio sector de la población en Alemania que circula en bicicletas.

Las estadísticas que maneja el Ministerio de Transportes alemán indican que unos 30 millones de alemanes utilizan las bicicletas como medio de transporte. Una costumbre que ha convencido al titular del ramo, el socialcristiano Alexander Dobrindt, para impulsar una campaña inédita y novedosa con la que pretende impedir accidentes trágicos, sobre todo entre niños y jóvenes que son usuarios muy habituales de las bicicletas.

Para promover este hábito, el ministerio sorteará 1.000 cascos entre quienes se dejen fotografiar ante el cartel y envien un twitter con el hashtag #dankhelm.

Aunque el uso del casco, una medida que no es obligatoria en Alemania, sigue aumentando año tras año, el ministerio cree que queda mucho por hacer. Al menos un 17% de los ciclistas utilizan este elemento de seguridad, un porcentaje que aumenta al 69% entre niños de 6 a 10 años cuando circulan con sus bicicletas.

 

 

 

 

 

Artículo anterior39 Rallye Avilés Histórico, Alonso gana en casa
Artículo siguienteSPECTRE, primer tráiler oficial
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor