Inicio Novedades Bugatti Baby II, exclusividad a escala del Type 35

Bugatti Baby II, exclusividad a escala del Type 35

Bugatti ha creado el Baby II para los más jóvenes apasionados por la marca.

Bugatti aprovechó el Salón de Ginebra del pasado año 2019 para anunciar que tenía la intención de volver a construir el famoso “Bugatti Baby”. Un modelo a escala para niños del famoso Type 35 que hizo las delicias de los que pudieron comprarlo a mediados de los años 30 del siglo pasado.

Ahora ya es una realidad y se han fabricado con propulsor eléctrico en colaboración con la empresa británica “The Little Car Company”.

No sólo para niños

El original Bugatti Baby se creó en el año 1926 cuando Ettore Bugatti y su hijo Jean decidieron construir en modelo a escala del conocido Type 35 para el pequeño de la saga, Roland, como regalo en su cuarto cumpleaños.

La idea inicial era fabricar un solo modelo, pero fue tal la acogida que tuvo que finalmente Bugatti decidió producirlo en pequeñas series y lo puso a la venta entre 1927 y 1936, completando un total de 500 unidades que hoy en día siguen siendo una de las piezas más buscadas por los coleccionistas de automóviles.

El Bugatti Baby original era un modelo realizado a escala 50% de la versión original, y los niños mayores de 8 años ya tenían dificultades para entrar en el mismo. Por eso ahora con el lanzamiento del denominado Bugatti Baby II se ha decidido ampliar la escala de fabricación llegando al 75% de la misma. Así podrán acceder al interior niños pero también jóvenes adolescentes.

El actual presidente de la marca, Stephan Winkelmann ha sido el encargado de explicar la filosofía de este nuevo modelo: “Nosotros vamos a continuar con la tradición marcada por Ettore con el lanzamiento del nuevo Bugatti Baby II. Por eso hemos decidido colaborar con The Little Car Company, ya que ellos tienen una amplia experiencia y comparten los mismos valores que nuestra marca. Desde ahora invitamos a la nueva generación de jóvenes entusiastas que descubran el maravilloso mundo de Bugatti“.

3 versiones disponibles

Se ha creado una gama de 3 versiones distintas para el Bugatti Baby II

  • Modelo Base, fabricado en resina con una batería de 1,4kWh
  • Modelo Vitesse, fabricado en fibra de carbono con una batería de 2,8kWh, y una llave “Speed Key” como la de su hermano mayor el Chiron, para desbloquear la velocidad máxima.
  • Modelo Pur Sang, especial para coleccionistas fabricado a mano en aluminio con el mismo propulsor que la versión Vitesse. Cada una de las piezas de aluminio se han trabajado y elaborado manualmente durante 200 horas.

Todos ellos con tracción trasera, frenos hidráulicos y distintos modos de conducción a elegir.

De esta forma si optamos por comprar el modelo base tendremos dos modos de conducción, el llamado Novice que está limitado a 20km/h y 1KW de potencia, mientras que el Expert nos permite alcanzar los 45km/h y los 4,5kW.

Si nuestra elección se decanta por los modelos altos de gama, entonces además de las versiones Novice y Expert nos encontraremos con una mejora de las prestaciones gracias a la famosa “Speed Key” de Bugatti. Con ella podemos desbloquear la versión “extra” que nos dejará alcanzar una potencia de 10kW para un peso no superior a los 230Kg en total.

Al volante del Vitesse o del Pur Sang se podrá entonces aprovechar al máximo las prestaciones de los neumáticos Michelin y circular a una velocidad máxima de 70km/h. Algunos aseguran que este Bugatti Baby II puede acelerar de 0 a 60 km/h en menos de 6 segundos.

Detalles de máxima calidad

El panel de instrumentación es una verdadera réplica del Type 35 con algunas adaptaciones a los tiempos modernos. En lugar del medidor de combustible encontramos el de la batería, y el del aceite se ha convertido en el de la potencia.

El volante es un “calco” del original de cuatro radios pero con un sistema más cómodo de extracción para poder acceder al interior. Los pedales son ajustables y fabricados en aluminio con las siglas “EB” grabadas en ellos. La original bomba manual para el combustible se ha convertido ahora en el selector de velocidades: adelante, neutro, marcha atrás.

El tablero central también es de aluminio como el original del Type 35, y el boton con las siglas “EB” sirve para accionar los faros LED, los intermitentes y las luces de cruce. En el centro de la parrilla delantera encontramos el famoso logo de Bugatti, el conocido como “Macaron”, fabricado en plata y también a escala del 75% respecto al que equipa el actual Chiron.

El coche puede elegirse en distintos colores tanto de carrocería como en su interior, y si se desea hay la opción de configurar todos los detalles a medida en la página web que la marca ha creado para este modelo: www.BugattiBaby.com.

Precios a escala

Los propietarios del Bugatti Baby II recibirán un carnet especial que les acredita como miembros del The Little Car Club y del Bugatti Owner’s Club, para que los padres e hijos puedan asistir a eventos especiales y a circuitos en los que poner a prueba sus habilidades al volante del modelo.

Antes por supuesto deberán haber realizado la reserva y posteriormente la compra de una de las tres versiones disponibles del Bugatti Baby II.

El precio del modelo base empieza en los 30.000€. Si optamos por el Vitesse entonces la cifra empieza en los 43.500€, y si queremos ser uno de los exclusivos propietarios de un Pur Sang el precio sube hasta los 58.500€ de partida.

Artículo anteriorImola servirá de “laboratorio” para la F1 del 2022
Artículo siguienteNeumáticos 2021 en los GP de Silverstone y Barcelona
Periodista. Nacido en plena XX Edición de la Subida en cuesta a Montserrat estaba predestinado a ser un apasionado del motor. Más de 30 años dedicado a la Radio, TV, prensa escrita y ahora inmerso en la era digital. Defensa central (ya retirado) en los partidos amistosos de fútbol junto al irrepetible "Káiser" los jueves de Gran Premio en cualquier rincón del mundo. Tras "dejarse" la voz junto a Jesús Fraile en TVE y tener la fortuna de narrar ambos la primera victoria de Alonso en Hungría 2003, decidió que debía dedicarla durante años también al "doblaje". Desde 2014 PitLane para él es mucho más que un programa de motor