Inicio Noticias Jordi Roca crea un helado para Citroën

Jordi Roca crea un helado para Citroën

Jordi Roca, el mejor repostero del mundo y chef tres estrellas Michelin, ha creado para Citroën el primer helado inspirado en un SUV. Una alianza de altura que se ha materializado con motivo del lanzamiento en España del Nuevo SUV Compacto Citroën C3 Aircross.

El sorprendente proceso creativo de Roca para Citroën tiene como resultado una edición especial de helados al más puro estilo Rocambolesc Gelateria, basada en las características de este SUV Compacto de nueva generación y en sus infinitas posibilidades.

La creatividad, originalidad y frescura de este genio de los fogones se une a la emblemática personalidad del coche que no dejará indiferente a nadie.

 

Las ocho tonalidades de carrocería bañarán los helados en colores de Rocambolesc como el Beige Sable, el Cosmic Silver, el Rojo Pasión o el Breathing Blue; los tres colores del techo se pueden saborear con las propuestas Negro Tinta, Blanco Natural y Naranja Spicy.

Además, Roca ha diseñado también un helado distinto para cada posibilidad que ofrece el Grip Control del nuevo SUV de Citroën. Así, la conducción en nieve se podrá degustar con un delicioso helado de coco rallado y yogurt liofilizado, en arena con un delicioso sable de mantequilla, y para conducir sobre barro, a través de las sensaciones únicas del garnache de chocolate cara crakine en textura untuosa.

Otros sorprendentes ingredientes como el humo, carbón de reyes, sésamo negro, rosa, cúrcuma y plata forman parte de la propuesta de Roca para Citroën.

Artículo anteriorAudi RS4 Avant, el retorno de un icono
Artículo siguienteMercedes AMG Project One, sin palabras…
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor